Despliega el menú
Fútbol

fútbol

El juez levanta el secreto de sumario de la segunda fase de la Operación Oikos

La Policía Nacional sostiene en estas dos piezas, de las que se derivaron las detenciones del pasado 26 de noviembre, que la SD Huesca habría pagado una prima de 250.000 euros más intereses al Reus.

A las 9 de la mañana han comenzado a llegar al juzgado de Instrucción número 5 de Huesca los imputados por la segunda parte de la Operación Oikos, de amaño de partidos de fútbol.
Algunos de los abogados de los detenidos el pasado 26 de noviembre.
Rafa Gobantes

La Operación Oikos se ha colado en la semana del derbi aragonés. El juez Ángel de Pedro, que dirige la instrucción, ha levantado este martes 17 de diciembre el secreto del sumario de las dos piezas en las que la Policía Nacional sostiene que la Sociedad Deportiva Huesca pagó una prima a terceros al Reus para que derrotase al Real Valladolid en el partido disputado el 4 de junio de 2017 y que terminó con victoria de los catalanes por 2-0. De esta manera se allanaba su camino al ‘play off’ de ascenso a Primera División. Para ello, según consta en el texto que ha adelantado el diario ‘El Mundo’, el club azulgrana habría destinado 250.000 euros en efectivo más intereses.

También obra ya en poder de la SD Huesca, que lo está estudiando a la espera de adoptar la postura que estime oportuna. Se trata del apartado de la Oikos que derivó en las detenciones del pasado 26 de noviembre: entre otras, de las de Francisco Javier Atienza, Pichu, futbolista del Real Zaragoza; el ex presidente, Agustín Lasaosa; el exmédico de dicha entidad, el doctor Juan Carlos Galindo; el ex jugador Íñigo López; el actual director financiero de la Sociedad Deportiva Huesca, Carlos Laguna, y el empresario Jesús Sanagustín.

La referida prima, siempre según el criterio de los investigadores, se habría abonado a la plantilla del Reus para estimularla en pos de un triunfo que beneficiaba a los azulgranas en su objetivo de clasificarse para la fase de ascenso a Primera División. También, a una serie de intermediarios. “Las cantidades que constituyen el montante de la prima que el Huesca pagó al Reus” ascienden, según la Policía, a “250.000 euros” más un “extra” de “20.000 euros para el intermediario de la plantilla, Aritz López”, entonces futbolista del Reus y otro de los detenidos el 26 de noviembre, aunque no pasó a disposición judicial.

Para reunir esta cifra en metálico, la SD Huesca habría recurrido “a personas físicas que manejan cantidades en metálico de manera habitual”. Y se señala a Carlos Aranda y Raúl Bravo, a los que la Policía atribuye un préstamo de “125.000 euros” para esta operación. Asimismo, Agustín Lasaosa habría aportado 10.000 euros, Galindo otros 10.000; Rodrigo Fernández Lovelle 25.000 y Jacobo Sanz, 80.000 euros. Se trata de las cifras que figuraban en un texto manuscrito hallado en el despacho de Lasaosa en la sede del club durante el primer tramo de la Oikos, el 28 de mayo.

Como nexo entre las partes apunta el sumario al futbolista Íñigo López, al que “unen vínculos de amistad y profesionales con cada uno de los prestamistas. Como consecuencia de lo anterior", prosigue la Policía, "cada aportante de fondos negocia el precio del préstamo entregado, de tal forma que cada prestamista habría de obtener la devolución del capital más una cantidad como contraprestación”.

La Policía Nacional cree que “ante la falta de liquidez en metálico del Huesca se ha acreditado que parte de la devolución de los préstamos más sus intereses es afrontada por Íñigo López a través de disposiciones de efectivo en sus cuentas bancarias, en concreto, 140.000 euros”. Otra parte habría sido devuelta, a juicio de los investigadores, mediante la emisión de facturas falsas por parte de la empresa que hizo las obras de ampliación del estadio de El Alcoraz, Pryobras. Su administrador, Jesús Sanagustín, también fue detenido y puesto a disposición judicial.

La Policía aporta como prueba una conversación mantenida por Whatsapp entre Íñigo López y otro de los aportantes, en la que le dice que “están con el tema de obras para meterlo (…) para meter facturas ahora (…). Ya sabes... tienen que dejarlo bien hecho”. Los detenidos puestos a disposición judicial -Lasaosa, Galindo, López, Laguna, Sanagustín, Atienza y Fernández Lovelle- se acogieron a su derecho de no declarar ante el juez Ángel de Pedro a la espera de que se levantara el secreto de sumario.

La SD Huesca mantiene su “compromiso de respeto y colaboración con la actuación de la justicia, y, como hizo desde el primer momento de la llamada Operación Oikos, desde la convicción de que la actuación del club ha sido siempre conforme a la legalidad y al código de cumplimiento normativo de la entidad”. En este sentido, ha ido respondiendo a los requerimientos de documentación por parte de la autoridad judicial, así como a los oficios recibidos de la Policía nacional y a la auditoría realizada por el Consejo Superior de Deportes.

“Finalmente el Huesca mantuvo la última plaza que daba derecho a jugar el ‘play off’ de ascenso al vencer en la última jornada al Levante (1-2) pero fue derrotado en la liguilla de ascenso por el Getafe, siendo este equipo madrileño el que ascendería esa temporada a Primera División”, añade el sumario.

Etiquetas
Comentarios