Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Un Real Zaragoza asimétrico en ataque, con un extremo y mezclas diversas

Blanco será el único jugador específico 'pegado a la cal' y Víctor Fernández tiene in mente conformar un esquema táctico con piezas complementarias en todas las partes del campo, sin un diseño ordinario.

Víctor Fernández, en el primer entrenamiento de la pretemporada el pasado jueves, charló específicamente con Blanco, el único extremo puro de la plantilla según los planes del entrenador.
Víctor Fernández, en el primer entrenamiento de la pretemporada el pasado jueves, charló específicamente con Blanco, el único extremo puro de la plantilla según los planes del entrenador.
Francisco Jiménez

A cuenta de la figura del joven extremo zurdo Álex Blanco, recién llegado del Valencia al Real Zaragoza (tras jugar seis meses en el Alavés), Víctor Fernández adelantó las primeras líneas tácticas que piensa instaurar en el nuevo equipo que acometerá la temporada 2019-20 desde mitad de agosto. Blanco es un extremo puro, a la vieja usanza. De los de correr la banda junto al linier y la primera fila del público. De los de llegar a línea de fondo y centrar. Algo que, en los últimos muchos años, en Zaragoza ha sido rara avis. De hecho, en los dos últimos cursos, tipos como Oyarzun o Aguirre, presumiblemente con ese perfil técnico, descarrilaron irremisiblemente por unas u otras causas internas y de índole táctica.

Víctor ha dado desde el mismo inicio de la pretemporada una importancia sobresaliente a Blanco. A su rol en la pizarra. Es un jugador, una pieza, hecha a medida del entrenador. Y, con ese punto de partida, Fernández no tuvo problemas en explicar en rueda de prensa por dónde van a ir los tiros este año en el mecanismo de juego principal del Real Zaragoza.

"Este año pasado, hemos adaptado a jugadores para jugar en banda. En este sentido, Papunashvili creo que es un futbolista que se acopla perfectamente a ello, con preferencia a jugar por la derecha (a pie cambiado). Soro también se puede adaptar perfectamente. Pero digamos que el auténtico especialista, el verdaderamente específico para abrir el campo y que juegue pegado a la cal, en la línea de banda, y que sea un jugador al que lanzarle la pelota y te genere un uno contra uno y nos genere centros al área, ese es Álex Blanco", señaló Víctor.

Y el preparador aragonés se lanzó a anticipar una curiosa fotografía de lo que puede ser el Real Zaragoza de esta temporada venidera sobre el césped. Algo poco ordinario. "Va a ser muy difícil que juguemos con un dibujo simétrico. Porque no vamos a tener dos grandes especialistas en la banda (extremos). Pero sí es importante tener al menos una banda con un jugador especializado, aunque en el otro flanco seamos más asimétricos", indicó Fernández.  

"A mí me gusta más jugar así. Porque se pueden lograr superioridades por dentro y, además, tengo la posibilidad de abrir por fuera con un referente. Y porque, además, los cuatro laterales que tenemos son muy profundos. Vigaray, pese a que predomina la actitud defensiva, con campo abierto es un hombre que llega hasta el fondo y pone muy buenos centros. Delmás es mucho más ofensivo. Y en el lado contrario, igual Lasure que Nieto nos dan mucha profundidad. Tenemos muy buena mezcla ahí", añadió incluyendo a los laterales en la estrategia atacante, futbolistas que ganarán relevancia en la asimetría ofensiva del Real Zaragoza, en especial por el lado opuesto al que ocupe Blanco en cada momento. 

Víctor Fernández va a intentar lograr un alto rendimiento atacante mezclando a Blanco con otros mediapuntas y delanteros de diversas cualidades y aptitudes con y sin el balón. "Arriba, en ataque, igual el delantero que venga como el que ya tenemos (Luis Suárez), son jugadores que saben caer a los costados. Eso nos va a facilitar que el equipo sea ancho en la línea ofensiva", concluyó el técnico. 

Etiquetas
Comentarios