Despliega el menú
SD Huesca

El Huesca se rearma para Cádiz

Rubi podrá contar con los mediapuntas Melero y Moi Gómez y el lateral derecho Alexander González. La recuperación o no de Akapo y de Íñigo López está pendiente, con Rulo Prieto fuera por un esguince.

Gonzalo Melero, tras dos partidos de sanción, volverá a portar el brazalete de capitán en sustitución de Camacho.
El Huesca se rearma para Cádiz
RAFAEL GOBANTES

Perdido el liderato y también perdida la imbatibilidad de El Alcoraz, tras ceder contra el Sporting de Gijón (0-2), la Sociedad Deportiva Huesca encara una semana de altísima trascendencia con la visita el próximo lunes al Ramón de Carranza (21.00). Allí le aguardará el Cádiz, tercero en la tabla con 54 capturas. En la disputa: nada y más y nada menos que la plaza en ascenso directo que está en posesión del equipo altoaragonés desde la jornada 13. Ahora sería un billete de subida como segundo clasificado, empatado a puntos (57) con el nuevo acreedor del bastón de mando de la categoría de plata, el Rayo Vallecano. El Huesca llegará a la capital gaditana inmerso en su peor etapa de la temporada, con cinco jornadas sin conocer la victoria que han dilapidado su renta y obliga a los de Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’ a una reacción urgente para mantener la fuerza de su candidatura a la gloria. Para tal fin, y después de dejar atrás una incesante plaga de ausencias a base de lesiones y sanciones, el conjunto azulgrana va a rearmarse gracias a la incorporación de al menos tres futbolistas que no pudieron entrar en la convocatoria para el Sporting.

Son además jugadores con mucho peso en los planteamientos del técnico, por lo que es una gran noticia de cara a la búsqueda de esa victoria que ponga freno a la caída y restituya las constantes vitales al otrora Huesca sólido, alegre y vertical que maravilló a base de buen fútbol y goles en varias fases del campeonato. Disponer de los mediapuntas Gonzalo Melero y Moi Gómez y del lateral derecho Alexander González permitirá a Rubi alinear un once tipo en el Carranza. Sea con unos nombres u otros, el barcelonés presentará contra el Cádiz una formación titular plenamente reconocible, lo que en el argot balompédico se denomina once de gala. Este hecho es desconocido para el Huesca en sus últimos compromisos, ligueros donde el enjambre de ausencias le ha mermado y le ha terminado afectando en demasía.

La media de víctimas azulgranas ha rondado los cinco jugadores por encuentro en los anteriores siete, elevada cifra que ha imposibilitado a Rubi disponer de todo su potencial o, como mínimo, salvaguardar el esqueleto principal para mantener el empuje que mostró la escuadra aragonesa en un fulgurante inicio de la segunda vuelta. Dio entonces continuidad el Huesca a su aposentamiento en el ático clasificatorio, en base a cinco victorias seguidas que le dispararon a la cima; llegó a situarse once puntos por encima del tercer clasificado –jornada 26–. Con dos empates en cinco semanas como única cosecha, el enorme hueco ha ido menguando hasta convertirse en un pequeño agujero de solo tres puntos respecto precisamente al próximo enemigo, el Cádiz. Los amarillos, tras perder 1-0 en El Alcoraz, cuentan con la oportunidad de descabalgar a los oscenses de su puesto de privilegio para la entrada directa a Primera. Eso, claro, en el caso de continuar la dinámica negativa. Porque si el Huesca es capaz de venirse arriba en medio del ruidoso ambiente del Ramón de Carranza, si es capaz de conseguir la victoria –lo que solo ha logrado Osasuna el presente curso–, el hoyo se reabrirá hasta devolver un considerable margen de 6 puntos.

Melero y Alexander González estarán seguro en la foto de rigor previa al partido de Cádiz. El primero se ha perdido los dos últimos choques por culpa de su roja directa contra el Almería y que, a continuación, no progresaran los recursos que el club azulgrana elevó tanto al Comité de Apelación como al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD). De este modo, el retorno del capitán será también el regreso del máximo goleador hasta la fecha con doce dianas. Rubi introducirá también a Alexander en el flanco derecho de la defensa, que quedó desguarnecido contra el Sporting al unirse su baja a la de Akapo. Kilian fue el elegido por el técnico, quien optó por adherir un extra de velocidad en banda en lugar de los mayores conocimientos defensivos de Luso Delgado.

Además, se produjo el lunes la vuelta más esperada, la del delantero colombiano Cucho Hernández. Pese a no marcar, su buena actuación, en la que se incluyó un disparo contra la cruceta, aporta al Huesca un punto de tranquilidad y confianza en la que está siendo la etapa más titubeante. Jorge Pulido, el bastión de la zaga desde el eje central, regresó igualmente a la titularidad contra el Sporting, mientras que Álex Gallar dispuso de minutos –buenos minutos– en la recta final del choque tras superar una contractura muscular que le apartó del empate en Reus (0-0). Como Chimy Ávila no vio la quinta amarilla, queda pendiente para la recuperación total de efectivos la vuelta o no de Akapo –e Íñigo López–. Rulo Prieto, único descartado por un esguince de tobillo.

Etiquetas
Comentarios