Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

baloncesto

El Casademont Zaragoza gana en Sevilla y ya mira al 'play off' (82-85)

La sobresaliente actuación de Brussino lidera un nuevo triunfo de los aragoneses, que se hallan a un solo partido de la octava posición. 

Otro paso hacia el ‘play off’. El Casademont Zaragoza también ganó en Sevilla, en la pista del Real Betis (82-85), y prolonga su exitosa trayectoria de 2021: desde que comenzó el año, los aragoneses han ganado ocho de sus nueve compromisos oficiales, entre la Liga Endesa y la Champions League, lo que le ha reportado importantes réditos en las dos competiciones. En el torneo doméstico, los de Sergio Hernández se hallan a un solo triunfo de la octava posición, tras haber protagonizado una escalada espectacular en las últimas jornadas; y en Europa, los zaragozanos iniciarán mañana su recorrido en la segunda fase continental, con un exigente partido en la pista del Dinamo Sassari.

San Miguel y Jacob Wiley formaron parte del quinteto titular. El base regresaba a las pistas, una vez recuperado de la lesión que se produjo en la mano izquierda, el pasado 22 de noviembre, durante el partido ante el Barcelona, y que precisó de una intervención quirúrgica -sufrió la rotura completa del ligamento colateral cubital del pulgar izquierdo-. Mientras, Wiley fue contratado el pasado jueves, procedente del Herbalife Gran Canaria, y jugó de inicio pese a completar una sola sesión de trabajo con sus nuevos compañeros. El pívot macedonio fue, precisamente, el jugador más productivo de los zaragozanos en los primeros compases del duelo, al aportar 6 puntos en apenas cuatro minutos (6-8). Poco después, rebasado el cuarto de hora, el choque se tornó áspero, trabado, descontrolado; y desembocó en un concierto de errores, imprecisiones, precipitaciones y malas selecciones de tiro. El Casademont, de hecho, acumuló hasta seis pérdidas de balón en el acto inaugural, y cerró el primer cuarto con sólo 16 puntos facturados -siete de ellos desde la línea de personal-. Mientras, los sevillanos exhibían un desatino inusual en sus lanzamientos, con dos triples convertidos de sus 11 intentos (14-16).

Sulaimon, con una canasta de ingenio, Javi García, con dos tiros libres, y Elias Harris, con una acción bajo los aros, ampliaron la renta de los zaragozanos (14-22) en apenas 90 segundos. Por entonces, el equipo aragonés se había fortalecido atrás, anulando cada uno de los ataques de su oponente. El Real Betis reaccionó de la mano de Ndoye, quien redujo distancias con dos jugadas consecutivas, prácticamente idénticas, en las que superó a Hlinason con una facilidad sorprendente. El pívot senegalés, sin embargo, era el único recurso ofensivos de los andaluces, quienes, además, habían acentuado su desacierto desde el perímetro hasta un paupérrimo 14% de efectividad: 2 de 14 en triples. De esta forma, el Casademont estableció la máxima ventaja del choque (18-29), después de una canasta de Harris y dos geniales intervenciones de Nico Brussino.

Foto partido Real Betis - Casademont Zaragoza, Liga Endesa
Foto partido Real Betis - Casademont Zaragoza, Liga Endesa
acb Photo / D. Ligero

El conjunto local vivía sus peores minutos. Ni siquiera -ahora sí- dos triples consecutivos, de Ouattara y Torres, le permitieron recuperar el pulso. Al contrario, el cuadro aragonés mantuvo sus elevadas prestaciones defensivas -incluso fue capaz, por fin, de gestionar con inteligencia sus faltas personales-, al margen de emplearse con criterio y seguridad en sus acciones de ataque. En este escenario, el equipo de Sergio Hernández gobernaba el marcador al descanso, tras un certero triple de Dylan Ennis sobre la bocina (31-41).

Nico Brussino era por entonces el mejor jugador del duelo, con 15 créditos de valoración en apenas 11 minutos de juego. El argentino, muy incisivo, sumaba 8 puntos, 7 rebotes, 1 asistencia, 2 recuperaciones de balón y 2 faltas recibidas. Su contribución resultó capital para que los visitantes iniciaran el despegue en el marcador. También Ennis (10 tantos) y Elias Harris (8 puntos, sin fallo en sus lanzamientos) ayudaron a edificar la renta de los zaragozanos. Por su parte, los únicos argumentos de la escuadra local atendían a Ndoye y Ouattara; muy poco bagaje para poder aspirar a la victoria.

El Casademont Zaragoza se mantuvo firme en los primeros compases de la reanudación. Wiley exhibió sus capacidades físicas y su facilidad para anotar; San Miguel dirigió al equipo con ritmo y criterio; y Barreiro se aplicó su constancia, energía e intensidad habituales, sumando de nuevo en los dos lados de la pista. Sin embargo, bastaron tres pérdidas de balón, dos malas decisiones y tres desajustes defensivos para que el Real Betis volviera a creer (47-49), tras un parcial de 10-0, justo en el ecuador del acto. Los aragoneses, por entonces, acumulaban tres minutos sin anotar. Elias Harris, con cinco tantos consecutivos, salió al rescate en un momento especialmente comprometido para los aragoneses, ahora permanentemente superados. Los béticos habían recuperado a Feldeine (16 puntos), pero el Casademont logró sobreponerse en el tramo final del cuarto, tras muy buenos minutos de Nico Brussino y de Javi García. A la media hora, los visitantes seguían gobernando la contienda (57-62), pese a la evidente mejoría experimentada por los sevillanos.

Foto partido Real Betis - Casademont Zaragoza, Liga Endesa
Foto partido Real Betis - Casademont Zaragoza, Liga Endesa
acb Photo / D. Ligero

El equipo aragonés aumentó la distancia poco después, tras una antideportiva de Randle y un lejano triple de Nico Brussino (57-67); pero los locales reaccionaron con rapidez (64-67), e incluso dispusieron de un lanzamiento liberado de Feldeine, desde más allá del arco, para haber igualado el partido. El choque era enérgico, intenso, trepidante, sin respiro, con los conjuntos empleándose con contundencia y vigor atrás. Una vehemencia que enseguida se tradujo en numerosas faltas, con ambos contendientes ya en bonus a seis minutos y medio para el final. Dos tiros de Ndoye igualaron el duelo (71-71), en el ecuador del acto definitivo. Emergió entonces la figura de Nico Brussino, decisivo en el triunfo de los zaragozanos. El argentino -brillante, determinante, genial- asumió la responsabilidad en los momentos de fragor, siempre con acierto, y acabó sentenciando un rival siempre presto al combate. El Real Betis cayó de manera digna y decorosa, tras un desgaste formidable; pero el desenlace fue justo: el Casademont acumuló más méritos para adjudicarse la victoria, con Brussino como principal ejecutor. El alero finalizó el encuentro con 29 créditos de valoración, fundamentados en 20 puntos, 11 rebotes y 2 asistencias en 26 minutos de juego. 

Ficha técnica

82 - Coosur Real Betis (14+17+26+25): Campbell (4), Almazán (4), Feldeine (18), Nick Kay (4), Jordan (1) -quinteto inicial-, Borg (-), Ndoye (21), Ouattara (19), Tisma (-), Torres (4) y Randle (7).

85 - Casademont Zaragoza (16+25+21+23): San Miguel (-), Ennis (16), Barreiro (7), Benzing (-), Wiley (13), -quinteto inicial-, Brussino (20), Sulaimon (2), Hinason (5), Javi García (4) y Harris (18).

Árbitros: Juan Carlos García, Jorge Martínez y Alfonso Olivares. Eliminaron por cinco personales al visitantes Javi García (min. 34).

Incidencias: Partido de la vigésima cuarta jornada de la Liga Endesa celebrado a puerta cerrada en el Palacio Municipal de los Deportes San Pablo

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión