Real Zaragoza
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Girona-Real Zaragoza: con la zona de descenso en los talones

El equipo zaragocista visita este lunes al Girona (21.00), dos equipos muy apurados por su mala clasificación en este cierre de la jornada 12 de la liga. 

Juan Ignacio Martínez ‘Jim’, con Zapater y los demás jugadores, en el ensayo de La Romareda.
Juan Ignacio Martínez ‘Jim’, con Zapater y los demás jugadores, en el ensayo de La Romareda.
Francisco Jiménez

El Real Zaragoza tiene en la noche de este lunes una encomienda de alto rango, de enorme responsabilidad y de seguras secuelas a posteriori –bien positivas, o bien negativas– en la disputa de su partido de la jornada 12 en Gerona. El devenir de los acontecimientos ha llevado a que, en esta aleatoria decisión que siempre es que La Liga y las televisiones decidan que el cuadro zaragocista cierre de vez en cuando la jornada de turno en la noche del lunes, el bloque blanquillo y su rival, el Girona FC, coinciden esta vez en un estado de máxima urgencia clasificatoria. Ambos están en puntos de posición de descenso, en un estado de ansiedad que ya empieza a atraer nervios, dudas serias y fantasmas peligrosos cuando el torneo ya está en su segundo cuarto, casi pisando noviembre.

Once puntos tienen gerundenses y zaragocistas. Cuartos y quintos por la cola y, lo que es más peligroso conociendo ya los marcadores de este episodio duodédimo, los de delante han dado todos un respingo y, los más cercanos, se han aupado a los 14 puntos, también se han ido ya a los 15 o los 16. Una brecha que amenaza con ser considerable de no mediar una reacción propia inmediata.

El que gane esta noche en el campo de Montilivi se incorporará a esos que empiezan a huir del fango con algún triunfo reactivo, casos de la Real Sociedad B, el Ibiza, el Oviedo, el Burgos... Pero quien salga perdedor hoy en el norte de Cataluña quedará malparado de forma muy visible, lejos del primer asidero en la marejada de los últimos cuatro puestos de la clasificación.

Mucho ojo pues hoy quien caiga derrotado en Montilivi. Los partidos han dejado de ser ya ordinarios, blancos, inocuos. Esa fase inicial del torneo ha pasado y está ya derogada y desactivada. Para los torpes, los que se han quedado atrás, los últimos de la fila, empieza el baile con balas de verdad. Nada de fogueo. Como dice Juan Ignacio Martínez ‘Jim’, el técnico zaragocista, aquí ya no hay espacio para paños calientes ni excusas de malos pagadores.

Ganar, ganar o ganar. Esas son las tres alternativas. De lo contrario, los problemas crecerán de forma exponencial en los adentros del Real Zaragoza.

El Girona, siempre con vitola de ‘gallo’ en Segunda desde su caída de la élite hace 24 meses, está fallando también como una escopeta de feria. Si la gestión zaragocista viene lastrada por el rejonazo casi mortal del agapitismo desde hace ocho años, la de los catalanes tiene un roto serio en el último año y medio, con presupuestos muy bajos que parchean bajo unos atípicos criterios admitidos por La Liga. Unos y otros se ven fuera de sitio tan abajo en el ranquin, metidos en el jaleo de la permanencia en vez de pisar terrenos de proximidad al ascenso.

El Real Zaragoza llega a la cita tras siete empates consecutivos. Récord histórico. Son ocho en once jornadas como global. Un ritmo lento de suma, insuficiente, con final letal si no se deriva cuanto antes al camino de las victorias mayoritarias. El Girona salió entre semana de una crisis de tres derrotas enlazadas, venciendo 1-2 en Miranda, por lo que ha ganado pulso, calma y fe. Los aragoneses pierden por lesión a su mejor delantero –entre una mediocridad tremenda hasta hoy–, Narváez. Los gerundenses sufren el apagón del veterano Stuani, ahora incluso suplente. Es una noche tensa, en un campo que generalmente ha sido malo para los blanquillos, frente a un rival que sigue mantiendo nombres con brillo en la categoría, como Samu Sáiz, Borja García o el argentino Nahuel Bustos, su nueva referencia goleadora.

Jim debe y piensa remover de nuevo el once inicial, con músculo. Quizá con alguna sorpresa en pos de un golpe de timón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión