Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Raúl Guti y Real Zaragoza: disyuntiva entre el dinero o el rango de la categoría

El Elche, recién ascendido a Primera División (eliminó al Real Zaragoza en la promoción) se entromete a última hora en el traspaso casi cerrado del centrocampista al Almería, de Segunda, y genera dudas a todo el mundo.

Guti, con Vigaray y Eguaras, transporta una portería portátil en un entrenamiento del pasado fin de semana con el Real Zaragoza.
Guti, con Vigaray y Eguaras, transporta una portería portátil en un entrenamiento del pasado fin de semana con el Real Zaragoza.
Tino Gil/Real Zaragoza

Raúl Guti, el Real Zaragoza, todo el mundo implicado en la segura salida del centrocampista aragonés del club blanquillo, vive horas de dudas. La causa es la intromisión a última hora del Elche, equipo de Primera, en la operación de traspaso, casi cerrada desde hace una semana, con el Almería, club de Segunda. 

El club ilicitano, que apura el tiempo para preparar su nueva plantilla con la que competir en la Primera División a partir del fin de la semana que viene (empezará en la jornada 3ª, como el Real Zaragoza en Segunda, pues subió a través de la tardía promoción y tiene esa moratoria de La Liga), ha hecho llegar a los agentes del jugador y también a la entidad zaragocista una oferta en busca de consumar en breve tiempo la contratación final de Guti para su centro del campo en la élite, rango que recuperaron hace 20 días tras ganar en los 'play off' al Girona. 

Esta acción en el mercado del Elche ha originado una disyuntiva que necesita maduración en el ámbito del futbolista canterano y, tangencialmente, también del propio club y demás personas inmersas en los tratos.El equipo alicantino no alcanza el ras de dinero que el Almería terminó asumiendo hace 72 horas: alrededor de 4,5 millones en concepto de traspaso fijo con opciones diversas en cláusulas variables que podrían acabar dejando en las arcas del Real Zaragoza unos 6 millones en el mejor de los casos. En paralelo, al futbolista se le han acabado ofreciendo desde la ciudad almeriense unas cifras de salario que han elevado en varios escalones su actual estatus en el vestuario zaragozano. El Elche, por su parte, se queda algo por debajo de esta propuesta. Ostensiblemente, además.

Pero, obviamente, el club franjiverde juega con el factor seductor de ser miembro de la Primera División. Si Guti se va al Elche se estrenará entre los mejores, en la serie A española. Si se decide por Almería, alcanzará un nivel económico enormemente mejorado para sus intereses y los de su alrededor, pero seguirá siendo jugador de Segunda División y, camino de los 24 años, seguirá sin pisar la categoría de oro del balompié nacional. 

El Real Zaragoza también tiene algo que decir en esta disquisición. Admitido que no va a poder obtener los 10 millones que el área deportiva incluyó en su última renovación y mejora de contrato como zaragocista, se trata de quedarse lo más cerca posible de esa cota para que la operación, obligada por la necesidad de caja en la contabilidad blanquilla, sea lo más rentable posible. Y, asumido esto, siempre se pensó, en los apriorismos, que los clubes que podían invertir ese dinero en el emergente centrocampista aragonés iban a ser, bien de Primera, o bien del extranjero. Algo natural que no generaría nunca chirridos como los que ha provocado el Almería, al que se puede considerar, de partida, un rival directo del Real Zaragoza en la pelea por el ascenso a Primera en el próximo curso.

¿Qué hacer? ¿Cabe dejar correr aún más el tiempo o, por el contrario, es el momento de decidir definitivamente? Como suele suceder en este tipo de conversaciones futbolísticas en tiempos de fichajes, lo de Guti ha empezado a tomar ya formato de pequeño culebrón de verano. Lo que parecía de una forma el pasado jueves o viernes es, este miércoles siguiente, de otra distinta. Los diversos resortes que están activados en el escenario del '14' zaragocista irán desvelando hacia dónde se mueve este caso en las próximas horas. 

Etiquetas
Comentarios