Despliega el menú
Real Zaragoza

Toquero, delantero del Real Zaragoza, explica en El Correo los pormenores de su lesión

El veterano jugador vasco habla en una entrevista de "úlceras de grado 4 en el menisco y quistes en el fémur y la tibia" y saca a la luz lo ocurrido desde junio con su caso.

Toquero, con las muletas, junto a Lalo Arantegui a finales de julio en el amistoso de pretemporada que el Real Zaragoza jugó en Tudela. Fue su primera aparición pública desde la campaña anterior.
Toquero, delantero del Real Zaragoza, explica en El Correo los pormenores de su lesión
Dani Marzo

Gaizka Toquero, delantero del Real Zaragoza, explicó este pasado fin de semana en una entrevista concedida a El Correo, periódico vasco, los pormenores de la lesión en la pierna derecha que lo tiene apartado de jugar desde que concluyó la pasada temporada. De hecho, el delantero vitoriano del club blanquillo disputó su último partido con la camiseta del dorsal '23' del cuadro zaragocista en el adiós a la campaña 2017-18, la vuelta de la semifinal de la Promoción de ascenso ante el Numancia en La Romareda, que acabó con la derrota ante los sorianos y la eliminación del cuadro aragonés en la mitad de junio.

Toquero, tras las vacaciones, ya no hizo la pretemporada y el devenir de su día a día desde entonces, hace ya más de 5 meses, ha quedado resumido en tres de las preguntas que el periodista Robert Basic le hizo en las últimas horas en el diario vizcaíno:

-El único pero es la lesión, un problema grave.

"Sí. Llevaba muchos años con el menisco roto, también en el Athletic, e iba tirando porque no tenía problemas. Llegué a Zaragoza y la primera vuelta la jugué completa, pero en la segunda empecé con dolores. Pensábamos que era el menisco y el último mes era durísimo. Decidimos operar. Creía que iba a estar mes y medio de baja, pero cuando entraron encontraron úlceras de grado cuatro en el fémur, en la tibia, algún quiste... Me pasé dos meses con muletas y sin apoyar. Iba todo más o menos bien hasta que empecé con los cambios de dirección".

-Algo no iba bien.

"Un día, en unas frenadas y cambios de dirección me hice daño. En la resonancia se vio un edema óseo y recibí dos tandas de plasma. Tampoco me dan ya ninguna solución más. En la operación me hicieron unas perforaciones, me aplicaron el plasma óseo... Médicamente no hay otra cosa; bueno, sí, una prótesis de rodilla, pero no veo a nadie jugando al fútbol con prótesis".

-¿Está valorando la posibilidad de dejar el fútbol?

"Cuando ocurren estas cosas se te pasa por la cabeza. Ahora no voy a decir ¡lo dejo! Haré todo lo posible por recuperarme porque me queda un año en el Zaragoza y me gustaría acabar mi carrera jugando, disfrutando. Pero, claro, cuando lo intentas y no puedes y tienes dolores piensas en dejarlo".

Etiquetas
Comentarios