Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Una tarde para empezar a ganar

El Real Zaragoza recibe al Albacete (18.00/Gol) con la firme intención de sumar su primera victoria de la temporada.

La plantilla del Real Zaragoza se ejercita esta semana en las instalaciones de la Ciudad Deportiva.
La plantilla del Real Zaragoza se ejercita esta semana en las instalaciones de la Ciudad Deportiva.
Guillermo Mestre

Aunque el Real Zaragoza empezará el encuentro, previsiblemente, con cuatro puntos reales en su mochila –el Comité de Competición le debe aún dos por la alineación indebida del Alcorcón en Santo Domingo–, al nuevo proyecto de Rubén Baraja le interesa, cuanto antes, comenzar a ganar. Adquirir la rutina de las victorias. En sus dos primeras jornadas ha exhibido una versión rocosa, con una seguridad defensiva que puede ser –será, seguro– importante durante toda la temporada. Pero al Zaragoza de Baraja le hacen falta ocasiones y, sobre todo, goles. Y la oportunidad de esta tarde es la ideal: le visita el Albacete de Lucas Alcaraz, el equipo con segundo peor promedio de puntos esta temporada, con solo uno capturado sobre doce. Y lo hizo empatando hace siete días con ante un Oviedo con nueve... Solo ha anotado un gol, ha encajado siete y las dudas en torno a la figura de su técnico ya le sitúan en el filo de la navaja. Es la ley del entrenador en el fútbol profesional y a Lucas Alcaraz, cuyo paso por Zaragoza tampoco estuvo a la altura de lo entonces demandado, ya le señalan los resultados, a pesar de que apenas se ha disputado un mes de competición...

En este sentido, el escenario es el ideal para el Real Zaragoza, que debe comenzar a alzar el vuelo en su ataque. «Tenemos que mejorar en la zona de tres cuartos, donde se marcan las diferencias», subrayó anteayer Rubén Baraja, sabedor de que en Zaragoza, además de competir y defender con solidez, hay que atacar, pisar el área rival y generar flujo ofensivo. Es lo que pide y lo que demanda la categoría para instalarse en la zona noble. Y más en casa, en La Romareda. Aunque esté vacía...

Un once con novedades

El técnico pucelano no podrá contar esta tarde con tres piezas que, hasta la fecha, han sido imprescindibles en su esquema: el lateral derecho Vigaray –lesionado–, el centrocampista Buyla –sancionado– y el delantero Vuckic –concentrado con Eslovenia, su selección–. Para estas tres plazas, Rubén Baraja viene trabajando en tres nombres propios: el recién llegado Tejero para el lateral, el vasco Larrazabal para el extremo derecho y el punta Fernández como compañero de Narváez en el ataque. A ellos, se podría sumar Jair como novedad en el centro de la defensa, relegando al banquillo a Guitián o Atienza, con más números para el primero. En el resto del once, no se esperan demasiadas novedades, con continuidad en el doble pivote para Eguaras y Ros y con Chavarría asentado en la izquierda junto a Zanimacchia. Narváez, hoy por hoy, es inamovible en la delantera, con Cristian Álvarez fijo bajo palos.

En el Albacete, Lucas Alcaraz recupera al lateral Fran García, el centrocampista Álvaro Peña y al extremo Liberto, contando con las bajas ya esperadas del exzaragocista Benito y el central Javi Jiménez, además de Nahuel, aunque el club no ha explicado que su ausencia se deba a molestias físicas. Además de Alcaraz y del ausente Benito, el Albacete cuenta en sus filas con otros dos exzaragocistas, el delantero Ortuño y el centrocampista Diamanka, que hace tres temporadas anotó con el Numancia el gol que dejó al Zaragoza sin la opción de disputar la final del ‘play off’ en el año de Natxo González. El senegalés es uno de los pilares del equipo junto al extremo Álvaro Jiménez, al guardameta Tomeu Nadal y al delantero Roman Zozulia.

Etiquetas
Comentarios