Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

Delmás y Sporting de Gijón, mezcla mágica para el canterano del Real Zaragoza

El lateral diestro brilla ante los astures: marcó el gol del triunfo en El Molinón en la primera vuelta en diciembre y, este sábado, dio el pase magistral del 2-0 a Borja Iglesias en La Romareda.

Delmás se lleva el balón ante Jony (izda.) en el partido de este sábado en La Romareda. A la dcha., Delmás anota el 0-1 ganador en El Molinón de Gijón en la primera vuelta.
Delmás y Sporting de Gijón, mezcla mágica para el canterano del Real Zaragoza
Guillermo Mestre/Movistar +

Julián Delmás reapareció por sorpresa este sábado ante el Sporting de Gijón en el crucial partido de la 38ª jornada de liga que ganó el Real Zaragoza por 2-1. El lateral diestro canterano pasó de estar dos semanas sin ir siquiera convocado (en la primera, el club informó de un proceso de amigdalitis) a la titularidad ante los asturianos, ocupando el puesto de Benito, habitual titular en el flanco derecho de la zaga durante toda la segunda vuelta exacta. Desde la noche de Reyes, aquel 5 de enero en el que, bajo un diluvio, los zaragocistas empataron 1-1 contra el Barcelona B como colofón a la peor primera vuelta de la historia en Segunda, Delmás no contaba para Natxo González en el once inicial.

El zaragozano ha pasado de puntillas por la segunda fase de la liga, la de la reacción positiva y brillante del equipo aragonés, que ha dado la vuelta a la tortilla por completo hasta alcanzar unos números sin parangón positivo en el último lustro de plata. Jugó unos segundos, sin tocar siquiera el balón, ante el Tenerife (entró en el campo en el 93 por Ros). Suplió por fuerza mayor a Benito en Soria, el día del Numancia, cuando al catalán lo dejaron conmocionado y acabó en el hospital (esa tarde participó 55 minutos). De nuevo le tocó entrar en frío, por una nueva lesión súbita de Benito, en el campo de la Leonesa, donde su presencia en el césped fue de 40 minutos. Y hasta ahí llegó su utilización en cuatro meses, apenas 96 minutos sobre un total de 1.530 que abarcan las 17 jornadas del segundo tramo liguero que ya se han dirimido. Pura anécdota.

Pues bien, a Delmás le dio lo mismo esta retahíla de antecedentes. Asumió con su habitual desparpajo el hecho de haber sido elegido por Natxo González para ser el secante de Jony, el fichaje estrella en el mercado invernal del poderoso Sporting de Gijón (por presupuesto, pues viene de Primera División), y a Julián no solo le dio de sí para cumplir con su cometido defensivo, sino que, como siempre, tuvo el suficiente descaro para irse arriba en cuanto el fútbol le dio oportunidad y, de ese modo, rubricar una actuación personal sobresaliente. El propio Natxo lo calificó públicamente, tras el partido, con un "9,5 sobre 10".

Observar la brillante aportación de Delmás al equipo en un duelo de tanta exigencia como era este frente a los gijoneses, cuyo culmen fue la asistencia de gol que el lateral aragonés dibujó en el minuto 27 para dejar a Borja Iglesias solo ante el portero rival con un pase al espacio magistral, hilvanó de inmediato este episodio del canterano con el vivido ante el mismo rival, el Sporting, en la primera vuelta. Porque, en aquel duelo de El Molinón, el 3 de diciembre, el Real Zaragoza ganó 0-1 contra pronóstico... con un golazo de Delmás a la salida de un córner, en un remate acrobático a la primera en volea ladeada, que significó su estreno anotador en el fútbol profesional y la guinda a una noche espectacular en el plano personal.

Así que, es indiscutible, Delmás y Sporting de Gijón suponen una mezcla mágica para el carrilero aragonés. Jugar contra los rojiblancos le viene de perlas a Julián. Hay un embrujo especial para él en este enfrentamiento con los gijoneses. En la primera vuelta, el duelo de El Molinón encumbró a Delmás como un titular más del equipo, lo confirmó en la primera línea de la plantilla, lejos del calificativo inicial de novato emergente que tenía que aprovechar las pocas oportunidades que la temporada le iba a traer (ese podía ser el plan inicial con él y otros allá por agosto). Y hace 24 horas, su reaparición en La Romareda, de nuevo ante el Sporting, ha sacado a la luz la casta y la actitud de un chaval que no se desvanece jamás por más que los vientos no le sean favorables en lo individual en determinados momentos. Siempre que hace falta, Delmás está en perfecto estado de revista y utilización para el entrenador. Y da la talla y cumple sin dejar notar un solo detalle de desasosiego, de malestar, de reproche. Sabe dónde está, de dónde viene y, sobre todo, hacia dónde quiere ir.

En Cádiz, el próximo lunes, Natxo tiene de nuevo la palabra. ¿Seguirá Delmás en el puesto de lateral derecho o volverá el que tiene el rol de titular, Benito? 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión