Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

ciclismo

Pedaladas hacia el futuro desde Calatayud

La afición por la bicicleta en la ciudad bilbilitana se cimenta en la actividad de su escuela de ciclismo y en varios clubes. Álvaro y Rafael López son las puntas de lanza.

Jóvenes deportistas dan sus primeras pedaladas.
Jóvenes deportistas dan sus primeras pedaladas.
JMACIPE

Caballitos, saltos, calas en los pedales, cascos en sus sitios y cadenas engrasadas. El futuro de las dos ruedas viene con brío en Calatayud y prueba de ello es el paulatino crecimiento de la Escuela de Ciclismo del Club Ciclista Bilbilitano, cimiento de esta modalidad deportiva en la ciudad y que luego complementan un amplio abanico de clubes. En el caso del más veterano y que sirve de sustento al resto hay más de 200 socios, a los que se unen la docena de chicos y chicas que se van curtiendo en las categorías de formación. Por delante, muchos kilómetros hasta ponerse a rueda de referentes de este deporte en la localidad como Félix Molina o el incombustible Venancio Navarro.

A su estela, empiezan a coger ritmo el triatleta Álvaro López y en BTT Rafael López, que comparten apellido aunque no son familia directa. "Para nosotros esto –dice señalando a los chavales más jóvenes que van haciendo sus piruetas– es un orgullo. En la primera etapa nos salió todo un profesional como Ángel Vicioso, que arrancó en nuestra escuela, y ahora tenemos ilusión de que pueda salir otro más", apunta José Carlos Sanjuan, presidente del club. En este sentido, subraya que "lo importante es que disfruten, pero vamos a darle todo para que puedan ir al más alto nivel y para que esto siga adelante".

"Empecé con duatlón con 12 y 13 años en el Duatlón Calatayud. Mi padre hacía este deporte y me enganché", cuenta Álvaro López, bilbilitano de 18 años que compite con los colores del Club de Duatlón Diablillos de Rivas (Madrid). En su caso consiguió un billete para el último Campeonato del Mundo de Triatlón de Invierno, donde fue cuarto en individual y tercero en relevos mixtos. "Para conseguirlo se necesitan mucha disciplina y sacrificio, son seis días de entrenamientos con dos o tres horas cada día", cuenta. Sin embargo, subraya que "lo más importante para los más pequeños es que empiecen a disfrutar, que hagan amigos, que es lo que te ayuda a entrenar y a seguir".

A su lado, Rafa López, de 16 años, que con el maillot del Vive Inmuebles Huesca la Magia ya se ha adjudicado la Copa Caja Rural en Navarra y el Campeonato de Aragón de contrarreloj en bicicleta de Montaña. "Hago ciclocross, carretera y montaña. A la semana entreno cinco días y son más de 10 horas en total", detalla. En su caso, fue de los primeros en salir en esta nueva etapa de la escuela ciclista y ya deja cierto orgullo en sus palabras: "Me alegra ver que hay tantos apuntados y yo lo que intento es ayudarles y enseñarles todo lo que he aprendido yo, que me lo han enseñado en la escuela", indica.

Entre esas lecciones dos diferentes: "Todo lo que sé para controlar la bici lo he aprendido con ellos, con las yincanas y por las sendas, Pero también sé que esto es para disfrutar, que si llegan los resultados mejor, pero que no siempre se puede ganar". Entre los nuevos. Jara Portero, Ana López y Jara Velilla, que no se olvidan de Lucía Calderón: "Desde alevines estamos aquí. Lo que hacemos es practicar deporte con amigos y te diviertes mucho más", cuentan al unísono. En el caso de López y Portero están al frente de la clasificación Open Escuelas 2021.

Junto con ellas está Alberto Torcal, que con seis años ya se defiende sobre las dos ruedas: "Llevo poco", confiesa con timidez, a la vez que asegura que "me gusta mucho porque nos enseñan a llevar la bici en las yincanas pero nos enseñan con las yincanas". Detrás de nombres como estos están aficionados como Daniel Vera y, como no puede ser de otra forma, los padres, como por ejemplo Javier Burdío. "Tenemos 12 inscritos y casi la mitad son chicas. Hacen de todo, hasta BMX", asegura. "Los resultados van llegando y lo importante es que se va haciendo afición y les va gustando", insiste.

A su vez, señala todo lo que hay detrás: "Existimos gracias al Club Ciclista Bilbilitano y a todo el apoyo que nos da: coches, voluntarios, licencias… Los padres ayudamos, porque es lo que les gusta a nuestros hijos, y hacemos el trabajo encantados". Burdío apunta también que "somos un exponente del ciclismo fuera de Calatayud y también hacemos que venga gente de fuera, porque organizamos pruebas en las que vienen 150 participantes con sus padres, con todo lo que eso supone para la ciudad en lo deportivo y en los económico".

Sanjuán recuerda que en el caso del club, además de colaborar con los deportistas más jóvenes, también acogen una prueba de veteranos que este año se ha tenido que posponer por las circunstancias sanitarias. "Desde marzo a octubre hacemos una salida por semana, con coches de apoyo y todo. Y además al año, desde hace 35, hacemos dos cicloturistas fuera de Aragón: este año hemos hecho el Xacobeo desde Plasencia a Santiago y otra por Soria", destaca.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión