Despliega el menú
Fútbol

deporte autonómico

Ebro, Tarazona, Belchite… el fútbol aragonés se reencuentra con sus aficionados

Después de que ayer se jugasen los primeros partidos con afición, este domingo se disputa el grueso de la jornada de Segunda División B y Tercera.  

La grada del estadio Pedro Sancho, en el partido CD Ebro-Haro.
La grada del estadio Pedro Sancho, en el partido CD Ebro-Haro.
Heraldo

Ha costado mucho, casi un año entero, pero los aficionados están de vuelta. Los partidos han recuperado su ambiente, su esencia, su sentido. Ayer, el Zaragoza CFF de la Segunda División femenina, el Binéfar de Tercera masculina o una decena de clubes de sala pudieron reencontrarse con sus seguidores, siempre cumpliendo las pertinentes medidas sanitarias. Hoy, le llega el turno al CD Ebro, a la SD Tarazona (Segunda B) y a todos aquellos equipos de Tercera que ejercerán de locales a lo largo del domingo, en el día del fútbol por antonomasia.

A las 12.00, el Ebro ha recibido al Haro Deportivo en el estadio Pedro Sancho. Las instalaciones están preparadas para acoger algo más de 1.700 espectadores, pero, teniendo en cuenta la limitación de aforo exigida por el Gobierno de Aragón (30% de la capacidad total del recinto sin superar las 300 personas en interior y las 500 en exterior), hoy han presenciado el partido 375, según los datos ofrecidos desde el club de La Almozara.

A pesar de la falta de costumbre de acudir al fútbol y del mal tiempo, nuestros espectadores han respondido bien. El equipo ha empezado bien, marcando pronto, pero después todos nos hemos quedado helados con el gol del Haro antes del descanso. El ambiente ha sido más frío de lo que esperábamos, pero irá creciendo en los siguientes partidos", explicaba, al término del choque, David Lafuente, gerente del CD Ebro. 

"Muchos aficionados tienen que terminar de conocer el equipo porque, al no poder acudir el campo hasta ahora, apenas habían seguido el transcurso de la temporada. Poco a poco irán conociendo a los jugadores nuevos", añadía Lafuente, sobre un encuentro que ha finalizado a la vez que otros otros cinco partidos de Tercera División.  Se trata del Monzón-Deportivo Aragón, Belchite-Tamarite, Huesca B-Cariñena, Calamocha-Villanueva y Cuarte-Épila, encuentros que también han devuelto el calor de su gente a los cuadros que han jugado en casa.

Al finalizar el Belchite-Tamarite, Javier Segura, directivo de los locales, celebraba que los partidos hayan dejado de ser a puerta cerrada y los seguidores, por fin, puedan ver al equipo en el mejor momento de su historia. “Somos la revelación de la temporada y era una pena que nuestra afición no pudiera disfrutarlo. Es un día feliz para todos”, comentaba Segura.

Debido a que el estadio municipal de San Martín tiene capacidad para unos 100 espectadores en la grada y con las restricciones de aforo solo se podrían sentar 30, el club zaragozano ha optado por colocar sillas alrededor del terreno de juego y ampliar un aforo que, como el resto de instalaciones deportivas al aire libre, en ningún caso podría superar las 500 personas.

Hoy han acudido al partido unos 70 aficionados. Esperamos que esa cifra ascienda en las próximas semanas, cuando la gente recupera la dinámica y juguemos a mejor hora”, adelanta Segura, refiriéndose a un horario, el matinal, que nunca ha resultado demasiado atractivo en el fútbol regional. 

Los pueblos prefieren las tardes de café con goles. Los partidos que prolongan las sobremesas familiares en busca del retoño imberbe o el papá capitán. Como los que este domingo, entre las 16.30 y las 19.00, devolverán la sonrisa a Tarazona, Teruel, Robres, Sabiñánigo, Utebo o Brea.

Etiquetas
Comentarios