Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Escribá se olvida de Francés

En Burgos, el defensa canterano volvió a ser suplente. Todavía no ha jugado en liga desde la llegada del nuevo técnico.

Francés, durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva.
Francés, durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva.
francisco jiménez

La llegada de Fran Escribá al banquillo ha instalado en el ostracismo a Alejandro Francés. El entrenador valenciano ha prescindido del defensa canterano en los dos compromisos ligueros que ha dirigido hasta la fecha, abriendo un debate que se recrudeció este domingo debido a la inseguridad defensiva exhibida por el equipo.

Francés está en perfectas condiciones físicas. Su suplencia es pura decisión técnica. Y atendiendo al rendimiento ofrecido por Lluís López, tan dubitativo como poco contundente en los duelos, cuesta comprender que se mantenga en las alineaciones por delante del zaragozano.

Más aún, teniendo en cuenta la fiabilidad que sí solía demostrar la pareja formada por Francés y Jair. Una dupla que la pasada temporada -con Juan Ignacio Martínez- era casi inamovible, y en la presente ha ido perdiendo protagonismo.

Juan Carlos Carcedo la mantuvo en el inicio liguero, pero la lesión de Francés en la cuarta jornada le obligó a cambiar los planes. Lluís López entró en el once y ya no salió. Ya fuese en defensa de cuatro o de cinco, como la que el preparador riojano presentó en sus últimos partidos al frente del Real Zaragoza.

Después vino Fran Escribá, y el referido desuso de Francés. Venía de jugar contra el Tenerife, el Andorra y el Alavés, lo hizo también frente al Diocesano en la Copa del Rey, en un duelo en el que no cometió ningún error grosero que lo pudiera señalar, y ya no ha vuelto a disputar ni un solo minuto.

Su situación resulta chocante por el rol que se le presupone. El mensaje lanzado en verano por los nuevos gestores, ampliando su contrato y señalándolo como una de las piedras angulares del proyecto, dista mucho de ese segundo plano al que ha quedado relegado.

«No es una suplencia importante. Confío en su potencial y a lo mejor juega en Burgos», dijo Escribá antes de la visita a El Plantío, pero luego no lo puso de entrada ni tampoco en la recta final del encuentro, cuando su ingreso en el campo podría haber contribuido a afianzar el envite.

Mejora a Jair

Si por algo sobresale Alejandro Francés, es por su capacidad de concentración. Su figura sobresale en los duelos en el área, en las disputas individuales, y no suele tener despistes como los que este pasado domingo propiciaron los dos goles del Burgos.

El primero señaló a Lluís López, que durante la primera mitad ya había concedido alguna ocasión por falta de determinación en los despejes, y en el segundo fue Jair el que quedó retratado al romper el fuera de juego de Curro Sánchez tras un lapsus generalizado.

Sería injusto hablar de que con Alejandro Francés se hubiese ganado, pero sí se puede afirmar, sin tapujos, que hace mejorar a Jair Amador –y también viceversa– hasta el punto de formar una de las mejores parejas de centrales de la Segunda División española.

Está por ver si Fran Escribá persistirá en la idea de mantener a Lluís López en el once titular o rectificará en los siguientes compromisos. Empezando por el que el próximo sábado (16.15) traerá al Ibiza, colista de la categoría, a una Romareda que necesita celebrar al fin una victoria.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión