Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Vigaray, duda para el primer partido ante el Alcorcón por un problema muscular

El lateral del Real Zaragoza se tuvo que retirar del partido de entrenamiento llevado a cabo por el equipo este domingo en La Romareda y, a 6 días del reinicio de la liga, queda pendiente de la importancia del daño.

Vigaray, primero por la derecha cerrando el grupo, en el entrenamiento del sábado en la Ciudad Deportiva, previo al del domingo en La Romareda del que se ha retirado lesionado.
Vigaray, primero por la derecha cerrando el grupo, en el entrenamiento del sábado en la Ciudad Deportiva, previo al del domingo en La Romareda del que se ha retirado lesionado.
Tino Gil/Real Zaragoza

Primer inconveniente en el Real Zaragoza en la semana previa al reinicio de la liga: Carlos Vigaray, el lateral derecho titular del equipo, se tuvo que retirar del partido de entrenamiento llevado a cabo en la mañana de este domingo en el estadio de La Romareda aquejado de ostensibles molestias musculares

No hay un parte médico ordinario, como siempre solió ser antes del colapso de la liga en marzo y de la entrada en las medidas de excepción que tutela La Liga en este ámbito desde hace más de dos meses y medio. El club zaragocista se ha limitado a reseñar en su nota sobre el entrenamiento un breve párrafo: "No ha podido completar la sesión íntegra Carlos Vigaray, que ha tenido que retirarse del entrenamiento con molestias musculares", reza la información. 

Este hecho hace que, a solo 6 días vista del primer partido de la reanudación del torneo, que tendrá lugar el sábado que viene en el campo zaragozano ante el Alcorcón (21.30), Vigaray se convierta en duda para la alineación de Víctor Fernández. La premura de tiempo respecto de esa cita ya inminente ante los madrileños, las extraordinarias circunstancias preparatorias que concurren después de un largo trimestre de parón total en el día a día de los equipos y lo comprimido del calendario que aguarda (con 11 partidos en solo 5 semanas, hasta el 19 de julio), son factores que circulan en sentido contrario al deseable en casos de lesiones o dolencias musculares de cualquier futbolista.

Los servicios médicos y de fisioterapia del Real Zaragoza están ya en alerta máxima con Vigaray. A expensas de su evolución en las próximas horas para poder calibrar con exactitud el alcance del daño manifestado, con pruebas radiológicas si fuese necesario. 

Si se tratase de una mera sobrecarga, de un episodio de fatiga muscular, Vigaray podría llegar a tiempo de jugar ante el Alcorcón. Si, por el contrario, hay una rotura fibrilar, por pequeña que sea, el lateral diestro causará baja para unos cuantos partidos. Si necesitara tres semanas de rehabilitación, horquilla mínima en estos casos, Víctor Fernández lo perdería al menos en cuatro o cinco partidos). El resto de opciones, mejor no especificarlas.

El historial médico de Vigaray con las lesiones musculares advierte de una propensión del carrilero zaragocista a sufrir este tipo de dolencias en momentos puntuales de las temporadas. Ya le pasó en el Getafe, también en el Alavés y, en este año primero en el Real Zaragoza, enlazó al principio de temporada hasta 3 roturas consecutivas en los primeros meses de liga, las dos últimas recaídas de la primera. Antes del parón de marzo, Vigaray se había estabilizado físicamente y parecía firme en su día a día. Este trimestre de detenimiento total de las rutinas ha discurrido en contra de sus intereses.

Durante los 11 partidos que faltan hasta culminarse el campeonato los partes médicos tienden a no existir, dado además que las convocatorias de todos los equipos van a ser de hasta 23 jugadores cada día, con presencia de todos ellos en los banquillos (que se ubicarán en la primera fila de la tribuna, con distanciamiento entre futbolistas, como ya se ha visto en Alemania en las últimas semanas). En este flanco de la información habitual del fútbol profesional, la 'nueva normalidad' desemboca en la opacidad. Y no son precisamente los clubes los que tienen la iniciativa de que esto sea así en lo sucesivo. El mandato viene de más arriba. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión