Deportes
Suscríbete por 1€

fútbol y solidaridad

Partido de Aspanoa: una nueva goleada al cáncer infantil

El partido de Aspanoa entre los veteranos del Real Zaragoza y de la AFE reúne a más de 20.000 aficionados en La Romareda.

Partido de Aspanoa entre los veteranos del Real Zaragoza y de la AFE en La Romareda
Partido de Aspanoa entre los veteranos del Real Zaragoza y de la AFE en La Romareda
Francisco Jiménez

Hace ya tiempo que optaron por la retirada. Sin embargo, algunos de los futbolistas más carismáticos de la historia del Real Zaragoza pisaron este domingo, de nuevo, el césped de La Romareda para abanderar una causa noble. Regresaron en beneficio de Aspanoa (Asociación de Padres de Niños Oncológicos de Aragón), en apoyo contra el cáncer infantil, para protagonizar una jornada alegre y emocionante, para el recuerdo, que contó con el respaldo de más de 20.000 espectadores en las gradas. 

Una cita grande, de un valor incalculable para las familias afectadas por esta dolencia, que en su vigésima octava edición ha reunido en la capital aragonesa a los veteranos del Real Zaragoza y de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). El lema, 'Metamos un gol al cáncer', se quedó excesivamente corto para definir la verdadera grandeza de un encuentro que ya es un clásico de la solidaridad. Porque el partido no solo supuso un nuevo gol a la enfermedad: representó una goleada mayúscula, un respaldo indispensable para todos los proyectos de la Asociación. Y el abrigo de la afición, su cariñoso abrazo, fue el mejor espaldarazo para la causa.

Cani: "Es un partido muy bonito. Primero, porque se trata de una cita benéfica; y, además, porque se celebra en La Romareda"

Por un día, el fútbol olvidó su sentido competitivo para considerar aspectos mucho más altruistas y humanitarios. Y eso que en el campo se juntaron viejas glorias como Gabi, Juanfran, Láinez, César Sánchez, Fernando Soriano, Pablo Alfaro, Lafita, Lanzaro, Xavi Aguado, Movilla y Cani, entre otros muchos, quienes volvieron a exhibir su talento y su calidad, además de mostrar una forma física envidiable en la mayoría de los casos. El resultado fue un espectáculo fabuloso. 

Fútbol sin pizarras, sin tácticas, sin la rigidez de los sistemas. Sin precauciones defensivas. Sin tensión. Sin malos gestos. Sin urgencias. Sin resultadismos. “Venir aquí siempre supone una gran alegría”, subrayó Rubén Gracia ‘Cani’, quien volvió a dejar destellos deslumbrantes sobre el terreno de juego. “Es un partido muy bonito. Primero, porque se trata de una cita benéfica; y, además, porque se celebra en La Romareda”, advirtió el centrocampista aragonés, que hizo hincapié en “el gran ambiente” que presentó el estadio. “En Zaragoza, la gente nunca falla”, recordó.

El mismo discurso ofreció César Láinez, quien confesó haber pasado “ciertos nervios” por el reencuentro “con viejos compañeros” y porque, “como exjugador y zaragocista”, saltar al césped de La Romareda “siempre es algo muy especial”. “Somos muy afortunados de poder contar con este evento aquí, porque Zaragoza siempre responde con grandeza. Ha sido un gran día”, afirmó el guardameta, de nuevo seguro y sereno bajo los palos.

“Es un privilegio contar con esta afición”, explicó Ángel Lafita, que no ocultó su “entusiasmo” por el formidable aspecto que presentaron las gradas de La Romareda. “Para los que hemos tenido la fortuna de vestir la camiseta del Real Zaragoza, volver a este campo es un orgullo, y más cuando la finalidad es contribuir a una noble causa”, señaló el futbolista aragonés, quien insistió en que “los verdaderos protagonistas son los niños de Aspanoa”.

César Láinez: "Somos muy afortunados de poder contar con este evento aquí, porque Zaragoza siempre responde con grandeza"

“El gol ya lo hemos marcado. Se trataba de pasar una buena mañana y lo hemos conseguido. Además, el tiempo ha acompañado”, añadió Lafita, que conserva una forma física envidiable y que volvió a exhibir su velocidad y su capacidad de desborde.

