Despliega el menú
Real Zaragoza

Opinión

La base jurídica favorece al tercero

Por
  • Javier Paredes
ACTUALIZADA 30/07/2020 A LAS 11:13
Partido Real Zaragoza-Ponferradina, de la última jornada de Segunda División, en La Romareda
Partido Real Zaragoza-Ponferradina, de la última jornada de Segunda División, en La Romareda
TONI GALAN

Después de los últimos días de comunicados cruzados a causa de los positivos del Fuenlabrada C.F, en el día de ayer tuvimos conocimiento de un positivo en el Real Zaragoza y otro en la UD Almería, todo ello unido a la decisión del Comité de Competición de admitir a trámite la recusación realizada por el Deportivo de la Coruña al instructor del caso Fuenlabrada, añadiendo nuevos ingredientes a la ecuación sobre el devenir del ‘play off’ de ascenso a la Primera División.

Sinceramente, aventurarse en estos momentos a opinar respecto a lo que podrá ocurrir en los próximos días resulta por lo menos atrevido. Pero, al no haber partidos en juego no tenemos VAR con el que polemizar, así que entremos en materia y pensemos en el supuesto de que no pueda jugarse el ‘play off’ de ascenso.

Permítanme, a pesar de intentar ser lo mas objetivo posible, que mientras escribo estas líneas lo haga con la camiseta blanquilla puesta.

Entiendo que, desde el momento en que se decidió iniciar la competición, los clubes deberían tener previsto qué ocurriría en caso de que la temporada no pudiese finalizar. Sin embargo, de haber sido así, debería haberse decidido de común acuerdo entre los mismos y nada se ha dicho al respecto, por lo que me inclino a creer que dicha decisión a día de hoy no existe.

Sin entrar a profundizar sobre reglamentos, convenios de coordinación, Tebas, Rubiales…, debemos tener en cuenta que los ascensos y descensos dependen de la RFEF y La Liga. Sin embargo, visto que el llamado Pacto de Viana ha quedado olvidado en un cajón, estamos ante un solución que desconocemos y que en ultima instancia dependerá del presidente de la Federación.

Lo único cierto que tenemos hasta el momento es que de Primera División descenderán tres equipos y, por ello, de Segunda subirán en igual numero, teniendo la gran incógnita sobre quién será el tercer agraciado.

Decisión, en principio difícil, pero si nos atendemos a criterios de justicia deportiva, la decisión mas lógica y sencilla y que jurídicamente mas argumentos a favor tendría, sería que el Real Zaragoza, como tercer clasificado, fuese el equipo que acompañase al Huesca y al Cádiz a Primera División.

*Javier Paredes es abogado especialista en derecho deportivo y exjugador del Real Zaragoza.

Etiquetas