Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

Las cunas del Real Zaragoza

Alcorcón brinda de nuevo a Víctor Muñoz la posibilidad de dar opciones a las canteranos.

Whalley despeja de puños, en un lance del partido del Real Zaragoza con el Sporting
Las cunas del Real Zaragoza

No tuvo Whalley su día el pasado sábado. Salió nervioso y lo pagó a las primeras de cambio en un par de jugadas que metieron el miedo en el cuerpo y la desazón al equipo. No fue el Sporting un conjunto incisivo y así el partido fue discurriendo sin demasiadas inquietudes, hasta que el remate de Bernardo atravesó al guardameta blanquillo, niveló el duelo y cerró un debut que no fue el joven canterano hubiera deseado.

Pero Óscar Whalley puso el lunes en una dimensión distinta su estreno en el Real Zaragoza: era la guinda de ocho años en la Ciudad Deportiva y la ilusión de todo canterano, jugar en el primer equipo. "Estoy muy contento de haber debutado aquí", aseguraba Whalley. "Estaba nervioso al principio, pero conforme va pasando el partido te concentras e intentas estar tranquilo y hacerlo bien".

El zaragozano es otro de los valores de la cantera blanquilla, de esa lista de futbolistas que han tenido la oportunidad -pegados a la necesidad del primer equipo- de dar el salto al Real Zaragoza. De él destacaba Leo Franco su preparación y futuro deportivo: "No me gustaría arriesgar demasiado, pero me parece que tiene un nivel de internacional . Este chico es un diamante muy interesante".

Lo lógico, lo natural, es que Víctor Muñoz le vuelva a otorgar galones de titular en el intrascendente partido de Alcorcón, el domingo próximo. Allí, alejado de las presiones de su debut y del ambiente enrarecido de una Romareda harta, podría verse en acción al Whalley conocido, al que se ha ganado, escalón a escalón, su debut en el Real Zaragoza.

Alcorcón, que también debería ser oportunidad para otros jóvenes con valores adquiridos en las cunas del Real Zaragoza.

(Más noticias del Real Zaragoza)

Etiquetas