Despliega el menú
Real Zaragoza

Láinez insiste en su propuesta de compra

Amparado por un empresario alemán y capital holandés, apuesta por hacerse con el Real Zaragoza.

Zalba y Lainez, a la derecha de la imagen
"Vamos a investigar la gestión de Agapito"
OLIVER DUCH

Empresario alemán con capital holandés; y dedicado al material deportivo. Es la nueva vía por la que se conduce la negociación para la venta del Real Zaragoza, que este lunes cumplió un nuevo capítulo. Es Javier Láinez, exdirectivo del club e inquieto promotor de iniciativas para intentar llegar a un acuerdo con Agapito Iglesias, el que impulsa el proyecto, que este lunes ha dado un paso más.

Láinez es una baza que nunca ha descartado Agapito Iglesias. Ya ha mantenido contactos con el entorno del constructor soriano y sigue adelante en el complejo entramado que suponen las conversaciones para intentar cerrar la compra de la entidad. Busca también amparo institucional.

El proceso se encuentra muy enrevesado. Tras el avance manifestado la semana pasada por la propuesta empresarial que abandera Mariano Casasnovas, ahora parece que es Láinez el que quiere llevar la batuta en el proceso negociador. El exdirectivo llegó al proceso de venta amparado por una opción de capital azteca. Sin embargo, un giro inesperado en las conversaciones le ha llevado a hacerse cabeza visible de la opción alemana, con ramificaciones en Holanda, que parece ahora la más viable. Dentro de le enorme dificultad que supone dar un paso en este proceso. Porque nadie puede saber qué es lo que va a hacer Agapito.

El dueño mueve sus fichas. Y no descarta introducir en la negociación otras opciones que podrían resultar atractivas para un empresario extranjero. Aún le quedan alternativas al constructor, a pesar de su compleja situación profesional: el Real Zaragoza y, por ejemplo, la nave de Decathlon. De eso se trataría en las negociaciones que mantiene el entorno de Láinez con su propio grupo inversor y, a su vez, con Agapito Iglesias.

Un problema que ha de resolver el encuentro es el papel de Javier Láinez en el organigrama futuro de la entidad blanquilla. El soriano no está por la labor de ver al exdirectivo, muy crítico con los años de gestión del actual propietario, como cabeza visible del club aragonés.

Queda en la recámara el trabajo desarrollado por el grupo de Mariano Casasnovas. La opción sigue adelante para conformar este cara a cara en el que parece vivir la operación de compra por el Real Zaragoza. Casasnovas se había adelantado en el camino de negociación. El no haber logrado cerrar un acuerdo de compra ha sido un obstáculo para que se materialice la posible iniciativa. Pero sigue en la carrera, amparado por el grupo de empresarios aragoneses.

La que parece haber descabalgado es la iniciativa que plantea Javier Subirats con el grupo ruso Zolotaya. Las conversaciones se habían iniciado con Javier Bazaco, pero parece haber perdido mucha velocidad. Este grupo inversor ya perdió la opción de compra del Valencia.

Todo sigue en manos de los designios de Agapito.

Etiquetas