Despliega el menú
Real Zaragoza

Competición, que se reúne este miércoles, ya tiene las alegaciones del Zaragoza

El área jurídica del club aragonés confía en que los jueces anulen las tarjetas a Febas y Borja Iglesias, éste expulsado sin sentido por Figueroa ante el Nástic.

Figueroa Vázquez, el árbitro andaluz del Real Zaragoza-Nástic del domingo pasado, tras expulsar a Borja Iglesias.
Figueroa Vázquez, el árbitro andaluz del Real Zaragoza-Nástic del domingo pasado, tras expulsar a Borja Iglesias.
Toni Galán

El área jurídica del Real Zaragoza ya ha remitido este martes al Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol las alegaciones relativas a las tarjetas amarillas que el árbitro andaluz, Figueroa Vázquez, mostró el pasado domingo a los jugadores blanquillos Febas (una) y Borja Iglesias (dos), éste último expulsado por dicha acumulación. Con el apoyo crucial, en este caso, de las pruebas videográficas, que son contundentes para desvirtuar en un solo golpe de vista los argumentos arbitrales que se escriben en el acta del choque de La Romareda, el club aragonés confía en que los jueces de Competición dejen sin efecto las amonestaciones y, en el caso de Iglesias, pueda ser alineado en el próximo partido en Oviedo.

La segunda amarilla que Figueroa enseñó a Borja Iglesias queda absolutamete en entredicho en las imágenes de televisión y deja en evidencia la denuncia del documento oficial, en el que Figueroa sustenta su decisión de castigar al delantero centro zaragocista "por soltar el brazo a un contrario de forma temeraria mostrando desconsideración con él mismo, no estando el balón en juego". Esa justificación está alejada de la realidad y queda patente que el portero del Nástic, el macedonio Dimitrievski, simuló sin pudor una agresión inexistente, como incluso ha reconocido posteriormente su capitán, Xavi Molina, que estaba justo al lado pues era el marcador, cuerpo a cuerpo, de Borja Iglesias.

Finalmente, también se solicita, se considera que con toda razón y pruebas, que le sea retirada la tarjeta amarilla a Febas "por protestar una decisión" del árbitro. En este caso, el vídeo también demuestra que el jugador del Real Zaragoza no emite por su boca ni una sola palabra que pueda responder a la acusación del árbitro sevillano. Solo hay un cabeceo con sentido negatorio, gestual, nunca reproche oral alguno ni mirada dirigida al árbitro, al no entender Febas cómo no pitaba una falta clarísima que le hizo ser desplazado por el rival del Nástic incluso fuera del campo, junto a la banda.

La reunión del Comité de Competición tendrá lugar, en esta semana concreta, a lo largo de la jornada del miércoles, por lo que el Real Zaragoza estará muy atento a lo que en ella ocurra por la trascendencia del caso tras el triste episodio vivido con Figueroa el pasado domingo en La Romareda. Si el fallo de los jueces de Competición no fuese el esperado por el club aragonés, de manera inmediata se remitirían los correspondientes recursos a la siguiente instancia judicial, el Comité de Apelación, que suele reunirse los jueves.

Etiquetas
Comentarios