Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Bouldini, uno de los delanteros que seduce al Real Zaragoza

Marroquí de 27 años, ha jugado la segunda vuelta en el Fuenlabrada cedido por el Santa Clara de Portugal. Media Segunda División tomó nota de sus siete goles en 17 partidos en un equipo limitado.

Bouldini, en un regate sobre Francés en el Real Zaragoza-Fuenlabrada de La Romareda el 11 de marzo.
Bouldini, en un regate sobre Francés en el Real Zaragoza-Fuenlabrada de La Romareda el 11 de marzo.
Oliver Duch

Mohamed Bouldini, marroquí de 26 años que jugó los últimos cuatro meses de la recién concluida liga en el Fuenlabrada cedido por el Santa Clara de Portugal, es uno de los delanteros que seduce al Real Zaragoza para reforzar la línea atacante y dotarla de gol en la temporada 22-23. Su club matriz, de la Primera División lusa, parece decidido a volver a cederlo y la experiencia de la división de plata española ha gustado al futbolista magrebí.

De hecho, sus 7 goles anotados en 17 apariciones con los fuenlabreños, resultado de un fútbol vistoso a título individual de este potente delantero centro, llamativo para todos los ojeadores que vieron al descendido equipo madrileño desde final de enero hasta mayo, lo han puesto en la agenda preferencial de varios equipos de Segunda División. El Real Zaragoza es uno de ellos y no parte mal colocado para optar a que Bouldini pueda ser uno de sus fichajes.

Porque con este ariete veloz, versátil y rematador se establece una fórmula con ecuaciones de dos incógnitas cuyo resultado puede salir positivo. Bouldini ha marcado esos siete goles en 17 partidos militando en un Fuenlabrada repleto de trampas para cualquier delantero. Un detalle: cuando él llegó al final del mercado invernal (22 de enero), los azules del sur de Madrid solo habían anotado 15 goles en 23 jornadas. Él marcó la mitad de esa cifra en las 19 restantes, sin jugar en dos de ellas.

Esa fórmula tiene en su planteamiento datos rotundos del ‘big data’: el Fuenlabrada ha sido el equipo que menos ha pisado el área de los 22 de Segunda en todo el año. Y también el que menos posesión del balón ha disfrutado en el global de la liga. Es el tercero que menos remates ha culminado en los 42 partidos y el cuarto que menos centros al área ha puesto en todo el torneo. El cotejo es evidente para los analistas, en este caso, del Real Zaragoza: si Bouldini ha sido capaz, en ese medio ambiente tan adverso, de marcar siete goles en 17 partidos (1.435 minutos) dentro de un equipo de semejante perfil tan pernicioso para un ariete puro... ¿qué será capaz de hacer este futbolista si se le inserta en un mecanismo atacante de mayor calidad, persistencia y dotación de balones potables en el área adversaria y alrededores?

.
.
HA

Esta tesis de búsqueda de un delantero centro goleador ya se hizo en el club zaragozano cuando se apostó de lleno por Luis Suárez, delantero colombiano oculto tras los matorrales del segundo o tercer escalón del fútbol profesional español en aquel Gimnástic de Tarragona que, como ahora el Fuenlabrada, también había descendido a Segunda B (hoy llamada Primera RFEF). Solo que, en el caso de Bouldini, el marroquí tiene más credeciales que Suárez, simplemente porque es más mayor (26 años por 21 que tenía el cafetero al venir) y arrastra una trayectoria.

Mohamed Bouldini ya fue máximo anotador de la Segunda de Portugal con el histórico Académica Coimbra, con 14 goles (más uno en la Copa), en la liga 20-21, hace dos cursos. Ahí rompió a hervir su fortaleza rematadora (en cualquier posición y formato, de cabeza o con ambos pies, en el área o llegando en las contras).

Por su entorno profesional y por la singularidad del Santa Clara es muy probable su colocación en España de nuevo. El Zaragoza aguarda... como media categoría de plata. La pugna es seria.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión