Real Zaragoza

Osasuna 1 - 0 Zaragoza

El Real Zaragoza enciende las alarmas

Los aragoneses cayeron derrotados por 1-0 en su visita a Osasuna y descienden hasta la decimoséptima posición, una por encima del descenso.

Los jugadores de Osasuna celebran el gol de Sola
Osasuna 1 - 0 Real Zaragoza
EFE

¡Peligro, peligro! Suenan las alarmas, encendidas tras la derrota del Real Zaragoza en su visita a Osasuna (1-0). Un resultado quizás injusto a tenor de lo visto sobre el verde, pero que retrata con un realismo digno de Coubert los males del conjunto aragonés. El diagnóstico de porqué los blanquillos se encuentran cada vez más cerca de las posiciones de infarto. Fallan los detalles. Situaciones puntuales que, ante la igualdad general existente entre los equipos que buscan la permanencia, suelen decantar la balanza hacia el lado contrario. 

En esta ocasión, el uno en la quiniela se dibujó de manera rápida. En el minuto 3, concretamente, momento en el que Kike Sola se elevó en el aire para cabecear a la red un preciso centro de Damiá. Desde luego, el testarazo fue inapelable. Fuerte y bien dirigido, como mandan los cánones. Casi de postal. Aunque no es menos cierto que Paredes, espectador de lujo en la acción, pudo y debió hacer más para entorpecer el remate. El choque casi no había comenzado y los zaragocistas ya debían remar contracorriente. Un escollo que no lograron superar.

Y eso que durante la primera, tanto encajado aparte, la imagen ofrecida fue satisfactoria. Gracias también a la pasividad de Osasuna, centrados en guardar su puerta y ver si caía algo a la contra. Bien dirigidos por Apoño y, sobre todo, Rochina, que se erigió como lo único positivo de la noche, los aragoneses se hicieron con el control absoluto del partido.

El mediapunta valenciano, que comenzó virtualmente situado a la derecha, aunque desarrolló casi todo su juego por el centro, fue sin duda el más destacado de los blanquillos. De sus botas nacieron el primer disparo del Real Zaragoza, realizado en el minuto 1, así como las mejores ocasiones de gol zaragocistas. Bien a través de precisos centros, como el servido a Apoño en el 29', bien llegando desde la segunda línea, como en un remate a pase de Abraham en el 32', o incluso a través de jugada personal, como la realizada en el 65', en la que consiguió zafarse de dos defensores antes de cruzar demasiado el balón ante la salida de Andrés Fernández. Rochina aportó amenaza ofensiva, pausa con el balón e, incluso, sacrificio atrás. Partido de notable alto.

Lamentablemente, no fue suficiente. Como tampoco lo pareció el color de la tarjeta amarilla mostrada a Flaño cuando, en el 27', derribó a Bienvenu una vez que el camerunés encaraba la meta osasunista. El delantero zaragocista, que formó como titular en sustitución del sancionado Postiga, ofreció pelea a cada balón en largo enviado, pero no mucho acierto. Siendo encontrado con espacio únicamente en dicha ocasión.

Así las cosas, el descanso llegó en el mejor momento de los zaragocistas. Y tras él, un partido nuevo. Convencidos de su plan, el cuadro local apretó en intensidad, frenando en seco el juego combinativo de los aragoneses. Interrupciones continuas que Velasco Carballo adornó con un festival de amonestaciones. En total, el colegiado mostró 13 cartulinas amarillas. Siete a Osasuna y seis al Real Zaragoza. Una cantidad desorbitada para los niveles de dureza en los que transcurrió el encuentro.

En busca de algún revulsivo, Jiménez dio entrada a Carmona, que de esta forma debutó en Primera División, Rodri y Edu Oriol. Cambios ofensivos que en una segunda lectura denotan la pérdida de protagonismo que Víctor está sufriendo dado su bajón de nivel de juego. Desgraciadamente, ninguno de los que entraron en el césped como refresco consiguieron cambiar la dinámica de un choque que poco a poco iba discurriendo por los parámetros que deseaban los navarros. Incluso, a la contra, los rojillos pudieron haber sentenciado, de no ser por las manoplas de Roberto a una vaselina de Silva o a la mala puntería de Nino en una jugada en la que se quedó solo contra el cancerbero zaragozano.

Con el pitido final, la preocupación. Tras la derrota, el cuadro blanquillo queda relegado hasta la decimoséptima posición, superado precisamente por el conjunto pamplonica. A un escalón de la zona de peligro. Sin haber ganado un partido de Liga en 2013, la voz de peligro es nítida y clara. Urge una respuesta.

Ficha técnica:

CA Osasuna: Andrés, Marc Bertrán, Rubén, Flaño, Damiá (Arribas, 78'), Lolo, Oier, Cejudo (Silva, 46'), Armenteros, Nino y Kike Sola (Llorente, 72')

Real Zaragoza: Roberto, Sapunaru, Pintér, Paredes, Abraham, José Mari, Apoño, Movilla (Carmona, 63'), Rochina (Edu Oriol, 75'), Montañés y Bienvenu (Rodri, 67')

Goles: 1-0 Kike Sola (3'),

Árbitro: Velasco Carballo. Amonestó de Osasuna a Cejudo (8'), Flaño (27'), Lolo (37'), Bertrán (40'), Oier (77'), Nino (92'), Andrés Fernández (93'). Por el Real Zaragoza vieron la amarilla Bienvenu (5'), José Mari (50'), Pintér (53'), Abraham (60'), Montañés (73'), Carmona (74')

Incidencias: Partido correspondiente a la vigesimocuarta jornada de Primera División celebrado en el estadio Reyno de Navarra de Pamplona ante 17.100 espectadores.

Etiquetas