Despliega el menú
Real Zaragoza

Papunahsvili e Igbekeme no se entrenaron este lunes con el equipo

El georgiano sigue dolorido tras el pelotazo recibido en Albacete, mientras que el nigeriano aún no está en condiciones de volver tras 15 días de recuperación de una rotura muscular.

Inicio del entrenamiento del Real Zaragoza este lunes por la tarde, tras dos días de asueto después del partido de Albacete.
Inicio del entrenamiento del Real Zaragoza este lunes por la tarde, tras dos días de asueto después del partido de Albacete.
HERALDO TV

Todo según lo previsto. El Real Zaragoza volvió este lunes por la tarde a la rutina de entrenamientos, tras dos días de asueto al regreso del partido nocturno el viernes pasado en Albacete (el primero, con el viaje de regreso en el tramo matinal) y lo hizo con las ausencias en el grupo de Papunahsvili e Igbekeme. El georgiano sigue dolorido en sus piernas tras las secuelas del balonazo que recibió a bocajarro del albaceteño Acuña ante del descanso en el Carlos Belmonte, con especial énfasis en el tobillo izquierdo. Por su parte, el nigeriano, que está en el día 15º de su rehabilitación tras la rotura muscular que sufrió en Almería el pasado día 16, todavía no ha alcanzado el mínimo necesario para reintegrarse a la normalidad (se estableció un tiempo de recuperación en torno a las tres semanas).

De este modo, ni el mediapunta ni el centrocampista tienen asegurado el retorno al equipo en el siguente partido, que se demorará hasta el lunes próximo, en La Romareda ante el Osasuna (cerrará la 8ª jornada liguera). Todo queda abierto en virtud de cuál sea su evolución en los próximos días, aunque Igbekeme, según las previsiones, no debería forzar y lo normal es que aguarde al siguiente choque, en Soria ante el Numancia, el sábado día 13.

En otro sentido, Verdasca sí que ha trabajado con normalidad con su compañeros, una vez recuperado del episodio de gastroenteritis que se le manifestó al portugués en los minutos que rodearon el partido de Albacete y que le aconsejaron pedir el cambio en el 38 al sentir sobre el césped claros síntomas de diarrea y malestar general. Casi 72 horas más tarde de aquel mal momento, Verdasca ya está apto para volver a entrenarse sin mermas.

Etiquetas
Comentarios