Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El Real Zaragoza inicia su primera semana completa de entrenamientos tras el parón

Los futbolistas se ejercitan en la Ciudad Deportiva en dos tandas horarias de trabajo individualizado, en lugar de las tres que utilizaron en las dos sesiones primeras, las del viernes y el sábado pasados. 

Miguel Linares, este lunes en su tarea individual sobre el césped de la Ciudad Deportiva.
Miguel Linares, este lunes en su tarea individual sobre el césped de la Ciudad Deportiva.
Tino Gil/Real Zaragoza

Ha llegado el simbólico 11 de  mayo, la fecha de la que se habló hace un par de semanas como la del inicio de los entrenamientos de los equipos profesionales españoles, de acuerdo con el plan de desescalada del Gobierno en la crisis de la covid-19. En el caso del Real Zaragoza, este día no significa su estreno sobre el césped de la Ciudad Deportiva pues, al ser uno de los primeros equipos en pasar el test de coronavirus -lo hizo el pasado martes, día 5- y salir de ese análisis sin ningún problema sanitario en sus futbolistas, técnicos y auxiliares,Víctor Fernández ya pudo programar dos sesiones preparatorias antes del fin de semana, el viernes y el sábado.

En la mañana de este lunes, pues, surge ya la tercera cita en las instalaciones de la carretera de Valencia, después de haber guardado fiesta el domingo. Es una fecha importante, pues nace la primera semana completa de trabajo que, eso sí, tendrá que seguir siendo individualizado según rezan las normas del protocolo de La Liga. El avance está en el tiempo invertido, que se reducirá globalmente al pasar de un plan de trabajo en tres tandas de jugadores, con tres horarios distintos, a solo dos: los primeros llegaron a las 9.15 y los del turno final comenzaron sus ejercicios sobre las 10.30. La tarea física y, en parte, con el balón en solitario, no pasa de los 50 minutos por cada futbolista.

En el tercer día de entrenamientos, con medidas sanitarias de seguridad, los futbolistas del Real Zaragoza se han dedicado a la habilidad con el balón.

Como ya se especificó el jueves pasado, todos los jugadores siguen llegando cambiados de sus casas y se marchan a ducharse a sus domicilios nada más terminar su encomienda. Nadie pasa por los vestuarios, ni antes ni después. Estos siguen cancelados hasta más adelante. 

La atención principal de este lunes gravitó sobre la figura de Íñigo Eguaras, el centrocampista blanquillo que no pudo acabar el primer entrenamiento al sufrir un problema en un gemelo, compatible con una evidente sobrecarga muscular y que, según haya sido la evolución de las últimas 48 horas y sus sensaciones personales, puede derivar en que se le someta a pruebas radiológicas por si se tratase de una rotura fibrilar, algo que el propio médico del Real Zaragoza, Ireneo de los Mártires, no descartó el viernes. 

Los entrenamientos, a puerta cerrada por completo, obligan a esperar por lo tanto a que las noticias fluyan desde su interior. El calendario programado por el cuadro técnico contempla sesiones de trabajo lunes, martes y miércoles; descanso el jueves; regreso al tajo el viernes y el sábado; y día libre el domingo

Etiquetas
Comentarios