Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

El talismán Gámez: tres ascensos en sus cuatro años en el Mallorca

El primer fichaje del Real Zaragoza 21-22, el lateral derecho valenciano de 29 años, presenta unas credenciales extraordinarias tras su paso por el equipo de la isla balear. 

Gámez, sonriente, en el acto de su presentación oficial como zaragocista este vienes en La Romareda.
Gámez, sonriente, en el acto de su presentación oficial como zaragocista este vienes en La Romareda.
Francisco Jiménez

No es descabellado, ni rebuscado, ni forzadamente recurrente, catalogar a Fran Gámez como un futbolista con aura de talismán. Esto es así porque en sus credenciales, con las que llega al Real Zaragoza procedente del Real Mallorca en este verano de 2021, el valenciano de Puerto de Sagunto presenta tres ascensos en sus cuatro campañas (la primera solo en un tramo de la misma, el final) como jugador del club balear. 

Ascender, sabido es por Zaragoza hace casi una década, es un verbo de difícil conjugación en el mundo de la Segunda División. No son muchos los que lo consiguen en sus carreras como futbolistas. Y, obviamente, mucho menos los que lo logran más de una vez. Y ahí asoma la figura de Gámez de manera harto llamativa. 

El nuevo lateral derecho del Real Zaragoza subió de Segunda B a Segunda División con los mallorquines en la campaña 17-18, cuando fue fichado del Atlético Saguntino para jugar la recta final de la misma en Son Moix. 

Y, de carrerilla, el año siguiente, el 18-19, subió de Segunda a Primera División en uno de los ascensos más sorprendentes de las últimas temporadas en la categoría de plata. 

Como el Mallorca no se sujetó en Primera y descendió a Segunda de nuevo en la 19-20, a Gámez el destino le dio el curso pasado, el 20-21, la oportunidad de sumar una nueva muesca en forma de salto de categoría, de nuevo de Segunda a Primera, con los colores mallorquinistas. Es, la suya, una trayectoria peculiar, sorprendente, positiva en grado sumo por pura estadística. 

Y sobre eso se le preguntó en su presentación como zaragocista, aquí en un club en el que tanto se anhela desde hace 9 años el retorno a Primera División dentro del túnel más negro en la casi nonagenaria historia del Real Zaragoza. 

"Espero que sea así, que llegue al Real Zaragoza como talismán. Me encantaría. Vengo para eso. Este equipo tiene que luchar por ese objetivo de ascender. Yo he ascendido dos veces a Primera División con el Mallorca. Una, este año que acaba de terminar, siendo claramente favoritos porque acababámos de bajar de Primera. Pero la otra, hace tres temporadas, recién llegados de Segunda B y sin que nadie se imaginara que aquel Mallorca pudiera conseguirlo. Hay que ir poquito a poco, con el objetivo claro. Y es posible siempre estar arriba en esta categoría tan larga y especial", comenzó asintiendo, con sonrisa cómplice, Fran Gámez.

El defensor trasladó algunas de sus vivencias en Mallorca dentro de esos dos felices episodios culminados con sendos ascensos a Primera que ahora quiere redundar con los colores del Real Zaragoza. "La Segunda División es larguísima y es muy difícil de afrontar. Habrá momentos en los que parezca que va todo rodado, otras jornadas en las que encadenes dos o tres resultados adversos y complicados y parezca todo lo contrario. Si algo hemos tenido en los dos ascensos a Primera que he vivido en Mallorca es la unión del grupo dentro del vestuario. Esto parece un tópico, pero es una realidad. Si ahí dentro todos tenemos claro lo que queremos, al final los resultados se conseguirán y haremos cosas bonitas", añadió.

Además, Gámez describió su talante en el campo, siempre dentro de equipos en los que la responsabilidad clasificatoria, por todo lo descrito, ha sido máxima en cada partido. "A mí no me va a asustar jugar en el Real Zaragoza. Para nada. Al contrario, tengo muchísima ilusión. Tengo muy claro lo que quiero hacer en este club, muy claro a lo que he venido. Tengo dos años de contrato por delante, pero ojalá que sean muchos más. Y el objetivo es clarísimo por mi parte: reivindicarme, jugar en una Romareda llena. Ya he jugado como rival y sé que es una gozada. Así que imagino que hacerlo con el escudo del Real Zaragoza en el pecho tiene que ser una pasada", concluyó Fran, el nuevo talismán blanquillo. Su pasaporte futbolístico así lo dice. Y eso no es gratis. Que levante la mano alguien que aporte un currículum vitae en Segunda División semejante al lateral derecho zaragocista. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión