Despliega el menú
Balonmano

balonmano

El Bada Huesca sigue sin encontrar quien le tosa

Los oscenses firman ante el Puerto Sagunto su sexta victoria consecutiva de la temporada en un partido trabajado en el que tras el 8-10 de la primera parte se impusieron por 23-19.

Montoya, jugador del Bada Huesca, realiza un lanzamiento durante el partido ante el Puerto Sagunto.
Montoya, jugador del Bada Huesca, realiza un lanzamiento durante el partido ante el Puerto Sagunto.
Rafael Gobantes

Seis victorias consecutivas, una trayectoria para enmarcar. El Bada Huesca continúa intratable y sigue sumando triunfos convertido en una maquinaria engrasada y en un grupo mentalmente fuerte al que las dificultades no logra doblegar. En el que suponía su regreso al Palacio de los Deportes un mes después, los de Jose Nolasco lograron tumbar al Puerto Sagunto en un partido muy trabajado y con dos partes muy diferenciadas (23-19). Una primera espesa y dura para el espectador en la que las defensas se impusieron y que dejaron a los locales con una desventaja de dos goles y una segunda mucho más vistosa en la que se encontró el cerrojo de la meta de los valencianos y en la que se mantuvo la propia cerrada con siete candados.

Los dos nuevos puntos siguen poniendo tierra de por medio con la zona baja y permiten mirar a los puestos altos con ojos golosos dentro de una clasificación que hay que coger con pinzas a tenor del gran número de partidos pendientes que arrastran la mayoría de conjuntos. De hecho, los oscenses inician ahora un auténtico maratón para cerrar el año a consecuencia de las jornadas aplazadas por la covid-19. Hasta el 19 de diciembre tiene programados otros ocho encuentros.

Nolasco pudo dar entrada a Oier García, una de las dudas con las que contaba, pero mantuvo en el banquillo a Joao Pinto, la otra. Enfrente se encontraron con un bloque que había sido capaz de dar sustos como el de su victoria ante el Anaitasuna y que viene siendo el más perjudicado por los positivos por coronavirus. El de este sábado era su sexto encuentro de la temporada. Marcó el ritmo mientras las fuerzas le aguantaron y acabó diluyéndose ante la avalancha que se le vino encima.

A los oscenses les costó de inicio ver los huecos en la defensa visitante. En un primer periodo de eminente protagonismo defensivo en los dos bandos, los que levantaron más y mejor su muro fueron los valencianos ante un oponente con su pivote anulado y con dificultades para llegar hasta los extremos. En los primeros minutos tan solo fueron capaces de anotar tres tantos, uno de Carmona y dos consecutivos de Adriá Pérez que sirvieron para poner el 3-3 en el marcador.

Después, la desventaja se abrió hasta un 3-7 que forzó a Nolasco a parar el choque cuando ya se había consumido un cuarto de hora. A pesar de que se trataba de cortar sus líneas de pase y de cerrarse por el centro, la constante movilidad de jugadores como Corzo o la efectividad de Facundo causaban muchos quebraderos de cabeza, aún a pesar de sus fallos desde los siete metros o de las paradas de Arguillas.

Era una cuestión de tener paciencia y no desesperar, como bien se demostró en el gol de Rodrigo que supuso el 6-8, un largo ataque entrecortado por las faltas del Puerto Sagunto en el que el brasileño acabó marcando. El pivote, de hecho, firmó tres de los tantos, el cuarto llevó la firma de Sergio Pérez, del parcial de 4-1 que acercó a los oscenses hasta el 8-9. Bien podría haberse cerrado el primer periodo con ese resultado. Sin embargo, un certero disparo de Pomeranz cuando ya se acercaba el minuto 30 hizo que los dos equipos se fuesen al vestuario con un 8-10 en el marcador.

El segundo tiempo alumbró un partido más abierto en el que los goles gotearon con mucha más rapidez gracias, como consecuencia de otras cosas, a que el Bada pudo hacer lo que le gusta, correr. Oier García estableció a los seis minutos en una contra el 11-11, las primeras tablas desde el 3-3. Después se sucedieron el 12-12, el 13-13 y el 14-14 hasta que una parada de Arguillas y el consiguiente contragolpe posibilitaron que Carmona diese a los locales su primera ventaja del encuentro a los 43 minutos.

Siguió produciéndose a partir de entonces el intercambio de golpes aunque esta vez con el Bada llevando la iniciativa en el marcador. En un nuevo ataque a la carrera, Oier García hizo levantarse al banquillo de los de rojo con el 18-16 que obligó al Puerto Sagunto a parar y recapitular con quince minutos aún por delante. En la reanudación, Sergio Pérez rubricó el 19-16. Quedaba tiempo y, aunque el Puerto Sagunto llegó a acercarse a uno, fue su canto del cisne. Los oscenses no quisieron más sorpresas. Carmona ató el triunfo con el 23-18 y al final el choque se cerró con el 23-19.

El miércoles espera el Nava en su pista. El partido corresponde a la primera jornada.

Ficha técnica

Bada Huesca: Dani Arguillas (po), Montoya(1), Carmona (6), Tioumentsev, Adrian Pérez (2), Nekkrushets, Marcelo, Oier García (3), Rodrigo Benites (4), Gucek, Sergio Pérez (5), Miguel Malo (1) Asier Nieto (1), Espinha (po).

Fertiberia Puerto Sagunto: Roney (po), Miralles, Mirallave, Facundo (4), Gil, Camacho, Carou, Corzo (4), Aizen, Alegre, Pomeranz (7), Kozina (3), Pozzer (1) y Danile Martínez (po).

Goles cada 5’: 1-3; 2-3; 3-6; 3-7; 5-8; 8-10; 10-11; 13-13; 17-16; 20-18; 22-18; y 23-19.

Árbitros: Colmenero y Rollan, Excluyeron dos minutos por parte del Bada Huesca a Gucek y Asier Nieto, y en el Puerto Sagunto a Pomeranz, Facundo, y Carou.

Incidencias: Partido de la 14ª jornada de la liga Asobal.

Etiquetas
Comentarios