Baloncesto
Suscríbete por 1€

baloncesto

Casademont Zaragoza: partido de máxima dificultad en Vitoria

El equipo aragonés visita este sábado el Buesa Arena (18.00), donde le aguarda uno de los mejores conjuntos del panorama continental. El triunfo prácticamente garantizaría la permanencia en la Liga Endesa.  

Vanwijn, Hlinason y Waczynski, en un entrenamiento del Casademont Zaragoza.
Vanwijn, Hlinason y Waczynski, en un entrenamiento del Casademont Zaragoza.
Guillermo Mestre

En el tramo final de la temporada, los triunfos se encarecen. Y el Casademont Zaragoza sigue en una situación inquietante, de riesgo, cuando sólo restan tres jornadas para el término de la competición regular. El cuadro aragonés se alinea en la decimotercera posición de la tabla, con dos partidos de margen con la zona de descenso a la Liga LEB, y tiene perdido el ‘basketaverage’ particular con el Burgos (-43) y el Fuenlabrada (-33), ganado con el Obradoiro (+2) e igualado con el Real Betis. Mientras, jugará ante el Andorra el próximo martes, al que ganó en el Principado por 83-92 en el partido de la primera vuelta.

En este escenario, los zaragozanos necesitan, al menos, una victoria más para sellar la permanencia sin depender de resultados ajenos. Y en su recorrido hacia la salvación –arduo y laborioso–, le aguardan los desplazamientos a Vitoria y Murcia, de máxima dificultad; además del compromiso ante el Andorra, en el pabellón Príncipe Felipe, donde le sobreviene un rival directo, herido, muy peligroso, que se juega su supervivencia en la Liga ACB y que se presentará a la cita en una situación desesperada.

Todos los obstáculos son de envergadura, de una exigencia notable. El primero de ellos atiende al Baskonia (18.00, Movistar+), uno de los conjuntos más rutilantes del panorama continental. No parece el adversario más propicio para sumar, y menos aún en el Buesa Arena de Vitoria, donde los zaragozanos presentan un balance desalentador: dos únicas victorias en los 13 encuentros disputados.

Mientras, el conjunto vasco ha elevado sus prestaciones en las últimas jornadas, y además es un bloque especialmente fiable en su propio feudo, donde ha ganado 10 de sus 15 compromisos. Al calor de sus aficionados, los vitorianos sólo han claudicado ante oponente de entidad: únicamente el Real Madrid (65-83), el Barcelona (77-96), el Lenovo Tenerife (65-71), el Gran Canaria (70-86) y Valencia Basket (71-78) han sido capaces de imponerse al Baskonia en el Buesa Arena.

Eso sí, el Casademont sorprendió a los vascos el pasado mes de diciembre, en el pabellón Príncipe Felipe, en el partido de la primera vuelta (97-79). Fue en la decimoquinta jornada de la competición. Entonces, el cuadro aragonés destrozó a su rival con una propuesta colectiva solvente: todos sumaron, todos remaron con tenacidad, sin tregua, en una de las mejores actuaciones de la temporada. Matt Mobley, con 20 puntos, fue el principal brazo ejecutor de los zaragozanos, perfectamente acompañado por Jordan Bone (15), Deon Thompson (13), Santi Yusta (12) y Dino Radoncic (11).

¿Puede el Casademont ganar ahora en Vitoria? "Para ello, tendremos que frenar su contragolpe, su juego a campo abierto, y parar también sus tiros en transición", advierte el entrenador del conjunto aragonés, Dragan Sakota, quien también subraya las dificultades de batir a un equipo "muy físico" y "con mucho talento" en todas sus líneas. "Ellos disponen, además, de fantánticos tiradores, como Giedraitis o Fontecchio", añade el técnico de los zaragozanos.

El Casademont perdió el pasado domingo ante el Bilbao Basket (80-82), en su compromiso más reciente, en un duelo intenso y competido que se resolvió en los últimos segundos con una canasta de Rafa Luz. Anteriormente, el cuadro aragonés había facturado tres victorias consecutivas, al haber superado al Obradoiro (80-73) y al Barcelona (76-71), en el pabellón Príncipe Felipe, y haber doblegado después al Río Breogán (82-86), en su desplazamiento a Lugo.

Una exitosa secuencia que le había despojado, por fin, de las dudas, la desconfianza y las inseguridades que venían lastrado su rendimiento desde el inicio de la temporada. Ahora, sin embargo, han vuelto las urgencias. "Hablar de cábalas y números es una presión añadida. Nosotros preferimos centrarnos únicamente en el partido ante el Baskonia, porque lo contrario sería un error", explica Sakota, quien considera que al derrota ante el Bilbao Basket "debe servir de lección" para que "no exista relejación" en el grupo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión