Real Zaragoza

real zaragoza

Víctor pide urgencia en las salidas y anuncia que los descartes no jugarán más

El entrenador del Real Zaragoza cifra en 21 los futbolistas que desea tener en plantilla, con los apoyos del filial del punta Baselga y del central Clemente. En Boltaña han trabajado 28 hombres. 

Víctor Fernández, durante uno de los entrenamientos del Real Zaragoza en Boltaña.
Víctor Fernández, durante uno de los entrenamientos del Real Zaragoza en Boltaña.
Daniel Marzo

De bajada ya del Pirineo Aragonés, con el inicio de la liga a solo 25 días vista, Víctor Fernández lanzó un mensaje nítido a los futbolistas que deben abandonar la plantilla del Real Zaragoza (todos están advertidos hace tiempo de esa medida) y, de paso, puso deberes al área deportiva del club para establecer una velocidad determinada en las gestiones a culminar. 

"Sería bueno para todos que esas salidas se dieran cuanto antes. Bueno para todos. Para los chicos, que son profesionales y cuanto antes conozcan su destino en el que puedan desarrollar su fútbol y ser felices como personas, mejor. Y, lógicamente, para nosotros, para mí en especial, para poder trabajar de una manera mucho más definida con aquellos jugadores con los que vamos a afrontar una competición que va a ser dura, larga y exigente", dijo Víctor antes de partir de Boltaña al mediodía de este lunes. 

Y prosiguió con su argumentación al respecto: "Hoy por hoy, la plantilla es súper numerosa. No quiero trabajar con tantos futbolistas. El número ideal para mí sería dejar la plantilla en 21 jugadores, más Marcos Baselga, en el que tengo mucha fe, y Clemente. Esto es lo que me gustaría. Vamos a ver poco a poco si encontramos soluciones para todos", expuso de manera directa. 

En Boltaña, el grupo ha estado compuesto esta semana por 28 hombres. De este grupo, el portero Azón es del Juvenil; el guardameta Paisa es del filial, el RZD Aragón; lo mismo que el referido Baselga en los planes de Fernández y su compañero Clemente. Si se descuentan estos cuatro jugadores, cuyo destino no es el primer equipo de partida, el número baja a 24 realmente. Y ahí asoman las figuras de Verdasca, Álex Muñoz y Pombo, los tres que desde el principio del verano el club señaló como piezas a encajar en otros clubes. 

Si se dieran estas tres salidas en los días próximos, el equipo adelgazaría hasta los 21 que cita Víctor. A los que hay que sumar a Zapater, que se quedó en Zaragoza esta semana recuperándose de su problema en el tendón rotuliano de una rodilla. O sea, serían 22. Pero, obviamente, también es sabido que Fernández espera un centrocampista defensivo polivalente, con el vasco del Athletic de Bilbao Nolaskoain como elemento de máxima atención en los planes zaragocistas, y que el técnico del barrio Oliver también aspira a fichar una 'sorpresa' de última hora en el mercado a finales de agosto, que pueda ser la guinda en el mecanismo atacante. 

Siete días de intenso y específico trabajo de pretemporada del Real Zaragoza en el Pirineo Aragonés. Y Víctor Fernández, en su balance final de la estadía, dejó claro al mediodía de este lunes que todo va según sus deseos.
HA

Este cálculo, puramente lógico, anuncia que habrá alguna baja más de las programadas. Quizá esa indeseada que adelantó el presidente Christian Lapetra en su visita a Boltaña el viernes, cuando recordó las necesidades de caja, de índole financiera, que recaen en la gestión societaria del Real Zaragoza a julio de 2019.

En este sentido, Víctor Fernández también adelantó un cambio radical desde hoy en cuanto a la valoración de esos jugadores que no entran en los planes del club para el futuro: su participación en los amistosos que asoman a partir de ahora en la pretemporada del Real Zaragoza va a ser nula. 

"Cuanto más se acerca la competición hay que ajustar las tareas. Empezamos ahora fase mucho más específica de entrenamientos. Dejamos atrás ya lo genérico. Y habrá jugadores que, en los partidos amistosos, necesitarán ya afrontar esos duelos con más tiempo de participación y de implicación en el juego. Así que, a aquellos con los que no contamos, les sucederá al revés", comenzó razonando el entrenador.

El asunto aún tuvo más detalles explicativos por parte de Víctor: "No podemos afrontar a partir de ahora ninguna posibilidad de riesgo, de que pueda haber lesiones en estos jugadores que deber marcharse. A ver si somos capaces de encontrar soluciones en un corto periodo de tiempo", advirtió Fernández sin tapujos. 

Y es que el entrenador zaragocista, veterano y curtido en mil escenarios diferente durante 30 años de profesión, sabe lo que es un final de pretemporada con jugadores que viven a contrapelo el día a día en el vestuario. Algo no deseable. 

"Quiero que se recorte el grupo porque no quiero incorporar tensiones en la plantilla. Tensiones que vayan más allá de las derivadas de la propia disputa de los partidos, de los resultados... No quiero tensiones por un exceso de jugadores. Y no quiero que no haya nadie que no tenga claro cuál es su rol y por qué está aquí en el Real Zaragoza", apostilló de modo imperativo. 

Etiquetas
Comentarios