Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

La pretemporada de Jim

El Zaragoza inicia dos semanas sin partidos en las que el técnico quiere imprimir su sello personal. "Yo no he hecho nada. De aquí al Albacete tengo la obligación de que se note mi mano", asegura

Juan Ignacio Martínez, en un gesto cómplice con Gabriel Fernández durante un entrenamiento reciente en la Ciudad Deportiva.
Juan Ignacio Martínez, en un gesto cómplice con Gabriel Fernández durante un entrenamiento reciente en la Ciudad Deportiva.
Guillermo Mestre

El caprichoso calendario por el que transita esta temporada el Real Zaragoza le guarda ahora un pequeño valle, un preciado espacio temporal en forma de dos semanas sin un partido por delante. El próximo fin de semana está programada la eliminatoria de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, torneo del que el equipo aragonés quedó eliminado en la Noche de Reyes en Alcorcón. Por tanto, vivirá estos días una situación atípica, extraña, para un equipo que se ha habituado a disputar un par de encuentros cada siete días, al ritmo de los clubes de la élite europea. Por fin, por primera vez en todo el curso –incluida la Navidad, cuando también hubo fútbol el fin de semana de Año Nuevo–, los jugadores dispondrán ahora de un periodo mínimo para descansar física y mentalmente y, sobre todo, para asimilar en un grado mayor las ideas de Juan Ignacio Martínez. El Real Zaragoza no volverá a jugar un encuentro oficial hasta el próximo viernes 22 de enero, cuando visitará el Carlos Belmonte de Albacete (21.00/Gol), tiempo suficiente para que el nuevo entrenador pueda imprimir su sello real en el vestuario y su fútbol. El propio Jim, en una entrevista emitida anoche en La Jornada de Aragón Televisión, aseguró que hasta la fecha su trabajo "no se ha visto". Y subrayó: "Yo no he hecho nada. De aquí al partido del Albacete ya sí tengo la obligación de que se note mi mano".

Según Juan Ignacio Martínez, en los siete puntos que ha capturado en sus primeros tres partidos al frente del Zaragoza –victorias al Lugo y al Logroñés y empate en Cartagena–, los principales artífices han sido los futbolistas, los mismos que han completado una primera vuelta más que deficiente y que en las últimas tres semanas han sumado con regularidad, volviendo a enganchar al equipo a la pelea por la permanencia. Ahora, en las dos próximas semanas, Juan Ignacio Martínez tiene el reto de mejorar aún más las prestaciones de su plantilla, incidiendo en tres aspectos clave: la presión, las transiciones y el dominio de las dos áreas, la propia y la rival. En este trío de cuestiones básicas del fútbol moderno es por donde quiere edificar Jim el progreso del Real Zaragoza en las próximas jornadas. "Me gusta el fútbol elaborado, pero lo más importante hasta ahora no ha sido eso. Tengo que trabajar mucho la presión y las transiciones para terminar dominando las dos áreas, que es nuestro problema mayor y donde tenemos que mejorar más nuestras prestaciones", dijo anoche el preparador valenciano. Palabras que indican el camino a seguir en las siguientes fechas y el esqueleto que desea que tenga su Zaragoza.

Tras la victoria conquistada frente al Logroñés el pasado viernes y las jornadas de descanso de ayer y anteayer –programadas de antemano y confirmadas por el temporal–, el Real Zaragoza volverá a los entrenamientos hoy a partir de las 11.30 en las instalaciones de la Ciudad Deportiva. Para Juan Ignacio Martínez será el primer día de una especie de pretemporada que se extenderá hasta el próximo jueves 21, día previo al encuentro frente al Albacete en el Carlos Belmonte. Además de pulir el sistema táctico y la estrategia, incidiendo en las cuestiones ya mencionadas, Jim tratará también de recuperar al máximo número posible de efectivos, con especial atención a Adrián González, ya en la recta final de su recuperación. Jim quiere que Adrián, un jugador veterano, conocedor de la categoría y con galones en el vestuario, sea una pieza importante en la segunda vuelta del campeonato. Quiere, de hecho, tener conectados a la mayor cantidad posible de futbolistas. También se observará de cerca estas dos semanas la evolución de Javi Ros, con problemas en su rodilla operada la temporada anterior.

El trabajo en el mercado

De forma paralela al trabajo en las instalaciones de la Ciudad Deportiva, estas dos semanas serán también fundamentales en los despachos del club. El mercado de fichajes camina hacia su ecuador y el Real Zaragoza sigue negociando con los responsables de La Liga para tratar de elevar el techo de gasto –traducido en límite salarial– con el que acometer las necesarias incorporaciones en la plantilla. El objetivo es firmar, al menos, tres fichajes que eleven el nivel medio del grupo y supongan el salto de calidad necesario para atrapar la permanencia de aquí al mes de mayo. En este sentido está trabajando desde hace días la dirección deportiva del club que encabeza Miguel Torrecilla, al tiempo que trata de dar salida a aquellos futbolistas considerados prescindibles dentro de los esquemas del nuevo entrenador. En la línea de sus declaraciones públicas desde que aterrizara en el banquillo aragonés, el técnico incidió anoche en su confianza ciega en los jugadores que actualmente integran el vestuario. «Yo no le exijo nada a Miguel Torrecilla, el revulsivo de los actuales partidos han sido los actuales jugadores. No sería ético que yo exigiera fichajes porque los jugadores se están matando por el Zaragoza», señaló.

Desde el primer día, Juan Ignacio Martínez ha mandado un mensaje de confianza y apoyo rotundo a la actual plantilla y, por el momento, la jugada le ha salido redonda, conquistando siete puntos básicos para alimentar las opciones de permanecía. En las dos próximas semanas, tiene el reto de introducir más mensajes de calado en el grupo con la vista puesta en una segunda vuelta que ya no volverá a ofrecer más treguas en forma de descansos hasta que termine a finales del mes de mayo. Es un tiempo preciado, inusual en este fútbol profesional sin tregua, que Jim y el Zaragoza deben exprimir al máximo para asentar los cimientos de su permanencia en Segunda División.

Etiquetas
Comentarios