Deportes
Suscríbete por 1€

giro de italia

El sueño rosa de Arcas y Samitier

Los dos ciclistas aragoneses del equipo Movistar arrancan su participación en el exigente Giro de Italia.

En la imagen, Jorge Arcas es el segundo por la izquierda y Sergio Samitier, el segundo por la derecha, cada uno, respectivamente, al lado de uno de los líderes del bloque, Alejandro Valverde e Iván Ramiro Sosa.
En la imagen, Jorge Arcas es el segundo por la izquierda y Sergio Samitier, el primero por la derecha, en la presentación del Movistar en el Giro
BERNADETT SZABO

Italia es el Giro y el Giro es Italia, sus montañas empinadas y eternas, el furor del color rosa en las cunetas pobladas de apasionados, las emboscadas entre vides y olivos, el sube y baja de carreteras como látigos, la locura de los descontrolado e imprevisto en el libro de ruta… Y el ataque, muchos ataques, y la esencia única de una carrera en la que se han alistado dos ciclistas aragoneses, el serrablés Jorge Arcas, con las mejores piernas de su vida, una locomotora con un motor de infinitos cilindros entregada a las fortalezas de sus líderes, y también el barbastrense Sergio Samitier, ya experto en esta aventura, con un 13º en la general de 2020, un tipo incombustible, batallador y agónico, de los que corren con todo, con la boca abierta como un túnel que aspira oxígeno en el límite de la extenuación. Ambos defienden los colores del Movistar Team en un Giro en el que Alejandro Valverde, en la temporada de su adiós, y el colombiano Iván Ramiro Sosa ejercen de líderes.

Arranca en Hungría este viernes, con tres etapas, antes de volar a Sicilia y pisar tierra italiana en las faldas del volcán Etna, primera cita con los mitos de una carrera que los cuida, venera y protege como ninguna otra. Allí atiende al teléfono, desde la habitación de su hotel en Budapest, Jorge Arcas, al lado, precisamente de Valverde, su compañero de confidencias estos días. Toda una señal del estatus que Arcas se ha ganado en el mejor equipo español. “Es un honor compartir cuarto con él. Como siempre, llega en una muy buena forma, con muchas ganas”, apunta. Arcas, de 29 años, debuta en el Giro, cerrando así el triángulo de las tres grandes corridas, con La Vuelta y su estreno en el Tour del pasado verano. “Este año tenía como objetivo correr el Giro y quiero hacerlo lo mejor posible. Completar la participación en las tres grandes es una motivación extra. Estoy bien, llego bien, la preparación ha sido muy buena. Sabemos que es una carrera muy duro, pero espero disfrutarla con suerte, fuerzas y energía”, indica el de Sabiñánigo.

Al poco, recién salido del masaje, interviene Samitier, de 26 años, honrando su carácter desenfadado, atrevido y vivo: “Voy a por todas. Vamos a ir día a día, a ver qué quiere el equipo de mí porque habrá etapas en las que tendré que estar para el ‘Bala’ y Sosa, pero me gustaría tener algo de libertad. Quiero pelear una victoria de etapa”. De Arcas, ya se sabe su papel, un gregario leal y ahora más enfocado a poner ritmos altos en las escaladas. Está subiendo como nunca, como se vio en el pasado Tour de los Alpes. “Mi objetivo es ayudar a Alejandro y Sosa, guiarles en todo lo que pueda. Conforme vaya avanzando la carrera, veremos”, señala Arcas, novato en un Giro, donde espera enamorarse de la carrera como le sucedió hace dos años a su paisano Samitier: “Quiero descubrir esta carrera. Conocer cómo la vive la afición y llegar a los Alpes, con sus puerto míticos. Quiero disfrutar de la carrera, veremos si las fuerzas dejan o no”.

Arcas aplaude a su líder Alejandro Valverde.
Arcas aplaude a su líder Alejandro Valverde.
BERNADETT SZABO

Blockhaus, Mortirolo, Pordoi, Marmolada… Son algunos de los colosos insertados en el trazado como retos infinitos. “Me costará arrancar -comenta Samitier- porque los primeros días son etapas más suaves y a mi me gusta la dureza, el desgaste. Seguro que en la segunda o tercera semana le puedo sacar más jugo a este Giro. Ya sabemos cómo es esta carrera: durísima. Pero tengo mucha confianza, más que nunca, creo que estoy muy bien”. El barbastrense explica su preparación: “El Giro es mi objetivo del año y llego con mucha ilusión. Toda la preparación ha estado diseñada para llegar aquí en las mejores condiciones. Empecé la temporada muy tranquilo, luego corrí País Vasco, he hecho dos concentraciones en altura, en Llanos del Hospital y en Sierra Nevada… La preparación ha sido perfecta, como nunca. Ahora falta que el cuerpo responda. He trabajado con coachs, con psicólogos… Toda la carne está en el asador para hacer un buen Giro”, resalta Samitier.

El Giro lo coserán los 3.437 kilómetros de su recorrido, con 50.000 metros de desnivel. Solo habrá dos cronos, una corta, este sábado, de nueve kilómetros, y otra el último día, en Verona, el 29 de mayo, con 17 kilómetros. Siguiendo la moda actual, la contrarreloj está en extinción, y el Giro será para escaladores, con Carapaz al frente, Simon Yates, Miguel Ángel López o Mikel Landa. “Será una carrera divertida. Siempre se corre al ataque”, dice Arcas, quien emplaza a los aragoneses a la televisión porque su compañero, Samitier, tiene mucho que decir: “Viene muy bien. Ha hecho una preparación muy buena. Está muy delgado, y el Giro, para un escalador como él, es ideal. Creo que nos va a dar alguna alegría, nos va a levantar del sofá un día”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión