Despliega el menú
Afición

Afición

fútbol. segunda división b

Un domingo de muchos nervios para el Ejea y el Teruel en Segunda División B

El CD Ebro se enfrenta como visitante este sábado ante el Atlético Levante, en un partido donde ninguno de los dos equipos se juegan nada. 

Partido Ejea-Teruel de Segunda B
Partido Ejea-Teruel de Segunda B
Tony Torrano

Finaliza la Segunda División B con un domingo de nervios y de estar pegado al móvil para ir conociendo el resto de marcadores para Ejea y Teruel, que sabrán a eso de las ocho de la tarde cual es el futuro que les espera.

Quien mejor y más cerca tiene quedarse al menos un año más en la división de bronce es el Ejea, que con 43 puntos es probable que incluso perdiendo y dependiendo de otros resultados, le bastaría para salvarse. Como esa cuenta podría ser arriesgada, lo mejor para olvidarse de complicaciones es sumar algo positivo y evitarse líos. Después de un año de mucha exigencia, en el que los de Guillermo Fernández partían como una de las cenicientas no solo del grupo, sino de toda la categoría, los jugadores han demostrado sobradamente semana a semana que merecen quedarse donde están. Falta dar el último empujón contra un Peralada que lo máximo que puede alcanzar es la promoción de permanencia, al que solo le vale ganar y esperar muchas combinaciones positivas, por lo que sus esperanzas son mínimas. Todo comenzará en el municipal cincovillés el domingo a las (18.00).

El Ejea, con 43 puntos, tiene muchas posibilidades de conservar la categoría 

A quien se le torció el gesto fue al Teruel. Delante de los suyos y ante una oportunidad de oro para atar la salvación, las cuentas se hicieron añicos con una dolorosa derrota (1-4). A pesar de todos los pesares, los de Dani Aso siguen dependiendo de ellos mismos, aunque hacer números antes de empezar la jornada es tarea inútil, porque son tantas las combinaciones que puede haber, con ocho conjuntos implicados, que cualquier cosa podría pasar.

Lo único claro es que la derrota devuelve a los de la capital del torico a Tercera División un año después del ascenso. Por tanto, no cabe otra que puntuar en el complicado terreno del Cornellá el domingo a las (18.00), un rival que va a apurar también sus opciones de entrar entre los cuatro primeros para jugar la fase de ascenso a Segunda División, aunque deberán esperar un pinchazo del Espanyol B. Ha tocado levantar el ánimo a lo largo de la semana, olvidar lo sucedido y centrarse en estos 90 minutos en los que se van a jugar toda la temporada.

Una derrota del Teruel ante el Cornellá lo condenaría a Tercera División

Insustancial adiós para el Ebro, que jugará un mero trámite contra el filial del Levante, en un compromiso en el que al no haber nada en juego se ha podido adelantar a la tarde del sábado (18.00). No podía ser en otro sitio más que en Valencia, la ciudad que ha sido talismán para el equipo y para el club, por su emparejamiento contra el equipo ché en la Copa del Rey, donde se pusiera el punto y final a un año que ha transcurrido de menos a más, con un inicio donde rondar la última plaza o estar en ella, era lo habitual, pero en el que nadie perdió los nervios, se siguió trabajando duro, dando confianza, y los resultados favorables acabaron llegando, especialmente a domicilio, donde los de Manolo González han sacado su mejor versión. Novena o décima será la posición final en la que queden los arlequinados, que volverán a su competición fetiche, la Copa del Rey, el próximo año.

Más información del deporte aragonés en la web de Afición

Etiquetas
Comentarios