Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

casademont zaragoza

Casimiro despierta al Casademont

El equipo zaragozano suma cuatro victorias seguidas, tres de ellas de la mano de su nuevo entrenador. Una reacción justo a tiempo de la fase final de la Champions.

Foto partido Casademont Zaragoza-Morabanc Andorra, Liga Endesa
Foto partido Casademont Zaragoza-Morabanc Andorra, Liga Endesa
Guillermo Mestre

La victoria contra Morabanc Andorra ha impulsado al Casademont Zaragoza a una dinámica ganadora que suma ya cuatro victorias, tres de ellas de la mano de Luis Casimiro (la otra, con el provisional Sergio Lamúa contra Gipuzkoa) . El relevo en el banquillo zaragozano ha surtido efecto con el veterano manchego y ha instalado al equipo en una de esas fases de bipolaridad que están distinguiendo su temporada. Ha pasado de encadenar seis derrotas seguidas en la Liga Endesa a subirse en una cresta de cuatro triunfos, confirmándose así el carácter efusivo, impetuoso y tambaleante de Casademont Zaragoza en los últimos meses.

Casimiro ha fortificado el rendimiento defensivo del equipo y le ha devuelto, en apenas unos días de trabajo, varios de sus viejos valores perdidos: el ritmo, el dinamismo, la alegría en el juego y su ataque desmelenado. Con la batuta del experimentado técnico, el Casademont se ha impuesto en sus tres últimos encuentros: San Pablo Burgos (95-98), Unicaja (78-101) y Morabanc Andorra (99-88). Con Casimiro, el equipo sigue siendo un volcán de anotación, uno de sus rasgos principales de la temporada. Promedia 99 puntos por partido, un imponente registros. Pero, aunque aún le quedan ajustes y mejoras, Casademont ha equilibrado su defensa.

La reacción del equipo zaragozano con la marcha de Sergio Hernández hace diez días y el relevo con Luis Casimiro se produce en el momento exacto de la temporada, justo a una semana vista de la disputa de la fase final de la Champions en Nizhni Novgorod. Casademont ha entrado en una fase de crecimiento a las puertas de su gran objetivo de la temporada en curso. Lo hace renacido en varias facetas: su juego coral se ha refrescado, su estado anímico se ha limpiado con el cambio de racha, los físicos parecen aceitados en el momento oportuno después de un año de sacudidas por lesiones y molestias… Y también los rendimientos individuales se han estabilizado en sus potenciales. Brussino vuelve a ser un jugador diferencial, Ennis ha frenado su baloncesto de cal y arena, Barreiro ha retomado su nivel y Harris y Wiley se han consolidado como jerarcas de la pintura.

Casimiro ha optado desde su llegada por un discurso convencido y ambicioso, enfocado a reanimar la personalidad ganadora del equipo después de varios meses de agitación, con la salida de Diego Ocampos, el paso inestable del Oveja Hernández, modificaciones constantes en la configuración de la plantilla… De momento, el vestuario ha respondido y ha abierto una dinámica ganadora, una inercia que debe llevar al Casademont a su semana más importante de la temporada en tierras rusas. Todo ello sin perderle aún el ojo al play off. Las matemáticas dicen que aún es posible y Casimiro se encarga de recalcarlo cuando tiene la ocasión.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión