Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

hockey hielo

El CH Jaca, un campeón con marcada denominación de origen

Los jaqueses sumaron el domingo con la Copa del Rey su primer título desde 2017 y lo hicieron sin extranjeros en sus filas, un hito en el hockey hielo español.

Los jugadores del CH Jaca, con su copa de campeones.
Los jugadores del CH Jaca, con su copa de campeones.
Miguel Ramón Henares

El partido había llegado a la prórroga donde el gol de oro decidiría el campeón. Ambos equipos, conscientes de que cualquier fallo era letal, se estaban mostrando conservadores. "En algún momento tenía que ocurrir algo y entonces Jaime Moreno cabalgó por la banda, hizo un pase a mi hermano que tiró a la portería más con la intención de que hubiese un rebote que de que la pastilla entrase directamente, pero pasó por debajo de las piernas de un defensa, el portero no la vio, se coló dentro y llegó el éxtasis". Guillermo Betrán, el capitán del Club Hielo Jaca todavía se emociona cuando recuerda la jugada con la que el domingo su equipo volvió a sumar un nuevo título a sus vitrinas, la Copa del Rey que los jaqueses conquistaron por 1-2 ante el Barça culminando una temporada en la que han ido de menos a más y poniendo fin a una sequía de éxitos que se prolongaba desde 2017, algo desacostumbrado para una entidad que puede presumir de un palmarés que incluye 16 copas –nadie tiene más– y trece ligas. Carbonell adelantó a los aragoneses, que en las semifinales el día anterior se habían deshecho del Puigcerdà, Gastón González, jaqués en las filas contrarias, igualó y ya en el tiempo extra Adrián Betrán llevó la felicidad a la pista de hielo de Jaca, donde no pudo haber público en toda la final a cuatro.

"Desde la temporada 1979-80 nadie había conseguido conquistar la liga o la copa sin extranjeros en sus filas", recalca "muy orgulloso" el presidente de los campeones, Antonio Betrán, padre de Guillermo y Adrián. El CH Jaca demostró que es posible. Solo uno de los 26 miembros del primer equipo no es de la localidad pirenaica, el portero madrileño Raúl Barbo. Además, el 40% tiene menos de veinte años.

"Nuestro proyecto está centrado en la cantera", afirma el dirigente, cabeza principal de una junta directiva que al tomar las riendas del club en 2019 se encontró con una amenazante deuda de 88.000 euros ya prácticamente saneada. "Hay que alabar mucho el esfuerzo de nuestros jugadores, todos son amateurs que entrenan cuatro días a la semana a las 21.00 y que en muchos casos se desplazan desde Huesca y Zaragoza donde estudian", subraya.

"El título no es una sorpresa, pero el equipo no estaba hecho para ganar, no sentíamos esa presión", reconoce el Betrán capitán, que debutó en 2000 cuando tenía 14 años, y que recuerda que "hace tres años no competíamos para ganar, competíamos para sobrevivir".

El Jaca comenzó la temporada dubitativo, con bajas destacadas en sus filas que no se pudieron incorporar hasta más adelante, y ha sido en los últimos meses cuando ha despegado llegando en la liga hasta las semifinales, donde su verdugo fue precisamente el Barça, futuro campeón. "Todo el mundo coincide en que fue una final anticipada", explica Guillermo.

Ahora, con el buen poso que deja la Copa del Rey, toca planificar el futuro de un equipo y de un club con 190 deportistas entre sus secciones de hockey hielo, patinaje artístico y curling que además nutre de jugadores a muchos de sus rivales. "El año que viene tendremos que ser ambiciosos y buscar cómo elevar el nivel", anuncia el presidente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión