Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

Okoye, el regreso de un jugador genial

El nigeriano, de 30 años, firmó una amplia colección de acciones decisivas y espectaculares en su etapa en Zaragoza

El nigeriano Stan Okoye machaca el aro del Breogán.
El nigeriano Stan Okoye machaca el aro del Breogán.
Esther Casas/ACB Photo

Stan Okoye vuelve al Casademont. Y su regreso ha devuelto el entusiasmo a la afición aragonesa, que suspira por ver al nigeriano nuevamente en plenitud. El alero, de 30 años, ha firmado por las dos próximas temporadas, procedente del Herbalife, con el ánimo de recuperar en Zaragoza su verdadera dimensión. En el equipo insular su rendimiento ha sido inconstante e irregular, con importantes altibajos. Sin embargo, se trata de un jugador de ensueño, de raptos geniales, incontenible en su mejor versión. En su único curso en el Casademont, Okoye ya evidenció su personalidad, su talento, su efectividad, su capacidad anotadora, su intensidad y su exhaustiva presencia en el juego. Una amplitud de recursos devastadores que le consolidaron en la élite de la competición, y que le reportaron imorantes réditos al conjunto zaragozano.

Fue en la temporada 2018-19. El nigeriano se incorporó al Casademont sin demasiada atención mediática, procedente del Pallacanestro Varese; pero enseguida progresó en la escala jerárquica, impulsado por sus grandes actuaciones, para erigirse en el indiscutible guía espiritual de la plantilla aragonesa. De hecho, finalizó el curso regular como tercer máximo anotador de la Liga Endesa, con un promedio de 14,8 puntos por partido; guarismos superados únicamente por Nico Laprovittola (17,2), por entonces en el Joventut, y por Askia Booker (15), del UCAM Murcia. Además de su elevada facturación ofensiva, el alero registró 4,9 rebotes, 2,1 asistencias y 13,7 créditos valoración por encuentro, y fue designado mejor jugador de la jornada en dos ocasiones (13 y 25). Y después, en los ‘play off’, Okoye resultó determinante para que el Casademont tumbara al Baskonia y accediera, contra todo pronóstico, a las semifinales de la Liga Endesa, en la que fue una de las campañas más exitosas de la historia de la entidad.

En aquella temporada, Okoye decidió partidos con una facilidad asombrosa. Por ejemplo en Andorra (97-99), cuando obró el milagro con un certero triple, ejecutado en el último segundo, perfectamente defendido por Rafa Luz, que dio el triunfo a los aragoneses tras una remontada sensacional –el Casademont se sobrepuso entonces a una desventaja de 12 puntos en los tres últimos minutos de la contienda–.

En este sentido, el nigeriano siempre ocupó el centro de la escena en los instantes más comprometidos de la temporada. Y lo hizo con seguridad, valentía y determinación. A su cuantificable contribución en forma de puntos y rebotes, el alero añadió en Zaragoza una colección de acciones decisivas y espectaculares que propulsaron a los aragoneses a la zona de ‘play off’, primero, y a las semifinales de la Liga Endesa, después.

Como en Andorra, Okoye ya había tumbado al Tenerife, en la séptima jornada, con otro triple ganador efectuado también sobre la bocina (86-88). Y también fue crucial en la remontada que consumó el Casademont ante el Unicaja de Málaga, en el pabellón Príncipe Felipe (72-70), en la vigésima quinta etapa del calendario. El alero se destapó entonces con otra actuación colosal en los instantes más incómodos del choque: finalizó el duelo con 23 créditos de valoración, fundamentados en 30 puntos, 6 rebotes, 2 asistencias y 1 recuperación de balón en 27 minutos de juego. Guarismos con los que fue designado Mejor Jugador de la Jornada (MVP). Pero más allá de las estadísticas, Okoye tuvo una incidencia excepcional en el tramo final del encuentro. Saltó a la pista cuando el Unicaja contaba con una renta de 10 puntos en el marcador (54-64);#e inclinó el duelo del lado aragonés con 14 tantos (3 de 3 en triples), 2 rebotes y un tapón en los últimos 6 minutos del choque.

Antes, el nigeriano ya había obtenido el galardón de MVP en diciembre de 2018, en el decimotercer partido de la temporada, al contribuir entonces, de manera decisiva, en el triunfo de los aragoneses ante el Herbalife (71-69). El alero alcanzó las 27 unidades de nota general, después de sumar 22 puntos, 8 capturas, 2 asistencias y 2 recuperaciones de balón en la media hora que permaneció sobre la pista. Y en los dos últimos minutos, con empate en el marcador, facturó 5 puntos y 3 rebotes, y colocó un tapón.

El alero también salió al rescate en San Sebastián, en la decimoctava jornada, cuando el Gipuzkoa llevó el encuentro a la prórroga. En el tiempo de prolongación, Okoye firmó 8 puntos y 2 rebotes para acabar con la oposición de los vascos (73-78). El nigeriano también ofreció notables registros en los duelos de la primera vuelta contra Murcia (29 puntos), Baskonia (16), Valencia (17), Estudiantes (19), Obradoiro (20) o Real Madrid (18), y en los encuentros de la segunda vuelta frente a Breogán (22 tantos), Estudiantes (17), Murcia (22), Barcelona (20), Valencia (21), Fuenlabrada (23) y Burgos (23), al margen de brillar también en el ‘play off’ frente al Baskonia (22 puntos), en los cuartos de final,#y contra el Barcelona, en las semifinales (19). Un rendimiento sobresaliente, espectacular, que tratará de recuperar ahora en el Casademont Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión