Real Zaragoza

real zaragoza

Defensa de 4, defensa de 5... Víctor deja abiertas las dos posibilidades

"Cualquier opción de las dos es viable, pero no quiero descubrir mis cartas", dijo el entrenador del Real Zaragoza ante esta disquisición previa al viaje a Córdoba.

Víctor Fernández, con los balones sobre el césped, al inicio del entrenamiento del viernes.
Víctor Fernández, con los balones sobre el césped, al inicio del entrenamiento del viernes.
Francisco Jiménez

El Real Zaragoza ha venido jugando con Víctor Fernández con una defensa ordinaria en el fútbol moderno, la de 4 hombres: lateral derecho, dos centrales y lateral zurdo. La excepción tuvo lugar en el último viaje, en Cádiz, donde el entrenador aragonés decidió apostar "por algo diferente" en sus costumbres ancestrales. En el Carranza, el Zaragoza formó con defensa de 5, con tres centrales entre los laterales. 

Aquella pincelada distinta, aquel modelo que tenía mucho de experimental en manos de Fernández (un 5-3-2), estuvo en un tris de salir perfecto, pues el Real Zaragoza llegó al minuto 90 ganando 2-3 al crecido Cádiz... que le empató finalmente a tres de penalti y fuera de tiempo. La determinación de Víctor había tenido dos resortes, dos razones para ponerse en marcha a modo de rareza histórica: uno, la manera de jugar de los gaditanos, siempre verticales, con bandas potentes y con necesidad de ayudas exteriores en posición defensiva del Zaragoza; y dos, que el equipo zaragocista venía de tres viajes terribles, con tres partidos pésimos a domicilio, tanto en resultados, como en juego, como en anotación goleadora (derrotas en Pamplona por 1-0, en Granada por 1-0 y en Mallorca por 3-0). Así que por eso Fernández buscó "algo diferente".

La pregunta, horas antes del desplazamiento a Córdoba, era obligada para el preparador zaragozano. ¿Seguirá con el experimental modelo de 5 defensas, como en Cádiz, o volverá a las rutinas de los 4 zagueros habituales?

Y Víctor dejó abiertas las dos opciones. Ni ató ni desató. Esgrimió el habitual burladero en estos casos: "No quiero decirle al rival cómo voy a jugar", vino a decir con naturalidad y sentido de Estado. 

"Cualquiera de las dos opciones, la de jugar con 3 (así llama Víctor a jugar con 5, pues él es de los que incorpora a los laterales al medio campo en la definición táctica referida) o la de jugar con 4, son viables. Son viables para este partido. Pero no puedo descubrir mis cartas, es evidente. No quiero que sepan ya lo que voy a hacer", subrayó Fernández. 

"Tampoco quiero engañar ni confundir a nadie (apostilló para justificar su silencio oficial y legítimo en esta cuestión). Pero el partido de Cádiz era más propicio para hacer este tipo de dibujo con 3 centrales. Ahora bien, eso no quiere decir que en este de Córdoba no se pueda hacer igualmente, aun siendo diferentes las características que pueda mostrarnos el rival", añadió finalmente. 

 

Etiquetas
Comentarios