Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Las salidas rápidas de Vuckic y Larrazabal, claves para la llegada de nuevos fichajes

En el corto plazo, el Real Zaragoza aún desconoce cuál va a ser su presupuesto definitivo para salarios y tiene comprometido casi todo el límite que La Liga le fiscaliza según las normas. Entre estos dos jugadores absorben alrededor de un millón de euros en fichas.

Larrazabal (número 23) y Vuckic, los dos a la derecha de la imagen, celebran el 0-2 conseguido por el Real Zaragoza el pasado sábado ante el Elche en San Pedro del Pinatar.
Larrazabal (número 23) y Vuckic, los dos a la derecha de la imagen, celebran el 0-2 conseguido por el Real Zaragoza el pasado sábado ante el Elche en San Pedro del Pinatar.
Méndez/LOF

En el corto plazo, si el Real Zaragoza quiere tener alguna opción de fichar e inscribir a nuevos fichajes, necesita dar salida a varios jugadores de los que pretende prescindir de cara a la próxima e inminente liga 21-22. Ha de soltar lastre para no romper con las normas de control salarial de La Liga (LFP). Y, en ese dibujo de situación a 29 de julio, a tan solo 15 días del comienzo de la nueva campaña oficial, las figuras de Haris Vuckic y Gaizka Larrazabal se convierten claves de bóveda para que el área deportiva que dirige Miguel Torrecilla pueda tener opciones de contratar nuevos fichajes antes de que arranque el nuevo torneo liguero. 

El Real Zaragoza aún desconoce cuál va a ser su presupuesto definitivo para salarios en la temporada 21-22. Como ya advirtió Torrecilla hace 20 días, en unas declaraciones emitidas por la propia SAD en sus medios de internet, está trabajando desde el principio de este singular verano con tres posibles cifras presupuestarias, hipótesis todas ellas hasta que la situación societaria se clarifique. 

Mientras tanto, el director deportivo sí que tiene una certeza: con la actual composición del vestuario profesional, el Real Zaragoza está ya bordeando el límite máximo que La Liga le permitiría si se acabase teniendo el más bajo de los topes estimados dentro del plan de trabajo en el que se mueve desde el 1 de junio Torrecilla. El ejecutivo sabe que tiene comprometido casi todo el volumen de euros que La Liga le fiscaliza al Real Zaragoza para su plantilla, según las normas establecidas.

Por eso, dar salida a Vuckic y Larrazabal es fundamental, decisivo, en estos momentos. Entre los dos jugadores absorben alrededor de un millón de euros en salarios (600+400, en números redondos). Y esto es un lastre irresoluble para el Real Zaragoza. Tanto que, si Torrecilla ejecutara algún fichaje nuevo en estos momentos, es posible que La Liga, llegadas las vísperas del inicio del torneo, en semana y media, no permitiera su inscripción ni la diligencia de su licencia (una circunstancia que se podrá dar en varios clubes de Primera y Segunda en un par de semanas, de no variar la composición actual de sus equipos a base de bajas). 

Los días, las semanas, se han ido echando encima del equipo mientras se esperaban las noticias relativas al cambio societario que está en marcha. Pasó junio y va a pasar julio. Ahora, Torrecilla, si quiere ejecutar fichajes de los que Juan Ignacio Martínez 'Jim', el entrenador, y algunos jugadores veteranos han sugerido como necesarios y urgentes para empezar la liga con solvencia, necesita plantearse como operaciones perentorias y de ejecución primera las salidas de futbolistas que liberen importantes cantidades de sueldos en el colectivo del vestuario. Y Vuckic y Larrazabal, entre otros, son los grandes candidatos a abandonar el Real Zaragoza para desatascar su bloqueo financiero puntual. 

La encrucijada es seria, en una incómoda intersección entre las necesidades deportivas del momento y las estrategias del mercado: la liga empieza ya, habrá 3 jornadas con el mercado abierto en las que el Zaragoza puede verse menoscabado si no llegan sus refuerzos, ya que la ventanilla de fichajes y traspasos estará abierta hasta el final de agosto. Tener que esperar hasta entonces con Vuckic y Larrazabal (y quizá otros) en la plantilla es sinónimo de que no hay nuevas contrataciones, tal y como están las cosas en estos momentos en la SAD. Lo ideal, para Torrecilla y la entidad, sería poder encontrar una nueva ubicación para el esloveno y el vasco con rapidez. Lo antes posible. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión