Deportes
Suscríbete

Madrid convence a la Fórmula 1 y acogerá un GP desde 2026

La capital se prepara para recibir 45 años después la máxima competición, aunque la Generalitat asegure que "no se mueve de Cataluña".

Nov 17, 2023; Las Vegas, Nevada, USA; Aston Martin driver Fernando Alonso of Spain (14) during qualifying at Las Vegas Strip Circuit. Mandatory Credit [[[REUTERS VOCENTO]]] MOTOR-F1/
Nov 17, 2023; Las Vegas, Nevada, USA; Aston Martin driver Fernando Alonso of Spain (14) during qualifying at Las Vegas Strip Circuit. Mandatory Credit [[[REUTERS VOCENTO]]] MOTOR-F1/
Gary A. Vasquez

"Tenemos un acuerdo de confidencialidad". Esa es la frase en la que se escudan de manera oficial desde Ifema para no confirmar lo que, por otras vías, ya se da por hecho: Madrid ha convencido a la Fórmula 1 para albergar de nuevo un gran premio de la máxima competición del automovilismo mundial. 45 años después de que el circuito del Jarama -que también aspiraba a este objetivo ahora- recibiera en 1981 a Gilles Villeneuve, Mario Andretti, Nigel Mansell y compañía, la generación comandada por Max Verstappen regresará a la capital.

La fecha para el cambio de localización del GP de España es 2026, año en el que precisamente cumple el contrato de Montmeló (Barcelona). El gobierno catalán recuerda que tiene cerradas las tres próximas ediciones y asegura que trabaja con los rectores de la F1 para seguir siendo sede del Mundial en los siguientes años. "La Fórmula 1 no se mueve de Cataluña. Se queda aquí", aseguró este martes Patricia Plaja, portavoz de la Generalitat (titular del circuito de Montmeló), que ha pedido a la capital de España que tenga su propio proyecto y deje de mirar a lo que se hace en Cataluña.

La inminencia del anuncio de que Madrid acogerá un GP de Fórmula 1 desde 2026 dependerá en buena medida de la estrategia de comunicación que decidan, aunque la batuta la llevará la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y, sobre todo, Liberty Media. Fuentes de la negociación han confirmado a la agencia Colpisa que no tienen plazo cerrado para hacer anuncios, ni tampoco prisa. No obstante, las filtraciones realizadas en las últimas horas pueden acelerar la oficialidad. Fuentes de la Comunidad de Madrid, que ha abrazado el proyecto desde el primer momento, precisan que será la Fórmula 1 la que lidere la comunicación.

El contrato firmado es de larga duración. Se apunta a 10 años prorrogables, como ha ocurrido con trazados como el de Abu Dabi, Catar o Australia. Madrid recogerá por tanto el testigo de Barcelona, cuyo circuito de Montmeló no ha podido asumir los altos costes y la reducción de beneficios que en los últimos años se ha ido rebajando la aportación municipal desde el consistorio de Ada Colau, hasta el punto de que ya las últimas prórrogas con el trazado catalán se han hecho 'in extremis' y de mala gana por parte de los organizadores. Desde el circuito de Barcelona también miran con pesar cómo su estrategia de convertirse en uno de los altavoces del independentismo ha jugado en su contra.

Capital 100% privado

Y es que Liberty Media, dueña de la Fórmula 1, ha recibido de muy buen grado la propuesta de Madrid. Ifema, el promotor, ha presentado un proyecto semiurbano que va al detalle, hasta el punto de que no solo ha mostrado un trazado, que será semipermanente y que transcurrirá entre sus pabellones (lugar idóneo por cuestiones logísticas), la Ciudad Deportiva del Real Madrid en Valdebebas y las carreteras aledañas, sino también un plan de transportes, servicios (está en el plan hasta dónde van a estar colocados los baños portátiles), restauración, seguridad. Y, por supuesto, un plan de financiación comprometido con un capital 100% privado.

Esta era una de las máximas del proyecto. José Vicente de los Mozos, presidente del consorcio de Ifema, asumió de manera casi personal la idea. Como gran aficionado al automovilismo deportivo y buen conocedor de la industria -ha sido presidente de Renault España, entre otros cargos-, es consciente de que el apoyo público es un arma de doble filo. El caso de Montmeló es claro: tanto han dependido de las subvenciones de la Generalitat y del Ayuntamiento de Barcelona que cuando se ha cortado el grifo se han visto abocados a los recortes. También es de recuerdo infausto lo sucedido en Valencia, donde las operaciones opacas cuando menos acabaron con el proyecto del Valencia Street Circuit para ser hoy en día poco más que una barriada de toxicómanos.

Además y, aunque es un proyecto eminentemente madrileño, todas las administraciones han remado en la misma dirección. Y eso es algo noticiable: tanto desde el eje Cibeles-Sol como desde La Moncloa han apoyado desde el principio la idea de un Gran Premio de Fórmula 1 en Madrid. Todos quieren su cuota de medalla en este proyecto, que empezó a fraguarse de manera seria a finales de 2021 en un contexto similar, pero no igual, al que se vive ahora.

Un altavoz para Madrid

La metáfora de la Fórmula 1 como un gigantesco escaparate para las ciudades y países donde se disputa es uno de los focos que más han atraído a las empresas que sustentan el cimiento financiero de este proyecto. Casos como el de Bakú, donde este miércoles se celebra un Consejo Mundial de los Deportes de Motor (no es casual el calendario de estas filtraciones), o sobre todo los de Miami y Las Vegas, donde han estado varios representantes del proyecto madrileño, es lo que ha atraído a las marcas.

La presencia de pilotos españoles no puede dejarse de lado, si bien no está claro que vayan a estar los que hoy son. Carlos Sainz aún tiene por renovar su contrato con Ferrari, aunque ya hay cantos de sirena desde el futuro Audi -si es que finalmente no se echa atrás en su entrada en la F1-, pero es Fernando Alonso quien empuja a la afición. En 2026 cumplirá 45 años y serán 20 desde su segundo título mundial, algo que vendría a romper todos los hitos de edad de la competición, pero su continuidad no está ni mucho menos confirmada. Él se siente bien y cómodo, pero de aquí a tres años, nadie, ni él mismo, se atreven a asegurar que estará en la parrilla. Además, hay otros que vienen detrás, como Pepe Martí, tutelado por el propio Alonso y recién fichado para la cantera de Red Bull.

Con todos estos ingredientes, y una vez que se confirme la noticia, quedará por ver si el futuro circuito de Madrid es lo suficientemente atrayente a nivel deportivo. Se ha visto demasiadas veces en estos últimos trazados, cuya parafernalia y envoltorio exterior tapa demasiadas deficiencias. Hay muchos intereses para que Madrid triunfe como escenario de la Fórmula 1, pero también otros tantos para que fracase.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión