Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

pádel

Mapi Sánchez Alayeto: "He jugado dos torneos con las piernas totalmente dormidas"

La aragonesa relata sus sensaciones 24 horas después de anunciar que sufre esclerosis múltiple. Si la enfermedad se lo permite, seguirá compitiendo en la élite del pádel.

Mapi Sánchez Alayeto, durante el torneo de Santander.
Mapi Sánchez Alayeto, durante el torneo de Santander.
WPT

Leyenda del pádel mundial, a Mapi Sánchez Alayeto se le ha cruzado la esclerosis múltiple en el camino. Una enfermedad compleja a la que siempre acompaña la incertidumbre. La aragonesa, que arrastra problemas médicos desde abril, asegura que quiere continuar en la élite del deporte, al tiempo que relata de forma detallada cómo ha convivido día a día con la enfermedad estos últimos dos meses y medio en los que ha llegado a competir en dos torneos "con las piernas totalmente dormidas".

Este lunes anunció públicamente que sufre esclerosis múltiple del tipo recurrente remitente. ¿Cómo se encuentra?

Estoy bien. El lunes anuncié que tengo la enfermedad, pero yo ya lo sabía desde hacía unos días. Dudé si era mejor comunicarlo o no, pero decidí que era mejor hacerlo porque me ayuda a mí a terminar de asimilarlo y, también, a dar visibilidad a la enfermedad.

¿Desde hace cuándo conoce el diagnóstico definitivo?

Desde hace un par de semanas.

Pero usted llevaba más tiempo conviviendo con la enfermedad.

El torneo de Alicante, a finales de abril, no lo pude jugar porque me dio un brote unos días antes. Perdí la sensibilidad de las piernas, las tenía totalmente dormidas. No tenía sensibilidad desde los pies hasta el ombligo y estuve ingresada durante cinco días con tratamiento de corticoides.

¿Qué le dijeron los médicos?

Me explicaron que podía tener esclerosis múltiple, pero faltaban resultados de pruebas como la punción lumbar y algún análisis más para descartar otro tipo de enfermedades. Además, asociaron la pérdida de sensibilidad en las piernas con unos mareos que tuve hace cuatro años. Entonces, fueron dos brotes en un mes.

¿Se asustó mucho?

Estaba especialmente intranquila. Te suceden cosas que no sabes qué pueden ser. Hasta que no me lo confirmaron, no quería adelantar nada. Fueron días inciertos.

Le mandaron a casa y, días después, compitió en los torneos de Vigo y Santander. ¿Ya estaba recuperada del brote?

No, para nada. Jugué los torneos de Vigo y Santander con las piernas totalmente dormidas. Decidí competir porque no sabía si me iba a recuperar o no. Quería probarme y ver mi evolución. Solo lo sabían Majo y mi entrenador.

Lo que relata es increíble. Digno de admiración.

No sabía donde apoyaba, no sentía las zapatillas sobre la pista. Es una sensación muy extraña. A pesar de todo, llegamos a cuartos de final en los dos torneos y jugué, dentro de las circunstancias, bastante bien. Fue una sorpresa.

Y la semana pasada volvió a competir en el torneo de Marbella.

La semana pasada me encontraba mejor. Recuperé algo de movilidad en las piernas y solo tenía –y tengo aún– los pies sin sensibilidad. Tengo un hormigueo muy fuerte al principio de los partidos, pero luego se me pasa.

En esta compleja situación que está relatando, ¿qué idea tiene respecto a su continuidad en el pádel profesional? ¿Quiere seguir jugando al máximo nivel?

Los neurólogos me han dicho que tengo que hacer vida normal. Sin embargo, yo no tengo una vida normal. Soy deportista profesional que trabajo con mi cuerpo. Los especialistas me dijeron que no había problema. Me dieron la autorización para seguir en el deporte profesional siempre y cuando me vea capaz. Siempre que mi cuerpo me deje. Entonces, si la enfermedad me lo permite, hoy quiero seguir jugando al pádel profesional.

Habla de hoy, claro. Con esta enfermedad es imposible pensar a medio o largo plazo.

Exacto. Hoy quiero seguir jugando. Mañana no sé cómo me levantaré. Es lo que tiene esta enfermedad, la incertidumbre de cuándo te dará un brote o si te dará o no. Puedes estar dos meses o cinco años sin problemas o que comiencen esta tarde. Es una ruleta. Y, todavía más complicado, no sabes qué tipo de brote puede ser el siguiente.

¿Se puede aprender a vivir con esa incertidumbre?

Es complicado. Es lo que más me asusta. No saber cuándo te va a dar un brote, de qué nivel va a ser, qué secuelas te va a dejar...

¿Le ha dado muchas vueltas a la cabeza?

Empiezas a leer información en Internet y puedes volverte loca. Hay gente que se ha quedado ciega tres meses seguidos. Al final, mi punto de vista es sentirme afortunada porque he perdido la sensibilidad en las piernas pero estoy viviendo la vida. Podría estar mucho peor. Me obligo a ser optimista.

Se le ve entera. Valiente. Es más que admirable.

Al principio fue un ‘shock’ y me pegó un bajón total. Pero ya han pasado varios días y lo he ido asimilando. Me quedo con lo bueno que tengo en la vida.

En su día a día, más allá del deporte de élite, ¿cómo está conviviendo con la esclerosis?

Al principio me costaba mucho más porque no sentía nada las piernas. Por suerte, podía seguir caminando bien y no he perdido fuerza. No me ha impedido hacer vida normal. Si trabajara en una oficina, no hubiera tenido mayores contratiempos. Pero yo hago deporte y mi cuerpo es mi herramienta. Aun así, jugué cuando peor estaba. Como buena aragonesa, soy muy cabezona.

¿Qué le dice su inseparable hermana Majo y su familia?

Me han apoyado al máximo. Para ellos fue un palo duro. Majo es la que más me ha ayudado. Estuvo cada día en el hospital conmigo. En los partidos que hemos jugado ha cubierto más pista... Ella es mi mitad y lo sufre igual que yo.

El mundo del deporte se ha volcado con usted en las últimas 48 horas desde que hizo pública su enfermedad.

Estoy sorprendida y alucinada. Pensaba que iba a tener mensajes de apoyo pero no tal cantidad de cariño. Las redes sociales y el teléfono no paran de sonar en los últimos dos días. Estoy un poco abrumada de tanto cariño. Pero lo cierto es que da mucho ánimo para afrontar todo lo que venga por delante. También espero que, a través de mi caso, se puede dar visibilidad a la gente que sufre esta enfermedad en silencio.

¿Le veremos compitiendo en Valladolid la próxima semana?

La idea es jugar. Quiero seguir con mi vida y el pádel es parte de ella.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión