Real Zaragoza

real zaragoza

Cabellud: "Los fichajes nos mejoran la presencia física del año pasado"

El responsable de la preparación física del Real Zaragoza repasó en Boltaña las líneas básicas de este verano de 2019: los nuevos jugadores, la estatura del equipo, el modelo de pretemporada, las concentraciones, los amistosos...

Roberto Cabellud, responsable de la preparación física en el cuerpo técnico de Víctor Fernández, en un momento de entrenamiento en Boltaña (Huesca).
Roberto Cabellud, responsable de la preparación física en el cuerpo técnico de Víctor Fernández, en un momento de entrenamiento en Boltaña (Huesca).
Daniel Marzo

Roberto Cabellud, tras seis meses en segundo plano después de aterrizar en diciembre en el cuerpo técnico de Víctor Fernández (tuvo el hándicap de haber trabajado ya con Joseba Etxeberría en el Tenerife y eso le impedía ejercer en lo suyo), es el responsable principal de la preparación física del Real Zaragoza desde el arranque de la temporada 2019-20. El oscense, junto con Javier Chocarro, tutelan el día a día del equipo y, en Boltaña, tienen un especial protagonismo por motivos obvios, a estas alturas del verano. 

Cabellud destacó este jueves algunos de los trazos más importantes del trabajo zaragocista en esta fase inicial del curso. "No sé si es un sueño, pero lo que no es es habitual que un equipo empiece la pretemporada con el 90 por ciento o más de la plantilla cerrada. Yo no recuerdo un año en el que haya contado con el equipo casi completo en la segunda semana del verano. Eso es algo muy positivo, nos da mucho margen de trabajo", indicó de entrada.

"Las pretemporadas han cambiado mucho de 10 años hacia atrás. Ahora, a diferencia de entonces, ya no se basan en buena medida en un trabajo fundamentalmente físico. Y con más razón, cuando se ve en muchos equipos que la definición de la plantilla no se lleva a cabo hasta la última semana de agosto. Uno tiene la certeza en muchos casos de que los preparadores físicos de los equipos acabamos trabajando para los preparadores físicos de otros equipos", reflexionó curiosamente Roberto Cabellud. "No solo porque jugadores que tú has preparado se vayan a otro lugar. También pasa al revés. Te llegan a ti futbolistas a última hora que han sido preparados por otros", apostilló.

A Cabellud también se le citó el recorte ostensible de días que tienen en los tiempos modernos las pretemporadas fuera de casa, cuando antes se podían pasar dos y tres semanas lejos del hogar, bien en altitud, bien en giras de partidos. "Yo creo que las concentraciones, cuando van acompañadas de la disputa de partidos de fútbol, si son largas, no pasa nada. Es bien diferente cuando se viaja para centrar todo en la preparación física. Ahí, deben ser cortas", explicó.

Y Roberto lo vinculó con el presente: "El Real Zaragoza viene a Boltaña desde hace ya unos años, en el Hotel Monasterio nos tratan muy bien, el campo está perfecto para entrenar... pero tenemos el inconveniente de no poder concertar partidos de cierto nivel, pues es casi imposible que equipos importantes puedan venir hasta aquí. Por eso, hacer una pretemporada excesivamente larga en un lugar que no te facilita esos rivales y esos partidos, no tiene sentido", argumentó.

El preparador físico también destacó los cambios de hábitos que vienen forzados por la propia metamorfosis vivida en el fútbol profesional español. Antes, durante décadas, la liga empezaba el primer fin de semana de septiembre. Desde hace unos años, para la Virgen de Agosto el fútbol ya se pone en marcha. "Las pretemporadas se han hecho más cortas de por sí por obligación. Por eso tenemos que priorizar sesiones de entrenamiento, sea donde sea, más que los lugares de concentración, que ya no son tan importantes", apuntó Cabellud.

"Hemos firmado jugadores que, como se está viendo ya, nos aportan más en lo físico respecto del año pasado. Nuestra media de altura ha subido. Nuestra presencia física en el campo ha mejorado. Es lo que Víctor Fernández tenía en mente. Y se está cumpliendo", evaluó respecto de la envergadura y estatura de la mayor parte de los nuevos fichajes (Atienza, Dwamena, Luis Suárez, Vigaray, incluso Bikoro, cuyo futuro no está nada claro que esté en el primer equipo zaragocista).

Partidos de bajo perfil

Roberto Cabellud asumió que el perfil de los rivales de la pretemporada 2019 es bajo. No se puede discutir tal hecho, pues solo el Alaves es profesional y los demás son aficionados (Peña Ferranca y Boltaña) o de Segunda B (Ebro, Calahorra, Nástic de Tarragona y Tudelano). Y este detalle, que no es menor, repercute en el modo de acometer los entrenamientos de precampaña. "Es evidente que si jugásemos contra rivales de mayor envergadura esta pretemporada, habríamos enfocado esta preparación de una manera distinta. El hecho de que los rivales sean menores, de exigencia más baja que si jugasemos contra más adversarios profesionales, nos obliga a realizar unos entrenamientos de mayor calidad", razonó.

 A falta de solo un mes para que la liga comience ante el Tenerife (La Romareda, sábado 17 de agosto), Cabellud añadió un matiz que va a utilizarse desde su ámbito de la preparación fisica para dotar de valor analítico los partidos citados en esta pretemporada tan particular del Real Zaragoza: "Buscaremos dificultar la disputa de los partidos, con más fatiga o con condicionantes que nos lleven a competir en mayor dificultad ante estos equipos que nos esperan", dijo sin especificar en qué consistirán esos matices de autolastrado. 

Etiquetas
Comentarios