Despliega el menú
Real Zaragoza

Real Zaragoza

Pereira tampoco viajará a Las Palmas y pretende estar apto el sábado en Miranda

El ariete portugués, que ya no debutó en Tarragona en Copa, necesita una "adaptación física" antes de poder ponerse a las órdenes de Víctor Fernández.

El espigado delantero luso lucirá el dorsal 8.

El debut de André Pereira con el Real Zaragoza deberá esperar aún unos días. No será tan rápido como, por ejemplo, el de su antecesor como fichaje blanquillo, Javier Puado, que sí vino cedido del Espanyol y en pocas horas ya estaba en disposición de ser titular con el cuadro de Víctor Fernández. Pereira, en su presentación oficial como zaragocista a primera hora de la tarde de este domingo, 12 de enero, se autodescartó para el próximo partido, en apenas 48 horas, en Las Palmas.

"Estoy en proceso de adaptación. No estoy entrenando con el grupo. Es un proceso que forma parte de la situación. Y yo espero estar el sábado contra el Mirandés", subrayó el delantero portugués cuando se le pidió que explicara con más detalle una pincelada que él mismo había lanzado al aire en el inicio del acto de su puesta de largo como blanquillo. 

Pereira, que ha heredado el dorsal número 8 que dejó libre Pombo al irse al Cádiz, no ha llegado al cien por cien en el apartado físico. En la primera parte de la temporada, donde ha militado en el Vitoria Guimaraes cedido por el Oporto, no ha tenido regularidad en sus participaciones. 

"Estoy haciendo ejercicios en el gimnasio, en una fase de readaptación. Creo que estaré pronto bien, con las miras puestas en el partido contra el Mirandés", había dicho al principio el propio Pereira cuando se le instó a que describiera su momento futbolístico.

Así que, en este caso, la aportación del nuevo refuerzo no va a ser inmediata. De hecho, el espigado punta luso (1,88), según los planes iniciales que llegó a tener Víctor Fernández a mitad de semana, cuando ya se supo que el acuerdo con el Oporto estaba cerrado, iba a tener sus primeros minutos en la matinal de este sábado en Tarragona, frente al Nástic, en la Copa. Su ausencia definitiva en la convocatoria quedó fundamentada en el retraso de los papeles que demoraron unas horas la firma de la documentación, lo que le hizo no entrenarse con el equipo el viernes por la mañana. Pero, además de la cuestión formal de los asuntos burocráticos, también subyace esta disfunción de índole física, conocida en su presentación. Es poca cosa, pero existe. 

Ascenso, posicionamiento en el campo y goles de cabeza

André Pereira aseguró en su puesta de largo, como es habitual en los fichajes que llegan al Real Zaragoza en los últimos tiempos, que se decidió a venir al equipo aragonés porque es "un club muy grande que no merece estar en Segunda y al que quiero ayudar a subir a Primera".

Pereira también comentó que, además de su ubicación como delantero centro de referencia en el área, él no tiene problemas en moverse en posiciones más exteriores al área. "Víctor ha hablado conmigo y, en esa conversación, él me ha dicho lo que espera de mí. A mí, la posición que más me gusta es la de delantero, punta; pero también puedo hacerlo partiendo desde la banda hacia dentro, he hecho ese trabajo otras veces", ha explicado sobre el papel que le va a pedir que desempeñe el técnico zaragozano.

Con la llegada de Pereira, por su morfología física, Víctor Fernández, entre otras cuestiones, sueña con arreglar en buena medida el potencial aéreo en ataque de la delantera zaragocista. Una escasez vigente, una carencia evidente durante todo el curso, que un ariete de 1,88, que llega con la vocación de ocupar la plaza que dejó Dwamena por su dolencia cardiaca al poco de empezar la temporada, debe estar en disposición de reparar.

"Sí, juego aéreo es algo que yo le puedo dar al equipo, evidentemente. Un poco más de estatura y un poco más de presencia en el área y en los balones altos voy a traer", admitió André Pereira, con un discurso ilusionado en su presentación como zaragocista.

Presentación de André Pereira en La Romareda

Pereira, que llega cedido por el Oporto hasta el próximo 30 de junio, ha dejado claro que "hay un gran equipo" y se ha encontrado "un gran grupo, he sido bien recibido y ahora todos juntos tenemos que empezar la pelea por el ascenso".

"Siempre existe presión porque es un gran club y los jugadores tienen que jugar con eso. Tenemos motivación porque todos queremos estar donde el Real Zaragoza pertenece", ha sentenciado.

Etiquetas
Comentarios