Deportes
Suscríbete por 1€

atletismo

El maratón vuelve a ser la gran fiesta del atletismo a pesar del frío

Las calles del centro y la plaza del Pilar se han llenado de aficionados para ver la carrera. 

El Maratón de Zaragoza ha vuelto a ser la gran fiesta del atletismo. A pesar de que el día no acompaña por el frío y el viento, alrededor de 5.200 corredores -entre la prueba larga y la corta- se han dado cita en una prueba que también ha congregado a multitud de aficionados en las calles de la capital aragonesa.

Con una temperatura en torno a los dos grados en la salida y un viento con rachas de entre 10 y 30 kilómetros por hora, los corredores han tenido que luchar contra la climatología. Y también los espectadores han sufrido ese viento helador mientras veían pasar a los participantes por el centro de la ciudad.

Tanto la salida como la meta estaban ubicadas en la plaza del Pilar, escenario que ha congregado a la mayor parte de los aficionados que han visto llegar a Carlos Mayo y Toni Abadía de la mano como ganadores de la 10K, en uno de los momentos más emocionantes de la mañana.

El recorrido del maratón ha discurrido por dos pasos por el Paseo de la Independencia, Plaza de España, Plaza de Aragón, Coso, Audiencia, Murallas Romanas y Mercado Central, así como la ruta por la ribera del Ebro, algunos de sus puentes más emblemáticos, y la visita a la Zona Expo 2008 o el Parque Grande José Antonio Labordeta.

La Avenida de San José, hasta Miguel Servet, y la Avenida Cesáreo Alierta, hasta la rotonda de la Selección Española, han sido otras de las vías por las que ha pasado la prueba, congregando a un gran número de espectadores.

La carrera ha sido un homenaje al atletismo. Los corredores han tenido que luchar contra los elementos climatológicos, pero han contado con el apoyo de los aficionados que han acudido a arroparlos en un día tan especial.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión