Deportes
Suscríbete por 1€

Ancelotti regresa al Real Madrid para amansar las aguas

El conjunto de Chamartín anuncia la vuelta del técnico de la Décima como sustituto de Zidane para las tres próximas temporadas.

Carlo Ancelotti, nuevo entrenador del Real Madrid
Carlo Ancelotti, con el trofeo de la Champions conquistada en 2015 
Javier Lizón

Cuando Carlo Ancelotti aterrizó por primera vez en el Real Madrid, la parroquia merengue vivía un agrio divorcio entre los defensores a muerte de José Mourinho y quienes abjuraban de los modos del portugués. El vestuario era un polvorín, resultado inevitable de tres años de profundo desgaste que tuvieron como punto álgido el enfrentamiento entre el preparador de Setúbal e Iker Casillas, pero que dejó otros damnificados como Cristiano Ronaldo o Pepe. 

Florentino Pérez acudió entonces al diplomático 'Carletto', que apaciguó el incendio, se ganó la confianza de la caseta y la guió con mano izquierda a la conquista de la Décima en Lisboa. Ahora, en plena convulsión por las andanadas contra la cúpula que lanzó Zinedine Zidane para razonar su segundo adiós al banquillo del trece veces campeón de Europa, el dirigente se encomienda de nuevo al transalpino con la esperanza de que amanse nuevamente las aguas y abra otro ciclo de éxitos tras un curso en blanco.

El entrenador transalpino se desvinculó este martes del Everton, entidad con la que tenía contrato hasta 2024, después de que en los últimos días se intensificasen los contactos con el Real Madrid para su regreso a la capital española seis años después de que Florentino Pérez le despidiese contra el sentir mayoritario de la plantilla, que apreciaba el guante de seda con que condujo a un grupo que lideraba la 'BBC'. Firmará para las tres próximas temporadas y será presentado el miércoles.

Ante las dificultades que entrañaba la llegada de Mauricio Pochettino, el gran deseado por el presidente pero atado al PSG, los crecientes recelos que suscitaba Antonio Conte, que rompió su contrato con el Inter pero reclamaba un elevado salario, y el miedo a quemar demasiado pronto a Raúl González, el Real Madrid optó por llamar a Ancelotti, que dejó un gran recuerdo en Chamartín.

Tres veces campeón de Europa como técnico, ya que la conquista de la 'orejona' en 2014 frente al Atlético, con Zidane como ayudante, se produjo después de que se coronase dos veces con el Milán, Ancelotti ganó también una Copa del Rey, una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes en las dos temporadas en que estuvo al frente del Real Madrid, pero la pérdida de una Liga que tenía bien encarrilada hasta enero motivó su cese a finales de mayo de 2015, dando paso a Rafa Benítez.

Desde entonces, ha entrenado a Bayern de Múnich (2016-17), Nápoles (2018-19) y Everton, equipo este último con el que rozó el billete para Europa en el último curso. Aunque los 'toffees' confiaban en que permaneciese en el banquillo de Goodison Park, no les ha quedado más remedio que activar un plan de emergencia para cubrir su hueco, ante la decisión de Ancelotti de aceptar, a sus 61 años, el nuevo reto que le ha planteado Florentino Pérez. "Aunque he disfrutado en el Everton, se me ha presentado una oportunidad inesperada que creo que es el movimiento correcto para mí y mi familia en este momento", dijo en su mensaje de despedida al club británico.

Experiencia y conocimiento del vestuario

Las virtudes de Ancelotti son diversas. Conoce a fondo el Real Madrid, es un técnico contrastado con una larga experiencia en la élite y será bien recibido en un vestuario en el que continúan varios pesos pesados de su anterior estancia en el banquillo blanco como Dani Carvajal, Luka Modric o Karim Benzema. Cualidades todas ellas que han pesado en la decisión de entregarle otra vez el bastón de mando.

La contratación de un nuevo entrenador se agilizó tras la misiva de Zidane en 'As', que causó dolor y estupor en las altas esferas del Real Madrid. El fichaje de Ancelotti servirá en este sentido para amortiguar el ruido generado por tan espinoso asunto, abriendo un nuevo capítulo que pasa una remodelación de la plantilla.

No en vano, son múltiples los frentes abiertos en los que trabaja el club y en los que pesará también la opinión del nuevo técnico, comenzando por el futuro de Sergio Ramos, que finaliza contrato el 30 de junio; la situación de Raphael Varane, al que se intentaría vender si sigue dando largas a la propuesta para renovar el vínculo que expira en junio de 2022; el posible regreso de cedidos como Martin Odegaard o Dani Ceballos, además de la pretendida salida de jugadores cuyo rendimiento ha estado por debajo de lo esperado y a los que se considera plenamente amortizados como Marcelo o Isco.

Otra 'patata caliente' es Gareth Bale, que regresará tras su cesión en el Tottenham y vivió dos buenas campañas a la vera de Ancelotti que dejaron como principales estampas aquella aceleración ante Marc Bartra que sentenció la final de Copa ante el Barça en Mestalla y el tanto del galés que puso por delante al Real Madrid en la prórroga ante el Atlético en Lisboa.

El retorno de Ancelotti no será el único, ya que con él volverá también Antonio Pintus, quien fuera preparador físico del Real Madrid entre 2016 y 2019. El turinés no acabó en buenos términos con Zidane, al que no le sentó bien que se quedase trabajando en el club tras su marcha en 2018. Pintus se afincó posteriormente en el Inter. Con su regreso, en Valdebebas esperan elevar el potencial físico de una plantilla que sufrió más de 60 lesiones durante el último curso, lo que puso el foco en la labor de Grégory Dupont, el último jefe de este departamento con Zidane.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión