Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

El mensaje subliminal de Jim para marcar un objetivo de altura en esta liga

El técnico del Real Zaragoza insta a la plantilla a "sumar muchos puntos" y a "ganar muchos partidos" porque el equipo "no puede aspirar a la permanencia"... y coteja el final de la liga con el ascenso del Espanyol el año pasado.

Juan Ignacio Martínez 'Jim', con el índice hacia arriba, el pasado domingo en la victoria del Real Zaragoza en Alcorcón.
Juan Ignacio Martínez 'Jim', con el índice hacia arriba, el pasado domingo en la victoria del Real Zaragoza en Alcorcón.
Reyes/LOF

Juan Ignacio Martínez 'Jim' quiere que este año sea el revés del calvario que se vivió en Zaragoza el curso precedente. Su sueño, su objetivo, es pelear por el ascenso, aunque jamás vaya a nombrar tal palabra por pura superstición. Antes del segundo viaje consecutivo a Madrid, ayer dejó un mensaje subliminal que se inocula, al escucharlo, en cualquier implicado en el día a día del equipo.

«Hay que ganar en Fuenlabrada porque debemos ganar muchos partidos durante la liga. Se necesitan muchos puntos para estar arriba. Y el Real Zaragoza no puede aspirar a la permanencia. Se trata de sumar y sumar. Y mucho. Recuerdo que el Espanyol, en la pasada temporada, subió a Primera en La Romareda a finales de abril, una muestra de lo que cuesta todo», lanzó al aire con toda la intención el alicantino. La clasificación actual, 18º tras cuatro jornadas, debe ser a medio plazo mera anécdota según Jim.

El técnico ponderó asimismo el crucial detalle que tuvo lugar en Alcorcón y que, el curso anterior, no se dio ni una sola vez: que el Zaragoza remontara el marcador en contra para acabar ganando. Un paso adelante para salir de las inercias letales que tanto daño hicieron moralmente al equipo en aquel vía crucis salvado in extremis por Jim.

«Voltear el marcador y terminar venciendo en Alcorcón fue algo fundamental para la plantilla. El equipo ha de estar metido en el partido siempre, hasta el último segundo. Da igual que te marque un gol el rival, aunque sea el minuto 80. El domingo sucedió esa adversidad pronto y el fútbol nos puso a prueba. El estado de estrés que eso suponía el año pasado lo tuvimos que llevar a la práctica de nuevo. Esta vez, los futbolistas supieron interpretarlo bien y compitieron como debían para reponerse. La remontada significa un elogio grande para nuestros jugadores. No hay que deshacerse durante los 90 minutos, los partidos duran mucho tiempo y habrá que estar siempre activados. Vamos a intentar encajar gol primero en las menos ocasiones posibles pero, si sucede, no hay que romper nunca la estructura de equipo que tenemos, sobre todo en el apartado mental», instó Jim a los suyos, en otro lema de grandeza psicológica dedicado al grupo.

Hubo más. Martínez no quiere un equipo pequeño, timorato, como el del año pasado. «Con todo mi respeto a la categoría (la Segunda División), el Real Zaragoza tiene que ser un equipo que mande en los partidos. A mí me gusta ser protagonista, que mi equipo tenga la posesión del balón y que vaya a por el rival», remató.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión