Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El estadio de Anduva es una balsa, con charcos enormes por la lluvia

Mirandés y Real Zaragoza jugarán el partido de la 24ª jornada de liga este sábado a las 21.00 en un césped muy alterado por las circunstancias meteorológicas

Anduva, con el césped encharcado.
Anduva, con el césped encharcado.
Paco Giménez

El estadio de Anduva, que acogerá el partido CD Mirandés-Real Zaragoza a partir de las 21.00, correspondiente a la 24ª jornada de liga, va a mostrar un aspecto enormemente adverso para la práctica del fútbol a causa de la fuerte lluvia que cae sobre Miranda de Ebro (Burgos) desde las 16.00 de este sábado. El césped está encharcado en muchas partes de su superficie, con balsas visible que dificultan el rodar del balón, como se ha podido comprobar a las 19.00 cuando algunos empleados del club local han estado verificando tal hecho.

El aguacero sigue cayendo incesantemente sobre esta parte del alto Ebro, 250 kilómetros aguas arriba de Zaragoza. Así que no se prevé que pueda mejorar el estado del terreno de juego en lo sucesivo. Al contrario, la cosa tiende a empeorar de no mediar el cese de las precipitaciones, algo que no esta previsto hasta la medianoche.

Los equipos están a punto de llegar a Anduva, en torno a las 19.45. Así como el equipo arbitral, que acaba de llegar a su vestuario.

Etiquetas
Comentarios