Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Jim retoma el trabajo y la exigente tarea de la salvación

La plantilla se sometió a las pruebas PCR y el alicantino dirigió la primera sesión tras las vacaciones navideñas. Adrián, Igbekeme y Bermejo se ejercitaron con normalidad.

Regresa la actividad a la Ciudad Deportiva. Tras seis días de vacaciones, la plantilla del Real Zaragoza volvió este sábado por la tarde al trabajo. Los jugadores y el cuerpo técnico se sometieron a las pertinentes pruebas PCR y, seguidamente, a partir de las 18.00, desarrollaron la primera sesión postnavideña a puerta cerrada y de manera individualizada, tal y como exige el protocolo de La Liga al regreso de los periodos de descanso. 

El técnico zaragocista, el recién llegado Juan Ignacio Martínez, pudo contar con Adrián González, James Igbekeme y Sergio Bermejo, quienes ya se encuentran totalmente recuperados de sus respectivas lesiones musculares, y también con Alberto Guitián, que pudo completar una parte del entrenamiento al ritmo del resto de sus compañeros. 

Hacía mucho tiempo que el Real Zaragoza no disponía de su plantel al completo. Adrián sufrió una lesión en el cuádriceps el 25 de noviembre; cinco días después se confirmó que Igbekeme padecía una microrrotura en los isquiotibiales del muslo izquierdo; y el 6 de diciembre, en el choque que trajo la victoria contra el Fuenlabrada, cayeron Guitián -fuerte dolor en la planta del pie, asociado a una fascitis plantar- y Bermejo, con otra microrrotura en el aductor de la pierna derecha. 

En todos ellos confía Juan Ignacio Martínez como ‘fichajes’ invernales, a la espera de que el verdadero mercado se abra el próximo 4 de enero y puedan llegar algunas incorporaciones que incrementen el nivel del grupo que ahora mismo maneja el preparador alicantino. Y es que, aunque tanto él como el director deportivo, Miguel Torrecilla, han insistido en que lo prioritario es recuperar anímica y futbolísticamente a los que están, habrá entre dos y tres refuerzos en enero. 

Los esfuerzos económicos irán encaminados a la contratación de un delantero centro referente, con gol, pero antes hay que buscarles salida a varios jugadores para liberar masa salarial. El georgiano Giorgi Papunashvili es el único al que se le ha encontrado acomodo, al tiempo que otros candidatos a abandonar el club en el zoco invernal continúan a las órdenes de un Jim que, a este respecto, guarda un criterio distinto al de sus antecesores.

Con Iván Martínez al frente del banquillo, Gabriel Fernández pareció tener pie y medio fuera del Real Zaragoza. Ahora, sin embargo, el delantero uruguayo cuenta con la confianza del nuevo entrenador, que cree que es posible recuperarlo, y son otros nombres los que encabezan la lista de prescincibles. 

Futbolistas como Álvaro Tejero, Gaizka Larrazabal, Jannick Buyla o Haris Vuckic apenas han tenido protagonismo en el primer tramo de la competición liguera y podrían acabar saliendo del cuadro zaragocista en enero. Otros como Luca Zanimacchia, el citado Toro Fernández o los recién recuperados encaran días cruciales en los que deben convencer a su técnico de que son válidos para acometer el desafío de la salvación. 

Los siete días previos al partido contra el Cartagena del próximo sábado (20.30) le deben valer a Juan Ignacio Martínez para definir el estilo de juego que quiere imponer en este Real Zaragoza. Pocas conclusiones se pueden sacar del entrenamiento de ayer, realizado de forma individualizada por cuestiones sanitarias; pero a partir de hoy domingo, una vez que se confirme que los integrantes de la plantilla zaragocista ofrecen resultados negativos en los test a los que fueron sometidos, se empezará a recuperar paulatinamente la normalidad.

Un tramo decisivo

Los ejercicios físicos darán paso a entrenamientos más tácticos con balón, con objeto de preparar al intenso y crucial calendario de encuentros que se avecina. Los choques contra el Cartagena (2 de enero), el Logroñés (8 de enero) y el Albacete (24 de enero) definirán buena parte de las opciones de salvación. Todos ellos son rivales directos en la zona baja de la clasificación. Los tres están inmersos en la batalla por no descender. 

Entre tanto, en ese decisivo mes de enero, el Real Zaragoza también tendrá que medirse al Alcorcón en Copa del Rey en la víspera de la festividad de Reyes, en un encuentro que, al igual que el disputado ante la Gimnástica de Torrelavega en el debut de Juan Ignacio Martínez, únicamente puede ser visto como un ensayo en el que el nuevo técnico zaragocista experimente con los menos habituales y dé descanso a quienes deben acometer el desafío de sacar al equipo de abajo.

Etiquetas
Comentarios