Deportes
Suscríbete por 1€

deportes

Avalanchas y mal tiempo: la ascensión de Carlos Pauner al Korzhenveskaya se complica

El jaqués permanece en el campo base, a 5.100 metros de altura, a la espera de que la situación mejore para iniciar un nuevo asalto a la cima. 

Carlos Pauner y Andrés Vilalta, en el campo base del Korzhenveskaya.
Carlos Pauner y Andrés Vilalta, en el campo base del Korzhenveskaya.
Heraldo.es

Carlos Pauner sigue a la espera. Su aventura en el Korzhenveskaya sufrió un importante revés el pasado martes, cuando una avalancha de rocas y agua afectó a la ruta del montañero jaqués, que trataba entonces de acceder directamente al campo 2 junto con su compañero de cordada, Andrés Vilalta. El glaciar saltó por los aires, impidió el ascenso e, incluso, amenazó la integridad de los alpinistas. Por si fuera poco, enseguida se desplomaron las temperaturas, una situación que dificulta aún más la consecución del desafío ‘Leopardo de las Nieves’, el reto en el que se halla inmerso Pauner y que consiste en ascender las cinco montañas más elevadas de la antigua Unión Soviética. Las cimas del monte Lenin, el Khan Tengri, el Pobeda, el Korzhenevskaya y el Ismail Samani (Comunismo), todas ellas de más de 7.000 metros, componen la retahíla. 

Ahora, el aragonés permanece en el campo base, a 5.100 metros de altura, aguardando que mejore el tiempo para acometer un nuevo asalto a la cima del Korzhenveskaya. Mientras tanto, aprovecha para descansar, lavar la ropa y jugar al ajedrez, cogiendo fuerzas para cuando le llegue una nueva oportunidad. “Las condiciones de la montaña siguen siendo muy peligrosas por el momento”, advirtió el deportista aragonés, consciente de la necesidad de que “la situación cambie” para poder ascender.

En agosto del pasado año. El jaqués ya instaló la bandera de Aragón en el pico Lenin, de 7.134 metros de altira, cima que corona la cordillera del Pamir, entre Tayikistán y Kirguistán. Ahora se halla inmerso, junto con Andrés Vilalta, en el reto de hollar el Korzhenveskaya y el Ismail Samani (Comunismo). Pauner inició este último desafío el pasado 14 de julio, cuando se desplazó con su compañero de cordada desde Barcelona a Estambul. Tras una escala en la antigua Constantinopla, el aragonés tomó otro vuelo a Dusambé, la capital de Tayikistán, y alli compró aprovisionamientos y preparó los equipos necesarios para atacar el Korzhenveskaya. La siguiente escala, tras un viaje en coche -siete horas por carretera-, fue Yirgital, donde un helicóptero le llevó hasta el campamento principal.

El Korzhenveskaya, de 7.105 metros de altura, y el Ismail Samani (Comunismo), de 7.495, comparten el mismo punto de concentración de expediciones. Se encuentran en Tayikistán y el Campo Base es común. El primer objetivo de Pauner es la cumbre del Korzhenveskaya, para el que, tanto él como Vilalta, habían previsto una aclimatación de unas tres semanas. Sin embargo, ambos trataron de aprovechar una pequeña ventana de buen tiempo para atacar la cima el pasado martes, en un intento que resultó fallido debido a una avalancha de rocas y agua. Ahora aguardan una nueva oportunidad. 

En cualquier caso, Pauner es optimista y sigue concenvido de poder consumar el reto con prontitud. Una vez hollada la cima, el alpinista aragonés tiene previsto descansar cuatro o cinco días y realizar después una ascensión más rápida al Samani, dado que la adaptación a la altura ya estará hecha. El Samani, también llamado Comunismo, es una montaña que requiere una ascensión larga. Pauner y Vilalta coinciden en la expedición con otras cinco personas: dos alpinistas valencianos y un grupo polaco de tres integrantes. Con ellos, ascendieron el Pico Lenin el año pasado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión