SD Huesca

La SD Huesca busca tres puntos para seguir remando

Los azulgranas reciben al Valladolid con la necesidad de hacer bueno el empate de Anoeta y con la opción de repetir el esquema con tres centrales.

Chimy Ávila celebra una acción durante el entrenamiento del jueves.
Chimy Ávila celebra una acción durante el entrenamiento del jueves.
SD Huesca

De apelar a los sentimientos y las sensaciones, a hablar de argumentos futbolísticos sobre el terreno de juego. El empate a cero de la semana pasada frente a la Real Sociedad ha cambiado el discurso de la Sociedad Deportiva Huesca. El hecho de no recibir ningún gol por primera vez en toda la temporada y conseguirlo, además, contra uno de los equipos que más en forma había comenzado 2019, ha cargado de razones al vestuario azulgrana para seguir creyendo en la salvación. Lo ha hecho, paradójicamente, a pesar de que la distancia con la línea de la permanencia ha aumentado; ahora es de once puntos y la marca el Rayo Vallecano, el conjunto que hasta no hace mucho le acompañaba en el fondo de la tabla. Por ello, el duelo de esta noche en El Alcoraz frente al Valladolid (21.00) ha quedado revestido de la mayor importancia.

[Siga aquí en directo el partido entre la SD Huesca y el Valladolid]

Sumar los tres puntos cargaría de razones a Francisco Rodríguez y los suyos, metería en problemas a los pucelanos, rival directo por continuar en Primera División, y presionaría al resto de conjuntos hundidos en la zona baja de la tabla en una jornada 22 en la que cuatro de ellos se enfrentan entre sí, el Villarreal recibe al Espanyol y el Rayo, al Leganés. Por ello, el técnico almeriense no rehuye de calificar el choque como de final, otra más, eso sí, y desde el club se anima a que la afición vuelva a estar apoyando al equipo. Para ello, desde las 18.30 ofrecerá comida y bebida gratis en el campo.

En Anoeta, los azulgranas regresaron a los tres centrales, una medida que ya había sido adoptada por el técnico al inicio de su etapa en Huesca. Dio resultado y el equipo se mostró como un bloque sólido y compacto. Ahora, el esquema se podría repetir, aunque dándole un mayor carácter ofensivo. De ahí que Javi Galán, que el jueves entrenó por primera vez con sus nuevos compañeros tras dejar el Córdoba, de Segunda División, pueda debutar en la élite del fútbol español en el lateral izquierdo como titular. El pacense, que también se desempeña como extremo, dotaría de más proyección a una banda que en San Sebastián cubrió Akapo, que a lo largo de los últimos días ha estado renqueante por unos problemas en la rodilla.

Los otros diez serían los mismos que cinco días atrás, Santamaría bajo palos, con Miramón por la derecha y Etxeita, Insua y Pulido actuando de centrales. En la medular se situarían Yangel Herrera, Rivera y Moi Gómez, y arriba formarían pareja atacante Cucho Hernández y Enric Gallego.

Enfrente, se encontrarán con otro recién ascendido. El Valladolid, que hasta la fecha nunca ha ganado en un partido de Liga en El Alcoraz, es decimotercero a cuatro puntos del descenso. Un buen arranque de temporada con cuatro victorias consecutivas entre las jornadas seis y nueve, dentro de una racha que incluyó el 1-0 con los azulgranas que le acabó costando el puesto a Leo Franco, le ha permitido manejarse hasta el momento con cierta comodidad en la tabla. Es un visitante peligroso, no en vano 14 de sus 25 puntos los ha sumado lejos del José Zorrilla, y, al igual que al Huesca, le cuesta marcar goles. Lleva 19 por 17 de los oscenses. Se presenta tras ganar al Celta con un 2-1 y después de un mercado de invierno también movido en los despachos presididos por Ronaldo Nazario de Lima. Entre lo más destacado, la llegada de Sergi Guardiola, que ya se estrenó ante los gallegos.

Etiquetas
Comentarios