Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Juan Ignacio Martínez: «El Real Zaragoza no tiene ningún margen de error»

El entrenador del equipo aragonés, en las horas previas a recibir en La Romareda a la Ponferradina (viernes, 21.00), avisa de la dura encomienda que tiene la plantilla de ahora en adelante para salir de la zona de peligro.

Juan Ignacio Martínez, en el último entrenamiento del Real Zaragoza, este jueves.
Juan Ignacio Martínez, en el último entrenamiento del Real Zaragoza, este jueves.
Toni Galán

Juan Ignacio Martínez ‘Jim’ vivió en la tarde de este jueves una rueda de prensa telemática un tanto alterada, desenfocada por momentos de lo más sustancial, que es el partido de la noche del viernes ante la Ponferradina, con la vida y el futuro en juego para el Real Zaragoza, que está anclado en el ras del último puesto en la tabla. Los puntos de mira de la actualidad, la atención informativa, además de en este crucial partido están también en el cierre del mercado invernal de fichajes y traspasos.

«Miguel Torrecilla ha traído tres fichajes, uno por zona. Yo creo que, de aquí al final, según vayan las cosas, si sale algo a mano puede llegar alguno más, aunque será difícil», dijo Jim sobre los movimientos que se están viviendo en el vestuario en los últimos días. «El ideal es tener 25 futbolistas como mucho, entre los del primer equipo y los que tienen ficha del segundo, sobre todo para que no sea difícil de gestionar el día a día en los entrenamientos», dijo.

Sobre la alineación de Alegría, Peybernes y Sanabria, el trío de caras nuevas, Jim no desveló nada con contundencia, pero abrió la puerta a las novedades. «Pueden jugar todos de inicio, incluso Sanabria, que acaba de llegar. Si vienen convocados es porque están ya para participar», expuso con cierto enigma, sin descubrir sus cartas.

El partido, una final electrificada

Sobre el partido en sí, Juan Ignacio habló poco pero claro. «Nuestro margen de maniobra es poco. Estamos ahí abajo todos es un pañuelo, da igual estar dentro que fuera del descenso, ahora es cosa de un punto. Pero no podemos jugar así, en estas circunstancias, todos los días. Hay que salir de ahí. El Real Zaragoza no tiene hoy ningún margen de error», admitió y avisó a todo el mundo.

El técnico alicantino, sabedor de la exigencia anímica y futbolística que recae sobre sus muchachos, dejó en el aire un mensaje de profundidad, de esos que escribe en notas que se cuelgan en la zona de vestuarios de la Ciudad Deportiva a modo de lemas de cabecera, de ideales para enervar el ánimo de la tropa. «Ganar es una palabra muy fácil de pronunciar, pero difícil de conseguir. Ese es nuestro reto», apuntó Jim.

El entrenador blanquillo describió así el ambiente que impregna la caseta tras esta semana dura a causa de la dolorosa derrota en Albacete: «El primer día fue difícil, estábamos todos muy fastidiados. Luego, poco a poco, aparecen las ganas de volver a jugar, esa rabia contenida del profesional que quiere poner las cosas en su sitio cuanto antes».

Jim recordó el partido de la primera vuelta, con su antecesor, Iván Martínez, aún al mando. «Nos ganaron con dos goles de córner. Hemos entrenado esto durante la semana. Necesitamos mucha concentración en estas jugadas. Además, aviso de que la Ponferradina no está arriba en la tabla por casualidad. Es un equipo fuerte y peligroso», concluyó.

Etiquetas
Comentarios