Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Más de la mitad de la plantilla del Real Zaragoza rechaza rebajarse el sueldo un 10%

El club maneja otras palancas con las que abrir margen económico para poder fichar un delantero centro en los últimos días de mercado 

El equipo zaragocista, en el entrenamiento de La Romareda.
El equipo zaragocista, en el entrenamiento de La Romareda.
Oliver Duch

La propuesta efectuada por Raúl Sanllehí, director general del Real Zaragoza, a cada uno de los componentes de la primera plantilla, de reducción del salario de un 10% y de incremento de la ficha de un 30% al término de la temporada, en función de diferentes objetivos deportivos, ha tenido hasta aquí de un grado de aceptación que no alcanza a la mitad de sus miembros.

Como se trata de negociaciones individuales, de revisión de las condiciones contractuales de cada uno de los futbolistas, y no de una negociación colectiva, ha quedado en la voluntad de cada jugador aceptar, o no, la oferta presentada por la sociedad anónima deportiva, que en estas últimas horas de mercado de verano busca espacio económico para poder fichar al menos un delantero centro.

Los emolumentos en variables que oferta Raúl Sanllehí hacen referencia a la consecución tanto de metas individuales como colectivas. En relación a estas últimas se contempla la entrada en el ‘play off’ de ascenso y el propio ascenso a Primera.

No es ésta, en todo caso, la única herramienta con la que el Real Zaragoza procura obtener margen para fichar en este tramo final de mercado estival. Raúl Sanllehí y Miguel Torrecilla, director deportivo, vuelven desde primera hora de esta mañana sobre los pasos de la operación salida.

Por el importe de las fichas que perciben, el foco está situado en Petrovic, Larrazabal y Juanjo Narváez, si bien Juan Carlos Carcedo está en la creencia de que el delantero colombiano es una pieza que puede recuperarse y entrar en los planes mollares del equipo.

Las negociaciones más avanzadas para cerrar una salida afectan al centrocampista serbio. Los altos ejecutivos del club, de hecho, esperan que esta operación pueda concretarse a lo largo de la jornada de hoy. Entienden que desde el pasado viernes se dan condiciones interesantes para las partes.

Más allá de las deseadas salidas y de la revisión de los contratos de los jugadores de la primera plantilla, el club también tiene puestos los ojos en la campaña de abonados, en especial en la jornada de hoy, después del regreso del periodo de vacaciones de numerosas familias aragonesas. Todo el incremento de ingresos, en relación a la campaña anterior, por compra de abonos tendrá una traducción directa en una mayor capacidad de gasto corriente a fecha de 1 de septiembre.

A este respecto, al Real Zaragoza, que roza ya los 25.000 abonados, le conviene que los interesados en renovar su carnet de socio lo hagan antes de que se alcance la hora de cierre del mercado.

Una cuarta palanca para poder acometer fichajes, y que están barajado los nuevos accionistas de la SAD, tiene naturaleza financiera. En sus trazos gruesos, la idea pasa por que los nuevos inversores reduzcan la deuda del concurso del Real Zaragoza mediante la compra de derechos de crédito de acreedores ordinarios. Fuentes consultadas por este periódico señalaron ayer que una reducción en las obligaciones de pago concursales para la próxima temporada también tiene su reflejo en la capacidad de gasto corriente para el siguiente ejercicio y, por consiguiente, en el techo de gasto en la plantilla.

La finalidad de este elenco de medidas no es otro que el ya sabido: dotar a la plantilla que entrena Juan Carlos Carcedo de un delantero centro puro que acompañe a Iván Azón en estos cometidos. Si los márgenes económicos dieran para más, cabría la incorporación de otro delantero. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión