Despliega el menú
Deportes

Los Hispanos debutan ante Brasil en un Mundial condicionado por el virus

La selección de Jordi Ribera, corta de preparación, inicia su camino hacia las medallas frente a un rival que no podrá contar con el portero Tercariol, el lateral del Barça Petrus ni su seleccionador, Marcus Tatá, positivos por covid.

Los Hispanos debutan ante Brasil en un Mundial condicionado por el virus
Los Hispanos debutan ante Brasil en un Mundial condicionado por el virus
Instagram

Con más dudas que certezas ha echado a andar el Mundial de Egipto y con idéntica incertidumbre da su primer paso la selección española, que hoy mide sus sensaciones con Brasil (18:00, Teledeporte) después de una preparación atípica que no pudo apuntalar debido a la suspensión de amistosos y la celebración de la Final a Cuatro de la Liga de Campeones. Un escenario inédito, al que se enfrentan todas las selecciones presentes en este torneo, que está todavía más condicionado por la velocidad de propagación del virus. Ha provocado las bajas de última hora de selecciones como la República Checa y Estados Unidos, y también ha alterado convocatorias como las de Alemania -varios jugadores han renunciado- o la de la propia Brasil, que no puede contar con su portero titular, el jugador del Benidorm Leo Tercariol, el lateral del Barça Petrus ni con su seleccionador, Marcus Tatá, todos ellos positivos en covid-19. Al combinado sudamericano, en el que sí estará el jugador del Recoletas Atlético Valladolid Arthur Patrianova, lo dirigirán de este modo los auxiliares Giancarlos Ramirez y Leonardo Bortolini.

Poco se habla de balonmano, por lo tanto, y mucho de factores externos en un arranque que pone en duda hasta el favoritismo de algunas selecciones. El que señala a España debe ir labrándose partido a partido dentro de un formato, dividido en dos fases, que arrastra los puntos entre rivales directos y que volverá a tener en los cruces su punto de inflexión. Campeones en 2005 y 2013, los Hispanos quieren repetir la mejor versión ofrecida en los dos últimos Campeonatos de Europa.

La expedición aterrizó en El Cairo en la noche del pasado miércoles, pasó en el mismo aeropuerto un primer test de antígenos, y realizó este jueves su primera sesión de entrenamiento ya asentada en la nueva capital y después de ser sometida a otra prueba PCR. Jordi Ribera cuenta con el mismo bloque que se proclamó hace un año campeón de Europa, sin Julen Aguinagalde y la incorporación del portero Sergey Hernández y el pivote Rubén Marchán.

El seleccionador se mostraba optimista poco antes de emprender viaje a El Cairo. "Las sensaciones son bastante buenas y el trabajo es correcto, más allá del frío y el contexto que hemos tenido. Esperamos trasladar todo esto a la competición en Egipto". En el último Mundial España derrotó en su debut con contundencia a Baréin (23-33).

Etiquetas
Comentarios