“Es un partido especial, muy bonito, que sigue calando hondo en la ciudad y en Aragón. Estamos muy felices, porque ha venido muchísima gente a vernos”, indicó el delantero Moisés García León, quien abogó por “seguir haciendo todo lo posible” para que “esta iniciativa solidaria no decaiga nunca”, porque “es un causa noble y necesaria”. “Hay que seguir batiendo récords de asistencia y de ayudas. La afición siempre está con nosotros, y en esta edición ha vuelto a hacer un esfuerzo enorme en una situación difícil. Estamos muy agradecidos”, admitió el atacante.

“Son iniciativas que siempre hay que estar apoyando. Tenemos la obligación moral de ayudar”, sostuvo, por su parte, el centrocampista Fernando Soriano, quien también tuvo palabras para los seguidores que asistieron al choque. “La afición del Real Zaragoza es grande, tal y como demuestra domingo tras domingo, y en situaciones como esta siempre se vuelca al máximo. Ha sido muy gratificante jugar con este ambiente en La Romareda”, precisó el ahora director deportivo.

Partido de Aspanoa entre los veteranos del Real Zaragoza y de la AFE en La Romareda
Partido de Aspanoa entre los veteranos del Real Zaragoza y de la AFE en La Romareda
Francisco Jiménez
Lafita: "Es un partido especial, muy bonito, que sigue calando hondo en la ciudad y en Aragón. Estamos muy felices, porque ha venido muchísima gente a vernos

Pablo Alfaro, mítico defensa central del Real Zaragoza y el Sevilla, también elogió la “noble causa” de un cita “a la que nadie se puede oponer”. “Venir a casa por un motivo como este, es una auténtica gozada. Estamos hablando de un partido ya inamovible en el calendario del deporte aragonés”, informó el exfutbolista del cuadro aragonés.

“Todo ha salido perfecto”, manifestó Rafael Martín Vázquez, uno de los componentes de la Quinta del Buitre, que compitió este domingo con la selección de la AFE. “Es una satisfacción volver a jugar en un campo como La Romareda, y hacerlo además rodeado de esta gente, que siempre acude en masa para apoyar las causas solidarias”, declaró el exfutbolista internacional, que se refirió también a la “admirable labor” que realiza Aspanoa.

El partido, que finalizó con victoria del equipo de la AFE (1-4), tuvo un ritmo lento y pausado, pero dejó momentos muy divertidos. Y aparecieron regates imposibles, pases inauditos, asistencias de mérito, goles de muy bella factura y algunas jugadas de vértigo. Y sobre todo hubo humor, mucho humor, y un estupendo ambiente en las gradas.

“Ya son 28 ediciones, 28 años, y estamos muy contentos con el apoyo que ha vuelto a ofrecernos el público”, expuso el presidente de Aspanoa, Gabriel Tirado, quien consideró “un gran éxito” la presencia de más 20.000 espectadores en las gradas de La Romareda. “Para nosotros, es un apoyo muy importante -añadió-. Este partido es fundamental para nuestra Asociación, ya que supone casi el 20 por ciento de nuestro presupuesto. Con eso podemos afrontar todos los proyectos que tenemos de apoyo social, de apoyo psicológico, de apoyo económico y de apoyo a las familias, además de financiar la investigación del cáncer infantil, que es muy necesaria”, recordó Tirado, que explicó que Aspanoa atendió en 2021 “a 174 niños, en diferentes fases de la enfermedad”, y que la cifra se eleva “ a más de 500 personas” contando la asistencia a las familias de los afectados.

La recaudación del encuentro permitirá impulsar nuevos proyectos en las cuatro áreas en las que trabaja la Asociación: la mejora de calidad de vida de los niños con cáncer, el apoyo a sus familias, la investigación de la enfermedad y la humanización de espacios hospitalarios. Los jugadores, con una actitud ejemplar, volvieron a prestar su tirón popular para llamar al corazón de los zaragozanos; y la afición respondió con su grandeza habitual. El resultado fue un espectáculo hermoso, amable, emocionante y acogedor, con los niños como indiscutibles vencedores. Una nueva goleada al cáncer.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión