Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

La foto del equipo campeón del torneo de partidos reducidos en el Pinatar

Cristian Álvarez, Ángel López, Jair, Puche, Eguaras, Castillo, Adrián González y Narváez, ganadores de un reñido torneo entres equipos en pequeños partidos en mitad de campo donde el que encajaba gol salía y daba alternancia con el sobrante.

De pie: Castillo, Narváez, Adrián González, Cristian Álvarez, Jair; sentados, Puche, Ángel López y Eguaras.
De pie: Castillo, Narváez, Adrián González, Cristian Álvarez, Jair; sentados, Puche, Ángel López y Eguaras.
Joaquín de Haro/LOF

Fue tan alta la intensidad del torneo de partidos reducidos entre tres 'ochos' de la actual plantilla del Real Zaragoza durante casi una hora del entrenamiento que los vencedores, tras una pugna tremenda, gritos de ánimo y piques cargados de cicuta entre los futbolistas blanquillos que, al final, los vencedores no dudaron en celebrar su 'título' posando para las cámaras como detalle de grandeza

El equipo que estuvo más certero en marcar goles y, asimismo, en defender con mayor seguridad su propia portería, fue el formado por Cristian Álvarez, Ángel López, Jair, Puche, Eguaras, Castillo, Adrián González y Narváez. Y ahí queda su retrato como trofeo en esta atípica pretemporada en la que, más allá de incertidumbres y preguntas sin respuesta, el ambiente en el heterogéneo grupo actual es excelente, con una buena mezcla entre veteranos y jóvenes, jugadores que saben que en pocos días no deben estar en el Real Zaragoza y otros que sí tienen asegurada su continuidad el año venidero.

El fin de estos partidos reducidos es, según el libreto de Juan Ignacio Martínez 'Jim', obtener el aprendizaje, por repetición constante, de la presión alta, de la recuperación inmediata del balón después de una pérdida. Y, asimismo, se trata de mejorar la gestión del gol, ver portería rival con asiduidad, el gran pecado del equipo en la liga precedente, por lo que cada tanto logrado en el vertiginoso ritmo de estos partidos de ensayo se celebra de manera muy enfatizada. 

En el momento en el que aparece el balón, la plantilla se viene arriba. La pretemporada ha alcanzado ya ese punto en el que la base de la preparación física empieza a remitir progresivamente y comienza a tomar protagonismo la táctica y casi todo lo sustancial tiene lugar con la pelota. Los entrenamientos en San Pedro del Pinatar, por ello, son atractivos y muy llevaderos para los jugadores, aunque sean muchos respecto de cuando llegue el tiempo de normalidad con la competición. Eso será en nada, en 15 días. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión