Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El Real Zaragoza ganará por fin al Reus a la 6ª intentona... 1-0 y sin jugar

Desde que los eliminados tarraconenses asomaron en Segunda en 2016, el cuadro aragonés no logró ganar nunca en los 5 partidos dirimidos: 4 empates y una derrota. 

Imagen para la historia de los partidos entre Real Zaragoza y Reus: el griego Samaras, estrella fugaz y apagada a su paso por el club aragonés, fue titular por única vez en el campo reusense hace dos temporadas. El 24 rojinegro es el zaragozano, ahora en el Huesca, Miramón.
Imagen para la historia de los partidos entre Real Zaragoza y Reus: el griego Samaras, estrella fugaz y apagada a su paso por el club aragonés, fue titular por única vez en el campo reusense hace dos temporadas. El 24 rojinegro es el zaragozano, ahora en el Huesca, Miramón.
Chema Morera

El nonato Real Zaragoza-Reus, partido de la 35ª jornada de esta liga en curso que jamás tendrá lugar, va a dejar para la estadística y los balances globales de la competición de Segunda División una curiosa circunstancia histórica. Porque, el 1-0 que se inscribirá en el haber zaragocista, pues ése será el marcador establecido por el reglamento de la competición para computar en la clasificación (lo están logrando todos los demás equipos del torneo desde el inicio de la segunda vuelta), tiene mucho de excepcional en el breve historial de duelos ligueros dirimidos por unos y otros en el último trienio. 

Ese 1-0 a favor de los zaragozanos, tanteo de despacho ya sabido de antemano hace tiempo, va a ser el único triunfo del Real Zaragoza ante el Reus en la liga de plata desde que los catalanes asomaron en el fútbol profesional en 2016. Tiene mucho de apócrifo pero, de facto, los números así lo dirán para los restos. 

Y es que, con anterioridad, el Zaragoza, en las últimas tres campañas de coincidencia con los tarraconenses en Segunda, no fueron nunca capaces de doblarles la mano. Ni en La Romareda ni en su pequeño estadio municipal, allá en el polígono industrial de las afueras de Reus. El archivo guardará 4 empates y una derrota zaragocista en los 5 partidos disputados de verdad, sobre el césped y con todos los aderezos de un enfrentamiento de competición oficial.

En el estreno de estos envites entre Reus y Real Zaragoza, en la liga 2016-17, los catalanes empataron 2-2 en La Romareda (goles locales de Ángel y Dongou, y doblete para los visitantes de Folch, hoy en el Oviedo). Después, allí en la localidad catalana, los blanquillos cayeron por 1-0, con un gol de Querol, viejo verdugo poco antes en la catástrofe de Palamós, pues hizo 4 dianas en el 6-2 lacerante del Llagostera.

El año pasado, el 2017-18, el marcador en La Romareda fue de 0-0. Y, en la segunda vuelta, allí en Reus, la igualada fue con formato de 1-1: marcó primero Toquero para el Zaragoza (su último gol como blanquillo) y empató Lekic tras el descanso.

El quinto encuentro fue al principio de la actual liga, la 2018-19, aún en agosto, en la 2ª jornada. El Real Zaragoza hizo su primer desplazamiento del año a Reus y no pudo pasar del empate sin goles, un feo 0-0 que desató las primeras críticas al equipo. Y, como es de dominio público desde enero y, dentro de 4 días va a consumarse, no existirá el sexto envite entre ambos, porque los reusenses fueron descalificados de la liga por irregularidades societarias graves que impidieron su continuidad en Segunda División. 

Pero, a pesar de no tener cuerpo este etéreo partido que debería tener La Romareda como escenario este próximo fin de semana, sí que aportará al bagaje zaragocista un 1-0 a su favor de cara a las cifras tangibles de la clasificación que son necesarias para el cómputo final de la liga. Ahí está la gracia del asunto. 

Más lejos en la memoria queda el viejo enfrentamiento en la Copa del Rey, en la temporada 1977-78, donde, ahí sí, un Zaragoza de Segunda ganó 5-0 a un Reus de Tercera División en La Romareda, con dobletes goleadores de Pichi Alonso y Oviedo, y un gol en propia puerta del catalán Lázaro. Pero, para que quede subrayado el gafe del llamado Nou Camp Municipal de Reus para los zaragocistas, resulta que hasta en aquella lejana pugna copera, con tanta diferencia de categoría como había, los herederos de los Zaraguayos tampoco pudieron vencer en terreno rojinegro, pues la ida terminó con 0-0.

Así queda finiquitado este breve pero singular cruce de caminos entre el Reus y el Real Zaragoza... sine díe, hasta que el destino diga, si lo dice.

Etiquetas
Comentarios